TEXTO ÍNTEGRO: DENGUE, impacta en AMÉRICA LATINA; 2da. “INFECCIÓN puede ser de MUERTE”

El dengue es una enfermedad viral, la cual se contrae al ser picado por un mosquito infectado. Estos insectos aparecen en mayor cantidad durante el verano, debido a que se reúnen en el ambiente las características propias para su anidación, es decir, la humedad de la temporada y el calor favorecen a su propagación como en ninguna otra época del año.

El dengue, la enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti, es una preocupación latente para las autoridades sanitarias en Latinoamérica. El último Boletín Epidemiológico emitido por el Ministerio de Salud de Argentina dio cuenta de los casos y los fallecimientos en algunos países de la región, a partir de la información proporcionada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

  • Para empezar, en Brasil, “hasta la semana 17 de 2024 -fines de abril- se reportaron 5.542.348 casos de dengue, tres veces el número registrado en el mismo período del 2023, y 2.073 fallecidos”, informaron. Mientras que en Paraguay, según detallaron, entre la semana 1 y la semana 17 de 2024 se notificaron 253.907 casos de dengue, lo cual representa en promedio 18 veces más de lo registrado en el mismo lapso en 2023″.
  • En tanto, el documento mostró que en Perú, en el mismo período, se registraron 193.587 infecciones y hubo 151 muertos: “Un aumento de casos de 230% respecto a lo reportado hasta la misma semana de 2023″.
  • En Argentina, en términos acumulados se han notificado hasta ahora en la temporada, desde la semana 31 de 2023 -fines de julio y comienzos de agosto- hasta la semana 18 de 2024 -fines de abril y principios de mayo- 464.249 casos de dengue (92% autóctonos, 6% en investigación y 2% importados), de los cuales 447.108 (96%) corresponden al año 2024.
  • Como se ve, se trata de una patología extendida en una parte de América que genera alarma, principalmente, por el desarrollo de cuadros graves. Recientemente, la ciencia puso el foco en estos últimos.

Los resultados de una investigación arrojaron luz sobre cómo los serotipos del virus del dengue inciden en el riesgo futuro de infecciones graves. El estudio publicado en la revista Science Translational Medicine ha sumergido su mirada en más de 15,000 casos para desentrañar el porqué de esta dinámica. El equipo de científicos ha esclarecido cómo los cuatro serotipos del virus del dengue (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4) impactan en el riesgo de contraer infecciones graves de manera recurrente.

“La capacidad de los virus, como el SARS-CoV-2 y la influenza, de cambiar continuamente su estructura genética en respuesta a la presión selectiva de la inmunidad de la población complica los esfuerzos de control. En el caso del virus del dengue, un arbovirus que infecta a más de 100 millones de personas cada año, la situación es aún más compleja. Las personas con títulos elevados de anticuerpos contra el virus del dengue están protegidos de la infección y del desarrollo de enfermedades graves”, señaló Lin Wang, uno de los autores del trabajo.

“Sin embargo, se ha demostrado que los individuos con títulos de anticuerpos subneutralizantes tienen el mayor riesgo de enfermedad grave, a través de múltiples mecanismos hipotéticos, incluido el aumento dependiente de los anticuerpos”, enfatizó Wang, quien se desempeña en la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

  • Aunque muchos pacientes superan una primera infección con síntomas leves o nulos, aquellos que se infectan nuevamente pueden experimentar síntomas más graves. En esa línea, de acuerdo a Wang y su equipo, la mayoría de las investigaciones anteriores sobre segundas infecciones han ignorado las diferencias genéticas entre cada tipo del virus. Por eso, realizaron un análisis detallado de cada uno para comprender los riesgos potenciales.
  • Los investigadores, que integran los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y la Universidad de París Cité, entre otras instituciones, analizaron los datos de más de 15,000 pacientes para discernir cómo cada serotipo viral afecta el riesgo de enfermedad grave. Para eso, estudiaron datos genéticos y los diagnósticos de pacientes hospitalizados por dengue durante 21 años, recopilados en un hospital infantil de Bangkok desde 1994 hasta 2014.
  • “Desarrollamos un marco que combina la caracterización antigénica (NdeR: análisis de las propiedades antigénicas del virus para conocer cuán relacionado está con otro virus, según los CDC) y genética detallada de los virus con detalles sobre casos hospitalizados de 21 años de vigilancia del dengue en Bangkok, Tailandia, para identificar el papel del perfil antigénico de los virus circulantes en la determinación del riesgo de enfermedad”, informaron en la publicación.

