Sexo en el agua

Hola amigo lector del mejor diario digital de México: www.puntoporpunto.com/web bienvenido a la sección “sexo y salud”, un espacio de sexualidad médica y temas diversos. Como es bien sabido un componente importante en la práctica de la sexualidad humana es la imaginación o las fantasías, por lo que hoy dedicaremos nuestro espacio para hablar acerca de “sexo en el agua”, un tema poco revisado pero muy practicado o al menos bastante imaginado e idealizado por muchas parejas.

Recuerda el correo electrónico a tu disposición en espera de tus dudas, comentarios y sugerencias: [email protected] así como la dirección de twitter del autor: @jd_contreras

Por excelencia, el agua suele estar en muchas de las fantasías sexuales tanto de hombres como de mujeres, desde la bañera, pasando por el sofisticado jacuzzi, una piscina e incluso la imagen de una playa al atardecer y los cuerpos mojados por las olas del mar.

El elemento líquido natural prácticamente inunda muchas de nuestras fantasías eróticas y las historias de aventuras osadas además de guardar sorpresas que sólo la práctica devela; en el agua proyectamos al máximo la imaginación. El agua

rodeándonos nos seduce, e invita a la pasión y el desenfreno de ese ser elemental e instintivo que somos, tiene un potencial infinito para provocarnos placer. Solo pensemos en la cadencia de los movimientos cobijados por la liviandad del cuerpo bajo el agua así como en las distintas posiciones que se pueden practicar con más facilidad y flexibilidad.

Según encuestas realizadas sobre hábitos sexuales humanos, el agua es uno de los sitios preferidos para practicar sexo.

El agua es también sinónimo de humedad y representa una señal de que las cosas están funcionando bien en una relación sexual. Gotas de sudor en el cuerpo, humedad vaginal y fluidos que se desplazan por el cuerpo indican que hemos pasado de la pasión a la excitación y estamos camino al placer total.

De igual manera se debe aprovechar el movimiento natural de las aguas para provocar al cuerpo y experimentar sensaciones que no se consiguen en otro medio físico.

Los expertos aconsejan aprovechar las bondades del agua en el preámbulo, pero terminar en tierra firme, pues aunque la penetración en el agua no causa dolor a la mujer, ya que lubricación natural de una vagina no se pierde, sí sucede que

junto al pene también entra agua en la vagina y el agua de la piscina, el mar, o de la tina además de brindar una experiencia sexual fascinante, también puede provocar irritaciones por producto de jabones, arena de mar o algunas bacterias.

Una de las múltiples cualidades que posee el agua a la hora del erotismo es la facilidad para explorar todo tipo de posturas, ya que los amantes pueden llegar a sentirse acróbatas sexuales o ponerle ese toque de creatividad que quizás, fuera de ella, no es tan fácil de lograr.

Afirman los sexólogos que la piel y el pelo mojados suelen ser factores que aumentan la libido.

Besarse y tener sexo oral debajo del agua es otra experiencia con demasiada satisfacción, aunque deben tomarse ciertas precauciones en su práctica, como el hecho de tener cierto control respiratorio para no terminar tosiendo o ingiriendo líquido, situación que terminaría con el romanticismo.

Existe la falsa creencia de que la práctica sexual estando inmersos en el agua puede resultar dolorosa para la mujer, porque el líquido limpia la lubricación de la vagina, pero los especialistas afirman que si está bien estimulada la vagina, no debe presentar molestia alguna.

Aquí te damos unas sugerencias acerca del sexo en el agua:

* Puede parecer algo contradictorio pero resulta que el agua seca; así que si no hay suficiente lubricación puede resultar algo molesto, por lo que se sugiere el uso de un lubricante. Los más recomendables son los geles especialmente preparados para el sexo bajo el agua, ya que no se disuelven en ella y duran más tiempo.

* La ducha o la bañera pueden ser lugares idóneos para esta práctica pero recordemos que a su vez son bastante resbaladizos así que hay que extremar las precauciones al respecto y evitar accidentes incluso colocar toallas a su alrededor para evitar golpes.

* Una de las grandes dudas que surgen en esta práctica es sobre el método anticonceptivo; se puede utilizar algún método anticonceptivo hormonal, y si la decisión es el preservativo, es muy importante ponerlo cuando el pene este completamente erecto y antes de entrar en contacto con el agua ya que de no ser así podría romperse.

* Las sales aromatizadas, la espuma, unos pétalos de rosas en la bañera o burbujas, pueden ser el complemento perfecto a la hora de tener una velada romántica en la bañera o jacuzzi.

* El sexo oral también puede ser muy excitante en el agua, pero siempre evitando tragar agua, para no romper con el momento excitante por tos, estornudos o ahogamiento.

* Hay que asegurarse que durante los movimientos coitales, el agua no provoque laceraciones o rozaduras a ninguno de la pareja por la fricción.

De esta manera espero haberte ayudado para que disfrutes de una magnífica experiencia sexual acuática y lo disfrutes al máximo sin inhibiciones ni represiones.

Recuerda el correo electrónico a tu disposición en espera de tus dudas, comentarios y sugerencias: [email protected] así como la dirección de twitter del autor: @jd_contreras y hasta la próxima edición de la sección “sexo y salud” en el mejor diario digital www.puntoporpunto.com/web

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.