Superdelegados: ¿Virreyes o extensión de la Presidencia Imperial?

Son del dominio público las reuniones de Andrés Manuel López Obrador con actores políticos, económicos y sociales, con quienes ha intercambiado ideas y esbozado parte de su Programa Federal de Gobierno, entre las que están los encuentros con diputados y senadores electos de su partido a quienes adelantó una serie de Reformas y Contrarreformas: Fiscales, Judiciales y Administrativas.

En dichos encuentros les anunció que sacaría de la Ciudad de México a gran parte de las Secretarías de Estado para trasladarlas a casi una veintena de Entidades, dejando aquí sólo a dependencias como la Defensa, Marina, Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda, mientras que el resto deberán emigrar con todo y su personal a diversas regiones de la República.

Dicha movilización implica trasladar a 13 Secretarías y 299 dependencias del Gobierno Federal, algo así como desplazar a 3 millones de empleados que requerirán casas, escuelas, hospitales, vialidades, centros deportivos y de entretenimiento, cuyo costo estimado es de 127 mil 830 millones de pesos a erogarse a lo largo del sexenio, sólo en nuevas oficinas y su equipamiento.

De igual forma, dio a conocer la eliminación de decenas de funcionarios federales comisionados en los Estados, los cuales serán sustituidos por 32 Delegados Regionales de Programas de Desarrollo, buscando reducir el aparato burocrático, pues en muchas entidades hay más de 20 oficinas, cuyos salarios integrados brutos van de los 33 a 192 mil pesos mensuales, más prestaciones.

Además hay subdelegados con sueldos de más de 50 mil pesos, que tienen a su cargo 12 empleados en promedio, con sueldos de 20 a 38 mil pesos al mes, con plazas de coordinadores o jefes de departamento. Lo que significa una millonaria sangría financiera al erario, por lo que ahora sólo habrá un delegado por Entidad Federativa, que en su mayoría anhelan ser Gobernador(a) como en el EdoMex.

Foto: Andrés Manuel López Obrador, se reunió con los delegados estatales y regionales del próximo gobierno democrático/ Twitter @lopezobrador_

El quid del asunto, advierten expertos en Federalismo, es el temor fundado en  reinstalar la “Presidencia Imperial” en México, lo que de inicio violenta la soberanía territorial y amenaza con concentrar el Poder político y los Recursos económicos en una sola persona, misma que hará y deshará a su antojo reeditando el Maximato que en el pasado nos llevó a la confrontación social.

Y es que el fondo de la disputa no radica en la eliminación de duplicidades administrativas ni evitar la alta corrupción y/o detener el derroche millonario, sino en el clientelismo político que debilitará la autoridad de los Estados y Municipios, lo cual académicos y politólogos han llamado un peligro en crear modernos virreyes que solo rendirán cuentas al Imperio, en demerito de su Soberanía local.

Los malquerientes de amlover añaden que es una estrategia muy estudiada de posicionamiento electoral del presidente electo y no están tan errados pues en 2021 hay elecciones intermedias; además, el Sistema de Partidos esta resquebrajado luego de la pasada elección federal, incluso el partido ganador Morena, ya que muchos son los que se dicen y sienten acreedores de la victoria.

Ya en el pasado (2006), Josefina Vázquez Mota estando al frente de la Sedesol, desvió cientos de millones del Programa de Vivienda Rural, que beneficiaría a cerca de 5 mil 500 familias, para utilizarlo en la creación de organizaciones fantasmas, de ahí que esos recursos se desviaron a las propias campañas electorales de ese año, lo cual contribuyó a la victoria del PAN y Calderón.

Según informes de la ASF, también Rosario Robles Berlanga, como titular de la misma Sedesol desvió 995 millones de pesos; mientras que al frente de Sedatu fueron unos 1,160 millones de pesos, bajo el esquema de triangulación de servicios que nunca se prestaron, en complicidad con el otrora Secretario de Hacienda y excandidato presidencial, José Antonio Meade, a las campañas.

A decir del presidente electo los Superdelegados tendrán 3 funciones básicas: 1. Garantizar que el gasto federal llegue a obras, sin intermediarios; 2. Vigilar las compras con recursos federales y transparentar licitaciones; y 3. Depurar los padrones de beneficiarios de programas sociales; pero ¿qué del Pacto Federal?, plasmado en la Constitución de Cádiz, base de nuestra Carta Magna.

Pero si se trata de ahorrar, debemos comenzar por hacer efectivo aquello de suprimir la pensión a Expresidentes y sus viudas, como la célebre Alexandra Aćimović Popović, mejor conocida como Sasha Montenegro, que por haberse casado con José López Portillo, recibe dinero y beneficios de primera dama, hablamos de escolta del Estado Mayor Presidencial, Seguros y Viáticos.

También están los miles de millones de pesos que paga el pueblo por seguros de gastos médicos mayores a funcionarios del Gobierno Federal, excesivos gastos de Secretarías, prerrogativas a integrantes del Poder Legislativo y Judicial, jubilados y en funciones; amen de corruptos servidores públicos que se pensionaron en paraestatales como Nafin, Banobras, PeMex y CFE.

De ahí que surgen interrogantes: ¿Dónde están los miles de millones de pesos que la federación entregó a Gobernadores del PRI, PAN y PRD, a través de los años?, ¿Qué de los miles de millones de dólares que contrajeron los Presidentes y Gobernadores en turno, como Deuda Pública?, ¿Para ellos también perdón… los Moreira, Duarte, Borge, Padrés y muchos otros más que nos saquearon?

¿Hasta dónde el “brazo de la ley” ajusticiará a los apátridas neoliberales que con sus Reformas Metaconstitucionales otorgaron a través de los años recursos naturales y empresas: Ferrocarriles, Mineras, Bancos, Hidrocarburos, Tierras y Agua, así como desmantelaron los servicios de Salud y Educación, en aras de cederlo a poderosos conglomerados privados, sobre todo extranjeros?

Lo deseable es definir alcances de Secretarios y/o Superdelegados en los Estados, a fin de que sean coadyuvantes a los Gobiernos locales no su acicate, pues podrían convertirse en el primer descalabro de la Cuarta Transformación de México, ya que lo último que requerimos es divisionismo y control unipersonal emanado de la Presidencia Imperial… sino la Nación se los demandará!!!

Twitter@Armando_Alcocer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.