De este modo, los especialistas identificaron qué combinaciones de serotipos -en la primera y segunda infección- predisponían a formas leves o graves de la enfermedad. Por ejemplo, aquellos que se infectaron con serotipos “muy similares o muy diferentes” tenían un menor riesgo de enfermedad grave en la segunda infección, mientras que aquellos infectados con serotipos “moderadamente diferentes” tenían un mayor riesgo de síntomas graves, según postularon.

“Estos hallazgos sugieren que la impronta inmune ayuda a determinar el riesgo de enfermedad del dengue y proporciona una vía para monitorear el perfil de riesgo cambiante de las poblaciones y cuantificar los perfiles de riesgo de las vacunas candidatas”, concluyó Wang. “Esto será cada vez más importante a medida que se empiecen a utilizar las vacunas contra el dengue“.

Las diferencias en los síntomas de los serotipos del dengue

Más allá del desarrollo o no de casos graves, los serotipos del virus también parecen tener diferencias en sus manifestaciones clínicas. Elena Obieta, infectóloga jefa del servicio de enfermedades transmisibles y emergentes de la Municipalidad de San Isidro y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), dijo: “Estamos viendo mayor gravedad en los casos del serotipo 2, que es el que está circulando con mayor frecuencia en Argentina. Hay síntomas digestivos más frecuentes en un serotipo con respecto a otro, pero un paciente no puede ni debe interpretarlo

  • Obieta hizo referencia a un análisis realizado por colegas sobre las manifestaciones clínicas de la enfermedad según cada serotipo y citó que el DEN 2 muestra “signos de alarma y dengue grave; el DEN 3 síntomas musculoesqueléticos y gastrointestinales; y el DEN 4 cutáneos y respiratorios”. Uno de los estudios citados para esta conclusión fue realizado en 2018 tras un brote de dengue en Malasia.
  • “El dengue grave estuvo significativamente presente en el grupo infectado con DEN 2 mientras que el dengue no grave fue prominente entre los pacientes infectados con DEN 1 genotipo I. Los pacientes infectados por DEN 3 comúnmente manifiestan síntomas musculoesqueléticos”, detallaron los autores en aquel estudio publicado en Plos al analizar 120 muestras “retrospectivas de suero de dengue”.

“Posteriormente, los datos de serotipo y genotipo del dengue se analizaron estadísticamente para 101 de 120 manifestaciones clínicas de los pacientes correspondientes para generar una relación descriptiva entre los componentes genéticos y los resultados clínicos de los pacientes infectados”, apuntaron los expertos, que pertenecían en aquel momento a la Universidad Putra Malasia; Instituto de Investigación Médica; Universidad Tunku Abdul Rahman; y al Hospital Serdang.

Otro de los trabajos referenciados por Obieta fue publicado en 2012, también en Plos. “Cuando se compararon los cuatro serotipos de DEN entre sí, los individuos infectados con DEN-3 tuvieron una mayor prevalencia de manifestaciones musculoesqueléticas y gastrointestinales, y los individuos infectados con DEN-4 tuvieron una mayor prevalencia de manifestaciones respiratorias y cutáneas”, plantearon los autores.

Estos integraban en aquel entonces la Unidad de Investigación Médica Naval-6 de Estados Unidos; la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins; Universidad Peruana Cayetano Heredia; Centro Nacional de Enfermedades Tropicales de Bolivia; Ministerio de Salud de Perú; Ministerio de Salud de Ecuador; Hospital Naval de Ecuador; y ONG Rayos de Sol.

¿Cómo llegaron a sus conclusiones? Así lo explicaron: “Entre los años 2005 y 2010, se inscribieron en un estudio de vigilancia pasiva ambulatoria personas con enfermedad febril de Perú, Bolivia, Ecuador y Paraguay.

  • Se recopiló información detallada sobre signos y síntomas clínicos, así como información demográfica. La infección por DENV se confirmó en el suero de los pacientes con anticuerpos policlonales en un ensayo de inmunofluorescencia basado en cultivo, y el serotipo infectante se determinó mediante anticuerpos monoclonales específicos del serotipo. Se compararon las diferencias en la prevalencia de manifestaciones individuales y de sistemas orgánicos entre los serotipos de DENV”.
  • Por su parte, el infectólogo Ricardo Teijeiro, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, le dijo a Infobae en el mismo artículo: “La diferencia entre los serotipos son las características inmunológicas del virus. Cambian los antígenos y ciertas características, pero en lo que es la parte clínica, es imposible diferenciar un serotipo de otro. En Argentina tenemos experiencia con el 1 y el 2, que son los que más circulan. Este año tuvimos muy pocos casos del serotipo 3 en Brasil, que tiene los cuatro serotipos circulantes”.

