“Joder”

Victoria Sau en su Diccionario Ideológico Feminista establece que el término “joder” es una de las voces más usadas en terrorismo verbal sexista, y que indica agresión, desprecio y, simultáneamente, encadenamiento pasivo del agredido. Representa el principio activo masculino en el plano de la pura genitalidad obscena y soez sin reciprocidad posible “con la otra”, la cual, según el verbo joder, ejerce siempre de víctima. La perspectiva feminista ha logrado que el mundo hoy sea más humano y, particularmente, más equitativo. Por ello llama la atención el descuido del Presidente de la República en el uso de dicho término. No se trata de caer en el puritanismo sino de evitar que consciente o inconscientemente se reproduzca una violencia de la cual el primer mandatario debe ser el primero es proscribir.

Una de las consecuencias inmediatas de las redes sociales es precisamente la violencia que existe de todos contra todos. Es palpable y, desde mi perspectiva, deleznable que uno de los favoritos para agredir es precisamente el Primer mandatario. Y no se trata precisamente de defender a la persona, sino lo que todos los mexicano debemos de anteponer es la investidura presidencial.

Qué bueno que se pretenda modificar el esquema de comunicación a partir del uso de términos más coloquiales y “cercanos” a la gente, pero ello no es óbice para incurrir en esquemas lingüísticos que ofenden y agreden, independientemente del contexto en el que se utilice. Es menester, que todos los mexicanos protejamos la investidura presidencial, pero es más importante que el titular de la misma encabece el cuidado y protección de la misma. Se debe desterrar la violencia sexista, venga de donde venga. De lo contrario, la escalada de violencia seguirá creciendo a niveles incontrolables, no sólo la física sino predominantemente la verbal.

zagrav@politicas.unam.mx

@NVS_

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.