Dos Conmemoraciones y Un Estado fallido

Esta semana celebramos 2 hechos históricos, el 1ro. de mayo, Día Internacional del Trabajo, marcado por profundas diferencias obrero- patronales, donde los primeros subsisten en una profunda desigualdad socioeconómica, desprovistos de toda oportunidad de mejorar; y los segundos, la cúpula empresarial, una minoría de menos del 5% de los mexicanos, posee más 50% de la riqueza nacional.

Esta fecha surge del trágico final de los llamados Mártires de Chicago, obreros ejecutados en 1886, por exigir garantías laborales, que dio surgimiento a la Noble Order of the Knights of Labor, una organización de trabajadores la cual logró que el sector empresarial cediese ante las huelgas en los Estados Unidos de Norteamérica, que ahora es un motivo de reivindicación laboral mundial.

Pero en nuestro México, plagado de alta corrupción y demagogia triunfalista sigue el Gobierno cacareando sus Reformas Estructurales, que más que ayudar al bienestar y patrimonio de millones, ha enriquecido brutalmente a los grandes consorcios industriales; particularmente extranjeros, que se han ido apropiando de la Nación, poniéndole la bota en el cuello a los desposeídos compatriotas.

Nada que celebrar los trabajadores, toda vez que 13 millones perciben un salario mínimo, 2,650 pesos mensuales; 21.5 millones ganan menos de 10 mil pesos, y sólo 1.5 millones perciben ingresos superiores a 50 mil pesos al mes. Así, el 81% de la PEA (Población Económica Activa) hoy en día, si llega a sobrepasar los 65 años de edad que marca la ley, tendrá una jubilación promedio de 6 mil 602 pesos

En contraparte, la alta burocracia del país, Expresidentes, ExSecretarios de Estado, ExDirectores de la Banca de Desarrollo y Paraestatales (léase Banobras, Banrural, Pemex y CFE, entre otras), así como Ministros, Magistrados y Jueces de la Corte, reciben en promedio 300 mil pesos mensuales, más prestaciones (gastos para Alimentación y Gasolinas, Seguros de Vida y Salud, Aguinaldos, entre otros).

Si hablamos de los jóvenes, tendrán que jubilarse más allá de los 70 años de edad, comenzando a ahorrar desde que nacen, para obtener una fracción de lo que recibirán sus padres, ya que las Afores o Ahorros para el Retiro han sido utilizados para capitalizar a grandes empresarios, pero como recién ocurrió con PensionISSSTE que metió 400 millones de pesos a ICA cuando iba a la quiebra.

El presidente Enrique Peña Nieto presume que “este es el sexenio del empleo”, pero omite mencionar que el 83% de las contrataciones son con salarios mínimos. Y más grave aún, el 52% de los desempleados en México tiene estudios superiores, mientras que sólo 3.39% de los desocupados tiene la primaria, 10.87% la secundaria y 35.59% la preparatoria, de ahí que para qué la Reforma Educativa.

Pero si nos comparamos con otras naciones, México ostenta el ultimo sitio en salarios de la OCDE, un reciente reporte indica que nuestros empleados perciben un ingreso promedio de 15 mil 311 dólares al año, que está por debajo de naciones como Hungría, Latvia y Lituania, donde reciben de 21 mil a casi 23 mil dólares anuales; pero también los mexicanos tienen más horas laborables al año.

El colofón de esos “estímulos” es que aquí tenemos un menor número de días de vacaciones, con un promedio de 10 días de descanso al cumplir el primer año laboral. Mientras que los empleados del Reino Unido destacan por disfrutar de 28 días, seguidos de los trabajadores de Francia, Luxemburgo, Finlandia, Dinamarca y Austria, que cuentan con 25 jornadas, que aumentan conforme su antigüedad.

La cereza del pastel, aquí hay 2 millones 475 mil 989 niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizan alguna actividad económica; y 2 millones 217 mil 648 llevan a cabo actividades no permitidas sin sueldo. De ahí que el TLCAN está detenido, ya que Canadá y EU reclaman la disparidad salarial, pues aquí el salario mínimo es de 2,650 pesos al mes, contra EU, 32,800 pesos; y Canadá, 38,400.

¿Cuál equidad social ni justicia laboral?, si tenemos en México 10 multimillonarios que acumulan el equivalente al 50% de los ingresos de los pobres (64 millones), que nos agrian la segunda conmemoración, la celebración del 5 de Mayo, donde un puñado de indígenas y patriotas mexicanos dio su vida para liberarnos del yugo del imperialismo Francés, pero al paso del tiempo su sangre se demarró en vano.

¿Qué pensarían estos patriotas del entreguismo sin límites del actual Sistema, que cedió Petróleo y la Energía Eléctrica, Bancos, las Minas, Comunicaciones; grandes extensiones de Agua y Tierra, con un rico hábitat natural de flora y fauna, a voraces empresarios que aquí todo lo cobran, vaya hasta por expedir el recibo de pago, cuyas ganancias se llevan a sus países de origen sin invertir nada aquí?

Pero la culpa no es del indio sino del que lo hizo compadre, pues muchos siguen despreciando lo HECHO EN MÉXICO adquiriendo PRODUCTOS PATITO” que carecen de la esencial norma de calidad. Por ello,  para que esperar el próximo Gobierno y/o TLCAN, para sacar nuestro orgullo nacionalista, dentro y fuera de casa hagamos una real cruzada por lo nuestro: Valores, Tradiciones, Cultura y Economía, así detendremos la sangría de nuestros “partners”… Hoy es cuando!!!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.