Deudas

Luego de un largo litigio desde 2015, en el que varios grandes contribuyentes presentaron amparos para no dar a conocer dicha información, el Centro de Análisis FUNDAR dio a conocer (https://privilegiosfiscales.fundar.org.mx/) el estado de los privilegios fiscales, que abarca desde 2007 hasta 2015.

En el gobierno de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto se condonaron o se cancelaron adeudos o créditos fiscales, por un monto de 274,00 millones de pesos, en un listado que involucra a casi 8 mil contribuyentes, entre los que se incluyen, personajes de la política, artistas, deportistas, grandes contribuyentes y otros.

El tema principal aquí es, si a personas físicas y morales les condonaron montos que van desde 1 millón de pesos hasta varios cientos de millones de pesos, entonces, ¿a cuánto ascendió verdaderamente el ingreso neto para pagar condonar un impuesto?

Este es uno de los temas de injusticia que prometió el presidente López Obrador y quizás sea un buen ejemplo representativo del agravio ciudadano, la injusta condonación o cancelación de los impuestos, que podría generar o coincidir en factores de corrupción, por la vía del régimen de consolidación fiscal.

Dicho régimen se aplica para las grandes empresas y consiste en la deducción de perdidas contra ganancias acumuladas por impuestos, mediante la adquisición premeditada de una empresa con pérdidas y mantenerla de esa manera, para demostrar a la SHCP sus mermas y deducirlas de sus utilidades.

Otro ejemplo son las facilidades fiscales a grandes corporativos. Un poco antes del periodo 2007 a 2015 de estas condonaciones, se supo que entre el 2000 y el 2005 los 50 grandes contribuyentes -de empresas de la industria automotriz, productos fotográficos, panificadoras, acereras, tiendas departamentales y de autoservicio, e instituciones financieras-, pagaron sólo 74 pesos de Impuesto sobre la Renta (ISR) y 67 pesos por Impuesto al Valor Agregado (IVA), en promedio. Lo anterior fue dado a conocer en el informe “Áreas de Opacidad y Riesgo en el Estado Federal Mexicano, Oportunidades de Mejora” presentado en 2009 por la Auditoría Superior de la Federación.

Del anterior informe se desprende que la falta de transparencia generó opacidad en los Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS), así como una deficiencia recaudatoria. Por ejemplo, los montos por adefas del 2010 al 2015, van de 13,324 13,632 14,389 15,084 15,550 y 31,085 millones de pesos, respectivamente.

Esto funciona porque existe un sistema de recaudación diseñado para omitir información y generar canonjías a discreción. El presidente Felipe Calderón no se equivoca al señalar que es el Congreso quién aprobó el modelo de cancelaciones o condonaciones, pero deliberadamente omitió señalar que es a propuesta del Ejecutivo Federal, es decir, el Congreso no diseñó el esquema de condonaciones y cancelaciones contenidos en el Código Fiscal de la Federación o en otras normas.

No nos hagamos tontos. En tanto permanezca el excesivo sistema de condonaciones o cancelaciones de deudas fiscales diseñado en el sistema recaudatorio mexicano, persistirán los mismos o más injusticias.

*Es Maestro en Seguridad Nacional por la Armada de México
Correo electrónico: [email protected]
Twitter: @racevesj

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.