Edgardo RUÍZ GARCÍA, “el médico asesino“ HUYÓ como rata

*Fue citado ayer por el Órgano Interno de Control del ISSSTE para que compareciera por la muerte de la enfermera Daniela Abigail De La Cruz Suárez*Familiares y amigos de la víctima lo esperaban frente a dicha instancia pero se escabulló para que no lo vieran entrar y al término de su audiencia huyó como rata*Los abogados de los familiares de Daniela Abigail esperan el veredicto de las autoridades correspondientes y confían en que sea sancionado conforme lo establece la ley*"Crucifican a un perrito de la raza Pitbull sobre el tronco de un árbol, en la alcaldía Gustavo A Madero

Y qué les cuento estimados lectores, pues resulta que durante la mañana del lunes, Edgardo Ruíz García, el neurocirujano que provocó la muerte de la enfermera Daniela Abigail De La Cruz Suárez, tras practicarle una lobotomía –intervención quirúrgica que está prohibida en México- en el Hospital 1 de Octubre, acudió a comparecer ante el Órgano Interno de Control del ISSSTE con el fin de que explicara los motivos reales que causaron el fallecimiento de la mujer, quien dejó a sus dos hijos en la orfandad. Pero el médico se escabulló y huyó como rata, porque no quiso encarar a sus acusadores.

Después de casi tres años de intensas presiones, el especialista fue citado en dicha instancia a las 12 del día, pero jamás se imaginó que los amigos, familiares y representantes legales de Daniela Abigail también acudirían al mismo lugar, para mostrarte su indignación por el pésimo desempeño que ha hecho en el desarrollo de su profesión y sobre todo por prácticamente haberla asesinado.

Desde las 11:00 am, quienes conocieron en vida a Daniela Abigail se reunieron frente a la entrada del edificio del Órgano Interno de Control, marcado con el número 642 sobre la Avenida Revolución, en la colonia San Pedro de los Pinos, alcaldía que es gobernada por «El Güero» Santiago Taboada. Todos ellos iban ataviados con ropa y batas de color blanco, como una forma de respeto a la labor que ejercen los verdaderos médicos, mas no los carniceros como Eduardo Ruiz García.

Portaban pancartas, en donde exigían la destitución y encarcelamiento de Eduardo Ruiz; al mismo tiempo, mostraron varias fotografías de Daniela Abigail tal y como era en vida, joven, bella, muy sonriente y dispuesta a sacrificarse por quienes alguna vez fueron sus pacientes.

La manifestación fue pacífica y en ningún momento los inconformes tuvieron la intención de cometer agresiones en contra de aquel seudo médico, porque de médico no tiene absolutamente nada y es que de acuerdo con las investigaciones que se han realizado en torno al caso, Ruiz García tiene en su haber nueve muertes de pacientes que han tenido la desgracia de caer en sus manos.

Y lo peor de todo, estimados seguidores, es que esos decesos han ocurrido cuando ha hecho intervenciones quirúrgicas en estado de ebriedad e incluso, personal de enfermería que ha estado presente en los quirófanos del ISSSTE aseguró al autor de esta columna que incluso varios médicos le han comentado a Eduardo Ruiz cuando ha entrado borracho a operar que «échale coca, nomás te falta la botana» y así lo dejan operar. Esto es lo que sucede en el interior del Hospital 1 de Octubre del ISSSTE.

A ese grado llega dicho sujeto y a pesar de que en el ISSSTE tienen amplio conocimiento de la situación, no lo remueven del cargo y lo mantienen como responsable del área de neurocirugía, donde obviamente representa un serio peligro para los pacientes que padecen algún malestar cerebral, porque obvio, están condenados a muerte.