Según Teijeiro, “hay estadísticas que demuestran que el serotipo 2 es un poco más agresivo que otros, sobre todo cuando es el segundo episodio, pero es muy difícil poder diferenciarlo, salvo por estudios como el PCR”.

Síntomas del dengue y cuándo acudir con el médico

La época de lluvias despierta en las personas las ideas que tienen sobre el dengue, luego de las ocasiones en las que se han registrado brotes en México de la enfermedad. Sobre eso, es bueno saber de qué se trata, cómo se contagia, cómo prevenir el padecimiento, y cuándo acudir con un médico.

El dengue es una enfermedad viral, la cual se contrae al ser picado por un mosquito infectado. Estos insectos aparecen en mayor cantidad durante el verano, debido a que se reúnen en el ambiente las características propias para su anidación, es decir, la humedad de la temporada y el calor favorecen a su propagación como en ninguna otra época del año.

El dengue se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, no de persona a persona. De acuerdo con el portal Medline Plus, hay casos muy raros en los que una madre contagia al bebé durante el embarazo, a través de una transfusión sanguínea, o por el piquete accidental con una aguja infectada.

Los síntomas para identificar el dengue son:

  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Sarpullido
  • Dolor de ojos
  • Dolor de articulaciones

La enfermedad puede agravarse si no se trata adecuadamente. En estos casos, se pueden presentar sangrados, hemorragias internas, y hasta la muerte. Recomiendan beber mucha agua para evitar la deshidratación, y acudir con el médico en cuanto se tengan síntomas, sobre todo después de que la fiebre sea alta. El dengue grave siempre requiere de hospitalización.

Para evitar que se formen criaderos de mosquitos, señalan que es importante no acumular objetos que puedan almacenar agua, que es donde estos insectos tienen sus nidos; además, recomiendan utilizar repelentes de insectos para mantenerlos alejados del cuerpo o del espacio en el que nos encontramos. También sugieren utilizar ropa que cubra las zonas de fácil picadura, tales como brazos, piernas y pies.

Actualmente, no hay medicina específica para combatir el dengue, sin embargo, en algunos países está disponible una vacuna para prevenir la enfermedad. Los especialistas recomiendan NO automedicarse, ya que la Aspirina o el Ibuprofeno pueden representar un riesgo para los pacientes.

OMS autoriza una segunda vacuna contra el dengue

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) autorizó el miércoles una segunda vacuna contra el dengue, con la idea de brindar protección a millones de personas en todo el mundo contra la enfermedad transmitida por mosquitos que ya ha provocado numerosos brotes en el Continente Americano este año.
  • En un comunicado el miércoles, la agencia de salud de la ONU dijo que aprobó la vacuna contra el dengue fabricada por la farmacéutica japonesa Takeda, recomendando su uso en niños de entre 6 y 16 años que viven en regiones con altas tasas de dengue. La vacuna de dos dosis protege contra los cuatro tipos de dengue.

La vacuna de Takeda, conocida como Qdenga, fue aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos en 2022. La aprobación de la OMS ahora significa que los donantes y otras agencias de la ONU pueden comprar la vacuna para los países más pobres.

Los estudios han demostrado que la vacuna de Takeda es un 84% efectiva en prevenir que las personas sean hospitalizadas por dengue y un 61% eficaz para detener los síntomas.

  • Rogerio Gaspar, director de la agencia de la OMS para la aprobación de medicamentos y vacunas, dijo que era “un paso importante en la expansión del acceso global a las vacunas contra el dengue”. Señaló que es la segunda inmunización que la agencia de la ONU autoriza para el dengue.

La primera vacuna que la OMS aprobó fue fabricada por Sanofi Pasteur, que más tarde se descubrió que aumentaba el riesgo de dengue grave en personas que no habían sido previamente infectadas con la enfermedad.

  • No hay un tratamiento específico para el dengue, una causa importante de enfermedad grave y muerte en aproximadamente 120 países de América Latina y Asia. Aunque un 80% de las infecciones son leves, los casos graves de dengue pueden ocasionar sangrado interno, falla orgánica y muerte.

La semana pasada, la OMS informó que hubo 6.7 millones de casos sospechosos de dengue en el Continente Americano, un aumento del 206% en comparación con el mismo período en 2023.

El año pasado, la OMS indicó que los casos de dengue han aumentado diez veces en la última generación, siendo el cambio climático y el aumento del rango de los mosquitos que transmiten el dengue en parte responsables.

