TEXTO ÍNTEGRO: DEUDA se disparará 55.4%; 4T – AMLO planea usar 119 MMDP del FEIP

El gobierno federal no llegó a la meta de recaudación de impuestos ni a los ingresos petroleros programados, y vio subir la deuda pública por el efecto cambiario y el achicamiento del PIB

imagen de internet

Durante el primer semestre del 2020, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda del país, se ubicó en 12.07 billones de pesos, lo que significó un aumento de 1.51 billones de pesos, respecto del mismo periodo del 2019, cuando se situó en 10.51 billones de pesos.

En su reporte de finanzas y deuda pública, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indicó que 68% del aumento se debió principalmente a un efecto de valuación por la depreciación del peso frente al dólar de Estados Unidos.

Con ello, la deuda del país se ubicó en 52.1% del Producto Interno Bruto (PIB) anual, pero si se considera el PIB anualizado, representa 55.75% del PIB. Para el cierre de este año Hacienda prevé que el SHRFSP represente 55.4% del PIB, “por efecto del mayor déficit, la depreciación del tipo de cambio y el menor dinamismo de la economía”.

Ante este panorama, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda aclaró que la evolución del saldo de la deuda se encuentra en línea con los objetivos de la política fiscal para este año y que no buscarán por el momento endeudarse más de lo que se aprobó en el Congreso.

“La carta de la deuda la vamos a guardar en caso de que se necesite más adelante y esperamos no tener que utilizarla (…) no podemos colocar más deuda de la que ha sido aprobada, tendríamos que regresar al Congreso para que se apruebe un endeudamiento adicional”, dijo en videoconferencia para presentar los resultados de finanzas públicas al segundo trimestre del año.

Deuda externa, presionada

Dentro del SHRFSP, la deuda externa pasó de 3.78 billones de pesos a 4.80 billones de pesos, lo que significó un aumento de 1.02 billones de pesos. Es decir, en el primer semestre del año, la deuda externa creció 27.1%, respecto del primer semestre del año anterior.

El nuevo economista en jefe de Hacienda, Iván Cajeme Villarreal, quien sustituye a Alejandro Gaytán, comentó que esto se debió en gran medida al tipo de cambio, el cual pasó de 18.84 pesos el dólar al cierre del 2019 a 22.97 pesos el dólar, lo que implicó un aumento de la deuda externa en alrededor de 816,000 millones de pesos.

“Estos movimientos en el tipo de cambio y la contracción de la economía por la suspensión de actividades van a ser que aumente la deuda como proporción del PIB y por eso estamos siendo muy responsables en el manejo de la deuda”.

Mencionó que, con este aumento, el costo financiero de la deuda se elevará y podría representar una presión en las finanzas públicas para los siguientes años y significará un menor espacio para destinar recursos a programas y proyectos. “Tenemos que ser prudentes para mantener apoyos durante el tiempo que dure la pandemia y la reapertura parcial de actividades”.

La deuda interna pasó de 6.77 billones a 7.26 billones de pesos, un aumento anual de 7.1 por ciento.

Yorio concluyó que el portafolio de deuda actual es sólido y con riesgos mitigados, “al cierre del segundo trimestre, 74.3% de la deuda está denominada en pesos y 25.7% en moneda extranjera”.

Hacienda planea romper de nuevo “el cochinito”

Ante una reducción de 3.7% en los ingresos públicos, el Gobierno federal usará 119 mil 100 millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), y no descarta la adquisición de deuda en caso de que exista un rebrote de contagios por la pandemia del coronavirus, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Cajeme Villarreal, titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, aseguró que en los próximas días se tomarán dichos recursos del FEIP para compensar el faltante de ingresos al primer semestre de 2020, con relación a lo programado, que ascendió a 168 mil 966.4 millones de pesos.

Con lo anterior, este fondo quedará con un saldo aproximado de 57 mil 863 millones de pesos, desde el monto observado al cierre de junio pasado que fue de 176 mil 963 millones de pesos, es decir, tendrá una reducción de casi 32.7%.

Y es que al cierre del sexto mes del año, los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en dos billones 603 mil 7 millones de pesos, lo que representó una disminución anual de 3.7%, gracias a las afectaciones económicas por la pandemia del coronavirus.

