MORENA arrasó con bastiones del Grupo Atlacomulco y PAN

La hegemonía priista derrotada por el hartazgo ciudadano con los cacicazgos y el visible deterioro en la calidad de vida

IMAGEN: INTERNET

A la cabeza de 55 de 125 alcaldías, en conjunto Morena, el Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social gobernarán a más de 10 millones de mexiquenses. Hoy, Morena sólo administra Texcoco.

  • Además de golpear el ego del Grupo Atlacomulco al ganar ese municipio, Toluca, Ecatepec y Huixquilucan, la ola morenista le quitó al PAN Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Coacalco, lo que alguna vez se consideró el “corredor azul”.
  • Al PRD le arrebató Valle de Chalco, Los Reyes la Paz y otras demarcaciones que en algún momento formaron parte del “corredor oriente”.
  • Los resultados del PRI cayeron hasta la tercera posición, pero desagregando a los integrantes de la coalición Por el Estado de México al Frente podrá quedarse como segunda fuerza local, aunque muy disminuida, que le alcanzará para administrar 23 alcaldías (hoy tiene 83) y acceder hasta a nueve curules locales.
  • La coalición PAN-PRD-MC, con millón y medio de votos en promedio, gobernará 35 municipios. En la actualidad el PAN gobierna 18 y el PRD, 16.

Cacicazgos

El gobierno del Estado de México no conoce la alternancia. El PRI mantiene el control, ahora a través de Alfredo del Mazo, hijo y nieto de exgobernadores. Incluso en su época más complicada (en 2000, con el triunfo de Fox), cuando surgieron los denominados “corredores azules” de los valles de México y Toluca.

Los amarillos al sur y al oriente, el PRI retenía la mayoría de los ayuntamientos: 69. Ahora apenas podrá aferrarse a 23, entre los que se enlistan los antorchistas Chimalhuacán e Ixtapaluca como los más poblados.

  • Con 26 mil 161 votos, Roberto Téllez, de la coalición Juntos Haremos Historia, derrotó en Atlacomulco al priista Joel Huitrón Colín, quien obtuvo sólo 15 mil 520 sufragios.
  • La alcaldesa con licencia de Atlacomulco, Anna María Chimal Velazco, cuñada de Verónica Peña Nieto; y Héctor Velasco Monroy, exdirector general de Diconsa y amigo del presidente Peña Nieto, también perdieron en los distritos local y federal, respectivamente.
  • En el lugar de residencia de la élite política estatal, Metepec, Carolina Monroy del Mazo, prima del presidente Enrique Peña y del gobernador Alfredo del Mazo, cayó al tercer lugar.
  • Rumbo al Senado, el exgobernador César Camacho y su compañera de fórmula, la exdirigente estatal priista, Alejandra del Moral, no alcanzaron la curul de primera minoría, al verse rebasados en votos por el Frente.
  • En Toluca, sede de los poderes públicos del Estado, perdió la reelección Fernando Zamora, exdiputado local y exdirigente del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México. Ni la senadora con licencia María Elena Barrera Tapia ni la diputada federal con licencia Martha Hilda González Calderón, ambas exalcaldes de la capital mexiquense, ganaron los distritos de mayoría relativa con cabecera en esta ciudad.
  • En Huixquilucan, otrora administrado por Alfredo del Mazo, fue contundente el triunfo del alcalde panista con licencia Enrique Vargas y el tricolor tampoco alcanzó la diputación local.

Juntos Haremos Historia le arrebató al PRI todos los cargos en Ecatepec, municipio de origen del exgobernador Eruviel Ávila y considerado joya de la corona, por ser el más poblado de la entidad.

El diputado local con licencia Isidro Moreno Árcega no alcanzó la alcaldía, ni Bianca Candy Ramos Ponce –hija de la exdiputada federal y exvocal ejecutiva del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, Norma Ponce– la diputación local.

Con 10 mil 202 votos, la morenista Esperanza González Martínez derrotó en Acambay (parte del feudo Atlacomulco) a Daniel Sámano Jiménez, hijo del diputado local Miguel Sámano, mano derecha de la administración del exgobernador Arturo Montiel y actual presidente de la Junta de Coordinación Política en la Legislatura local, quien tuvo sólo 9 mil 934 sufragios.

Victoria significativa

La victoria de Juntos Haremos Historia en Atlacomulco –de donde surgió el grupo gobernante de México– es posiblemente la más representativa del país.

Sobre Roberto Téllez, alcalde electo con 51% de la votación, pesa una etapa de su vida que lo vincula con el exgobernador Arturo Montiel: fue pareja de su hermana y con ella procreó un hijo. No obstante afirma que de ninguna manera esa relación influirá en su toma de decisiones.

  • “Comencé la relación con su hermana cuando él era presidente del PRI, yo era director y gerente de planta de varias fábricas en Atlacomulco y Santiago Tianguistenco.
  • Cuando se convirtió en gobernador, él me invitó a trabajar, estuve en la administración alrededor de dos años, pero la situación con su hermana no se dio, y como yo no soy ningún lamebotas decidí separarme, no continuar en el puesto, y me dediqué a mis negocios; desde entonces no volví a tener ningún trato con él”, dice Téllez.

En represalia por concluir la relación, asegura que sufrió acoso del ayuntamiento por medio de otro de los hermanos Montiel, quien como titular del organismo de Agua Potable pretendió fincarle multas por hasta 300 mil pesos.

–¿Hay garantías de que en su gobierno no servirá de refugio al Grupo Atlacomulco, que finalmente fue rechazado en las urnas? –se le pregunta a Téllez.

  • –Desde luego quiero que mi pueblo me exija. Actualmente hay gente en varias áreas que son compromisos de la actual y las pasadas administraciones: gente que viene de Ecatepec, de Metepec, de Toluca, y que son compromisos. En Atlacomulco hay gente muy preparada que deberá ocupar esos lugares, de ninguna manera hay cuotas o compromisos.
  • Del gobernador Del Mazo dice esperar un trato respetuoso si desea que su partido conserve cierta autoridad: “Debe tener muy en cuenta que tendremos aliados en la Cámara de Diputados y haremos valer nuestros derechos como municipio autónomo, respetuoso de la autoridad estatal y en mancuerna con la autoridad federal”.
  • El alcalde electo de Atlacomulco considera que si bien el fenómeno López Obrador jugó un papel determinante en su triunfo, éste es resultado de la conjugación de una serie de circunstancias que llevaron al PRI a perder el municipio: “Se conjugaron una serie de factores; también el candidato, la propuesta, el conocimiento del terreno, aunado a que la labor de nuestro paisano como presidente de la República no ha sido la más adecuada”.

En 2015 Téllez contendió por la alcaldía bajo las siglas del PT; ese partido tradicionalmente había tenido entre 200 y 300 votos, pero entonces se convirtió en segunda fuerza con más de 8 mil 500, por encima del PAN y del PRD.

Y pese a que un presidente de la República y cinco gobernadores han emergido de esa demarcación, el morenista advierte que ese poderío jamás se tradujo en mejoras para las comunidades: “Es increíble que todavía tengamos rezagos de luz, de agua, de drenaje; que tengamos comunidades con índices de marginalidad parecidos a Oaxaca y Chiapas, como San Felipe Pueblo Nuevo”. /CON INFORMACIÓN DE PROCESO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.