« Peligra "sushi" en Chile por carestía de arroz | Principal | Piden a Corte de EU proteger a migrantes »

Eliminan el adulterio del Código Penal Federal

JOSÉ VÁZQUEZ
Con 301 votos a favor, 31 en contra y 8 abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la Comisión de Justicia con lo cual elimina el delito de adulterio del Código Penal Federal.

En su última asamblea del periodo ordinario de sesiones, presidida por la perredista Ruth Zavaleta, los legisladores federales dieron luz verde al documento para derogar el Capítulo IV del Título Decimoquinto del Libro Segundo del Código Penal Federal, y en el cual se precisa que la conducta de adulterio no se encuentra definida en el tipo penal respectivo, pues únicamente señala la sanción aplicable y la circunstancia de modo y lugar en que se comete dicho delito.
No obstante, el adulterio se mantiene como una causal de divorcio contemplada en el Código Civil, pero que deja de ser una conducta delictiva como sucede en el Distrito Federal y otras entidades de la República. “La tipificación del delito de adulterio afecta principalmente a las mujeres”, aseguró desde la tribuna la presidenta de la Comisión de Equidad y Género, la perredista Maricela Contreras.
“Sin duda es un tipo penal que carece de certeza jurídica y viola el principio o garantía de taxatividad, ya que no describe en qué consiste la conducta delictiva, dejándolo a la interpretación del juzgador, lo que vulnera el artículo 14 constitucional”, subraya el dictamen avalado por el pleno camaral.
Al hacer uso de la palabra, la diputada Maricela Contreras Julián (PRD), destacó que es importante esta reforma y que los estados deben actuar en consecuencia para modernizar y actualizar sus códigos civiles y penales, cuya obsolescencia afecta de forma directa a las mujeres.
El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define el adulterio como el mantenimiento de relaciones sexuales extramatrimoniales estado casado el hombre o la mujer o ambos.
La legisladora Maricela Contreras señaló en entrevista que “en la mayoría de los asesinatos de mujeres se pone como pretexto que fue por adulterio, sea verdad o no, debido a que es un atenuante para disminuir las penas a los asesinos”.
Explicó que muchas de las actuales leyes se han vuelto obsoletas y que además sirven de pretexto para atenuar las penas cuando hay asesinatos de mujeres. “Nos parece que es un elemento que ayuda y que quita un asunto que sirve para la justificación del asesinato de las mujeres”, insistió.
Consideró que en la mayoría de las estadísticas, son las mujeres quienes por este pretexto son asesinadas, además, que en los estados en los que todavía existe este concepto como delito, es inoperante, debido a que no se tiene noticia de algún caso, porque los propios requerimientos que se piden para comprobar el adulterio, son imposibles de cumplir.
“Un asesinato, es un asesinato. No hay ningún tipo de justificación que avale que se mate a otra persona y en este sentido, resulta absurdo que por el argumento del adulterio, quien asesine a una persona tenga una disminución de pena corporal que le permite salir antes de la cárcel o no pisarla”, añadió.
Por otro lado, el pleno de los diputados federales también avaló con 321 votos en pro, uno en contra y 18 abstenciones, el dictamen que reforma el Código Penal Federa para incrementar de 30 a 60 años de prisión las penas para los delincuentes que cometan homicidio en contra de servidores públicos encargados de la administración o procuración de justicia, así como agentes policiales y de personal del Ejército, Fuerza Aérea y Armada.
El documento adiciona un párrafo tercero al artículo 315 Bis del Código Penal Federal, que además prevé que tratándose de lesiones, se le aumentará la sanción hasta el doble de la que corresponda por la lesión simple causada.
El dictamen señala que a los legisladores no sólo corresponde crear normas que permitan prevenir y enfrentar a la delincuencia organizada, sino crear mecanismos legales que ayuden a proteger a los servidores públicos que cada día se enfrentan a los criminales y que en muchas ocasiones resultan víctimas de la misma criminalidad.
También se considera al personal del Ejército como sujeto pasivo, toda vez que está en constante lucha contra la delincuencia organizada.
Se estima que la delincuencia organizada se ha infiltrado en los cuerpos de seguridad pública y que a través de la intimidación, practica una especie de terrorismo contra los cuerpos de seguridad, aunado a la ejecución de sus elementos a plena luz del día.
La reforma sanciona con mayor rigor la pena prevista en los artículos 298 y 320 del Código Penal Federal. Fue turnada al Senado para su análisis y votación.
Los diputados también aprobaron con 325 votos a favor, cero en contra y 6 abstenciones reformas al Código Civil Federal, mismas que prevén que el pasaporte sirva como documento oficial alternativo al acta de nacimiento en los requisitos para contraer matrimonio.
Se refiere que en 2006, más de 11 mil 200 extranjeros contrajeron nupcias en México, de ahí que se agregue el pasaporte como documento alternativo al acta de nacimiento, permitiendo así que los contrayentes puedan presentar su solicitud de matrimonio ante el Oficial Registrador ante el cual celebrarán el contrato respectivo.
Durante la sesión, fueron validados dos dictámenes de las comisiones unidas de Defensa Nacional y de Equidad y Género; el primero, por 332 votos, reforma los artículos 10, 122 y 132 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea para garantizar a la mujer que pueda alcanzar todos los grados militares en los distintos niveles de mando.
La propuesta establece que en los sistemas de selección no podrán existir más diferencias por razón de sexo, salvo aquellas derivadas de las distintas condiciones físicas que, en su caso, puedan considerarse en el cuadro de condiciones exigibles para el ingreso.
También se afirma que no es legítimo ni democrático que existan limitaciones a los derechos de libertad de pensamiento e igualdad de oportunidades para aquellas mujeres que deseen seguir la carrera militar.