Retomando el tema de la llegada del doctor a su comparecencia, pues déjenme comentarles que lo hizo muy al estilo del «Sorprendente Hombre Araña», y a mi nadie me lo cuenta, yo ,o vi porque estuve en el lugar de los hechos, viviendo ese momento de la manifestación y observando los ánimos de quienes se estaban manifestando. Cuando arribó Ruiz García, lo hizo acompañado de dos personas –que a lo mejor eran sus abogados- y aprovechó que los manifestantes se estaban organizando para escabullirse a sus espaldas y entrar al edificio sin mayor problema. Y ese momento fue captado en video por un fotógrafo del diario La Jornada.

Obviamente, cuando se dieron cuenta de lo ocurrido, lo quejosos pues ya no dijeron nada, simplemente terminaron de organizarse y siguieron al pie del cañón en el sitio. Esperaron por más de dos horas a que terminara la comparecencia a la que también entró Antonia Suárez Lovera, madre de Daniela Abigail De La Cruz Suárez, acompañada de sus representantes legales.

Cuando salió la señora Antonia, acompañada de sus abogados, declaró ante medios periodísticos que confía en que las autoridades penales y del ISSSTE actúen con justicia y apegadas completamente a la ley para que el médico señalado como responsable del fallecimiento de la enfermera, sea sancionado e incluso que se le retire la cédula profesional para que no pueda ejercer nunca más esa sagrada profesión. Todo lo que han comentado los afectados, está completamente documentado y plasmado en una carpeta de investigación que está en poder de la Fiscalía General de la República (FGR).

En tanto, los manifestantes permanecían atentos a que saliera del edificio, el doctor Edgardo Ruíz García, pero ¿qué creen?, que se las vuelven a aplicar, pues ese sujeto de una forma cobarde, pidió que lo sacaran a escondidas y lo consiguió, pues dos autos color blanco que portaban rótulos del ISSSTE, salieron del estacionamiento.

El primero que salió, su chofer aceleró como si estuviera en una pista de carreras y sin importarle que pudiese atropellar a alguna persona y por escasos segundos, cerró la circulación de la Avenida Revolución, para que un segundo vehículo saliera y se alejara rápidamente del lugar. En el asiento del copiloto iba agachado ni más ni menos que el Edgardo Ruiz García, aquel sujeto que ahora es conocido como «El Doctor Copitas» o «El Doctor Muerte».

Y saben ustedes por qué actuó de esa manera, porque no tuvo el valor para pararse frente a quienes lo señalan como un asesino –que insisto, no tenían la intención de agredirlo en ningún momento- y pedirles perdón por el daño que les ocasionó, pues sabe perfectamente lo que hizo y lo mal que desempeña su profesión. Y probablemente también tiene conocimiento de que sus horas como médico, están contadas.

APUNTES FIDEDIGNOS

Hablando de gente sin escrúpulos, sin sentimientos, estimados seguidores, pues les comento que un macabro y triste hallazgo realizaron en un parque, vecinos de la colonia Gertrudis Sánchez, ubicada al norte de la ciudad de México. específicamente en la alcaldía Gustavo A. Madero, que es gobernada por el morenazo de origen Guatemalteco, Francisco Chiguil Figueroa.

Resulta que unas personas que hacían ejercicio en ese lugar se percataron que en el grueso tronco de un árbol, estaba crucificado el cadáver de un pobre perrito macho, color gris con blanco, que al parecer era de la raza Pitbull Terrier. ¡¡¡¡Así como lo leen!!!!

El infortunado «mejor amigo del hombre» fue clavado de sus patas traseras y delanteras, muy similar a la imagen de Jesús Cristo en la cruz. Los vecinos, muy indignados, reportaron inmediatamente el hecho a elementos policiacos, quienes al llegar, acordonaron la zona y desclavaron el cuerpo para llevarlo ante un médico forense y que determinara las causas del deceso.

Cabe aclarar que la fotografía que se publica en este espacio, no es para crear morbo, sino para mostrar el grado de barbarie y deshumanización que hemos alcanzado, por favor, si alguien tiene datos de los desalmados que cometieron ese terrible acto, manden los datos al correo que ustedes ya conocen….¡¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!

Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

[email protected],com

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario