Se incrementan ataques de víboras, arañas y alacranes en el Valle de México

Irene Licona

Cada año en la Zona Metropolitana del Valle de México aumenta entre 10 a 20 por ciento el número de casos por mordedura o piquetes de animales ponzoñosos, como alacranes, víboras de cascabel y orugas; además de arañas –“viuda negra”, “capulina” y “violinista”- informó Patricia Escalante Galindo, jefa del Servicio de Toxicología del Hospital Juárez de México (HJM).

Precisó que el 2017 se atendieron cerca de 30 casos de pacientes que fueron mordidos por arañas “capulinas” o “viuda negra”, mientras que en lo que va del presente año suman cuatro.

Entrevistada luego de haber atendido a una joven de 18 años de edad que fue mordida por una araña venenosa, señaló que el mayor número de mordeduras de animales de ponzoña ocurre en verano.

La especialista hizo notar que el Centro Toxicológico del HJM –único en su tipo en México y Latinoamérica- atiende un mayor número de personas con envenenamiento especialmente por mordeduras de serpiente cascabel, araña (“capulina”, “viuda negra” o “violinista”) alacrán, y en menor grado avispas, abejas o animales marinos, como “agua mala”.

Refirió que dicho Centro –del que por cierto es directora- ofrece atención médica especializada, en el área de urgencias para adultos, terapia intensiva y consulta externa. También atiende intoxicación por consumo de medicamentos y exposición a cáusticos, ácidos o álcalis.

viuda negra

Esta unidad opera el Banco de Antídotos y Antagonistas, equipado con tecnología y suficiente cantidad de dosis.

En cuanto al caso de Valeria Hidalgo Flores, la chica que fue trasladada en helicóptero oportunamente por elementos de Grupo “Relámpago” desde el Hospital  General Guadalupe Victoria, en el municipio de Texcoco (Estado de México), resaltó la importancia de que la madre de la paciente haya actuado oportunamente, ya que las mordeduras de este tipo de arañas pueden traer complicaciones muy graves y hasta causar la muerte. “A los menores de edad y a los adultos mayores le afecta más”, recalcó.

Por su parte la señora Erika Leonor flores, madre de Valeria, explicó que tras el ataque de la araña, decidió llevarla al hospital. “Hay mucha gente que recomienda remedios caseros, como untar ajo en la parte afectada, pero decidí que era mejor llevarla al Hospital General de Texcoco, ya que las mordeduras de araña venenosas poder ser muy peligrosas si no se atienden rápido”.

Dijo que en el hospital le dijeron que el ataque había sido de una araña “capulina” o “viuda negra”, y que iban a trasladar a su hija al Juárez, por contar con la línea más completa de antivenenos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.