Según la dependencia, la caída en ingresos obedeció, principalmente, a un retroceso de 41.3%, frente a igual lapso de 2019, en los ingresos petroleros, que ascendieron a 249 mil 794.8 millones de pesos. Al interior, los recursos de Petróleos Mexicanos cayeron 27% y los del Gobierno federal bajaron hasta 52.2%.

Pese a ello, se observó un avance de 3.3% en los ingresos no petroleros, que acumularon dos billones 353 mil 211.8 millones de pesos. De este grupo, los ingresos del Gobierno federal se incrementaron en 4.3%, con un billón 943 mil 358.7 millones de pesos, como resultado de un aumento de apenas 0.1% en los ingresos tributarios.

En tanto, Gabriel Yorio González, subsecretario de la SHCP, afirmó que el Gobierno podría recurrir a la adquisición de deuda ante un segundo brote de contagios de Covid-19 en el país, ya que ello provocaría un nuevo cierre de la actividad económica y la recuperación se prolongaría más de lo esperado.

Covid-19 deja deuda más pesada al gobierno

Por más esfuerzos que hizo el fisco y que no se tomó financiamiento externo para paliar la crisis económica por la pandemia del Covid-19, el gobierno federal no llegó a la meta de recaudación de impuestos ni a los ingresos petroleros programados, y vio subir la deuda pública por el efecto cambiario y el achicamiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Al mismo tiempo, el gasto público continuó deprimido en la mayoría de las dependencias de la administración pública federal e incluso en el sector salud.

  • Durante el primer semestre de 2020, los ingresos tributarios sumaron un billón 748 mil 786 millones de pesos, lo que representó 67 mil 404 millones abajo del programa, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
  • Se esperaba obtener 1.8 billones de pesos en ingresos tributarios y solamente entraron a las arcas 1.7 billones en los primeros seis meses.
  • Por el Impuesto Sobre la Renta, el calendario marcaba un monto de 993 mil 545 millones de pesos contra los 967 mil 706 millones reportados por Hacienda.

A través del IVA, los consumidores pagaron 489 mil 798 millones de pesos frente a los 504 mil 862 millones programados.

Lo mismo sucedió con los ingresos estimados por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que estuvo por debajo de los calendarizado; se registró un monto de 226 mil 130 millones de pesos contra 255 mil 380 millones proyectados.

De acuerdo con la SHCP, los ingresos por el IVA y el IEPS se vieron afectados por la menor actividad económica por el confinamiento ante la emergencia sanitaria.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, y el titular de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios, Adrián Arias, dieron a conocer en conferencia de prensa que existe margen para fortalecer la recaudación de impuestos con el combate a la evasión.

Mientras que Yorio destacó que la evasión del IVA es de 2.3%, Arias destacó la importancia del rubro de accesorios con la captura de multas y recargos.

“Hay un área de oportunidad enorme; no se va a agotar, si logramos eso, vamos a aumentar la recaudación”, aseguró.

  • Por el lado de los ingresos petroleros, la merma fue de 208 mil 811 millones de pesos, pues solo se lograron obtener 249 mil 795 millones, cuando el programa marcaba una entrada de 458 mil 606 millones.
  • Así, los ingresos públicos presupuestarios fueron 169 mil millones de pesos menores al programa. Por otro lado, en el primer semestre de 2020, el gasto neto pagado se ubicó en 2 billones 922 mil 97 millones de pesos, inferior al previsto en el programa en 161 mil 180 millones de pesos.

Al cierre de junio, el gasto de la Secretaría de Salud disminuyó 8.6%, de acuerdo con el informe de finanzas públicas.

Ajustes

Derivado del panorama económico por el Covid-19, Hacienda hizo un ajuste a su pronóstico para el PIB al cierre de este año.

  • Con la nueva estimación puntual se espera una caída de -7.4%, desde un rango que variaba entre un retroceso de 3.9% a un avance de 0.1% previsto en el reporte anterior.
  • El nuevo pronóstico está dentro de las proyecciones de organismos globales y analistas del sector privado, justificó la dependencia.

Revisó el déficit de las finanzas públicas de 2.6% a 5.4% del PIB, con un nivel de deuda en su versión amplia de 55.4% del PIB en lugar de 45.6% considerado inicialmente.

Documento íntegro:

Comunicado_No._062-SHCP-DEUDA

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.