Piden vigilancia epidemiológica para combatir el avance de la enfermedad

La epidemia de dengue en Sudamérica ha alcanzado cifras alarmantes en lo que va de 2024, con un notable incremento en casos y fallecimientos en comparación con el año anterior, especialmente en Brasil, país que ha superado su propio récord histórico anual de infecciones por dengue, sumando hasta la fecha más de dos millones de casos y 715 muertes.

  • La situación es especialmente preocupante en Brasilia, con cinco mil 774 casos por cada 100 mil habitantes. Las autoridades han proyectado que el número podría ascender a 4.2 millones para finales de año y han comenzado a ofrecer vacunación a pesar de la escasez de dosis.
  • En Argentina, el Ministerio de Salud reportó 151 mil 310 casos de dengue, siendo 134 mil 202 de ellos registrados en el presente año, con una incidencia de 321 casos por cada 100 mil habitantes y 106 muertes, 96 de las cuales ocurrieron en lo que va del año.

Además, 19 de las 24 divisiones territoriales han notificado la presencia del virus, excluyendo solo a regiones patagónicas debido a condiciones climáticas desfavorables para los mosquitos. El gobierno de Javier Milei ha optado por estrategias de prevención que no incluyen vacunación masiva, argumentando falta de evidencia sobre la efectividad de las vacunas en brotes actuales.

  • Por su parte, Uruguay alcanzó este lunes los 158 casos de dengue, 62 se tratan de casos locales y 96 importados, tras sumar 10 nuevos casos en las últimas 24 horas, confirmó el Ministerio de Salud Pública en su reporte diario, en el que indicó que la mayoría de importados son de personas que viajaron a Argentina y a Brasil.

Asimismo, la única muerte ocurrida hasta el momento es la de una persona con dengue, de la que se está llevando a cabo la investigación epidemiológica para determinar si el fallecimiento fue por la enfermedad.

En medio de la epidemia de dengue que afecta gravemente a Suramérica, Paraguay también reporta cifras preocupantes. Desde septiembre de 2023, inicio del brote más reciente, hasta la segunda semana de marzo de 2024, el país ha sufrido 74 muertes debido al dengue, informó el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Los datos de la Dirección General de Vigilancia de la Salud muestran que el 35% de los fallecidos eran mayores de 60 años.

Perú también ha experimentado un incremento significativo con 79 mil 741 casos reportados en lo que va de 2024, un aumento del 262% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Se han reportado 82 muertes, un salto considerable desde las 29 del periodo correspondiente en 2023. La incidencia de la enfermedad es de 233.77 por cada 100 mil habitantes, siendo La Libertad la región más afectada.

  • En Colombia, el Instituto Nacional de Salud ha registrado 55 mil 340 casos, con un 40.2% presentando signos de alarma y 1 % de casos graves.

El secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico, Carlos Mellado, declaró este lunes una epidemia de dengue en la isla caribeña, tras ser la octava semana consecutiva que el sistema de vigilancia de la agencia reportó un número de casos por encima del umbral epidemiológico.

De acuerdo a la actualización de la Vigilancia, actualmente se han registrado en total 549 casos.

Problemas en El Caribe

El mayor número de casos reportados fue en la región de San Juan con 270 casos (49.18%), seguido de la región de Bayamón con 75 casos (13.66%) y la región Mayagüez con 61 casos (11.11%).

  • Hasta el pasado 3 de marzo se han notificado 94 muertes probables, con 10 casos confirmados y 69 en estudio. La incidencia de dengue a finales de febrero de 2024 fue de 154.8 casos por cada 100 mil habitantes en riesgo, en marcado contraste con los 48.8 casos por 100 mil habitantes reportados en el mismo periodo del año anterior.
  • Ya en 2023, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó del considerable aumento en los casos de dengue en las Américas. El año pasado se registraron 4.5 millones de casos. Esta tendencia de alta transmisión se ha mantenido en 2024, con un incremento significativo en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El dengue, cuyo principal vector de transmisión en casi todo el continente americano es el mosquito Aedes aegypti, afecta a personas de todas las edades, y según la Organización Mundial de la Salud, detrás de la expansión de la epidemia está el fenómeno climático de El Niño, como pone de manifiesto el hecho de que esté creciendo en todas partes del mundo, excepto en Europa, según detalló recientemente el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

El aumento exponencial de los casos de dengue en América Latina pone de manifiesto, según los expertos, la necesidad de acciones preventivas y de control más efectivas, así como de una vigilancia epidemiológica constante para combatir el avance de la enfermedad en el continente./PUNTOporPUNTO

Documento Íntegro en el Enlace:

https://www.science.org/doi/10.1126/scitranslmed.adk3259

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario