AMLO ignora MODERNIDAD, va al rescate de las enmohecidas PEMEX y CFE

Pemex, con una deuda financiera de 107 mil millones de dólares, ha dicho que ha refinanciado más de 35 mil millones de dólares en deuda de diferentes tipos entre 2019 y 2020.

El presidente Andrés Manuel López Obrador desdeña la modernidad energética y la demanda industrial, igual que lo costoso del deficiente aparato burocrático y las envejecidas instalaciones de dos paraestatales carcomidas por la corrupción sindical y con instalaciones de más de 50 años, que más que generar ganancias, aumentan las pérdidas.

De ahí que aseguró que no se dará “ni un paso atrás” en la “política energética” de su gobierno para rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), luego de que miembros del Congreso de Estados Unidos denunciaran obstrucciones a compañías privadas de este sector, firmadas en el T-MEC.

“Hace como dos días apareció un documento firmado por legisladores de Estados Unidos quejándose de la política energética que estamos aplicando en nuestro país, quiero tratar el asunto con mucho respeto hacia ellos.

Sólo aclarando de que en esta materia y en otras, pero fundamentalmente en lo que tiene que ver con la política energética de nuestro país no hemos suscrito ningún acuerdo con el gobierno de Estados Unidos o de Canadá”, comentó este sábado el mandatario federal.

  • Durante una visita técnica a la Central Termoeléctrica Carbón II “José López Portillo”, en Nava, Coahuila, López Obrador dijo que cuando se renegoció el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en su calidad de presidente electo detuvo las negociaciones para eliminar ciertos compromisos de la administración de Enrique Peña Nieto en materia energética.

“En el capítulo de Energía sólo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto, soberano de México para decidir en materia de política energética, de conformidad con la letra y sobre todo con el espíritu del artículo 27 de nuestra Constitución”, reiteró López Obrador, ante la presencia del director de la CFE, Manuel Bartlett y el gobernador de Coahuila Miguel Ángel Riquelme Solis.

  • El jefe del Ejecutivo acusó que durante lo que él llama periodo neoliberal se buscó “destruir a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad con reformas para quitarles fuerza económica, “para quitarles mercado, para dar entrada a empresas particulares, nacionales y sobre todo extranjeras”.
  • “Por eso me da mucho gusto estar aquí y desde este complejo termoeléctrico de Nava, decirle a quienes están defendiendo la política neoliberal que no vamos a dar ni un paso atrás, que vamos a rescatar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad”, dijo López Obrador.

El viernes 23 de octubre se dio a conocer una misiva firmada por 43 senadores y miembros del Legislativo, dirigida al presidente de Estados Unidos Donald Trump, en la que denunciaron que en México existe un patrón de obstrucción hacia los negocios estadounidenses con el objetivo de privilegiar a las empresas estatales mexicanas, lo que interfiere con el espíritu del Tratado de Libre Comercio y amenaza las inversiones y el crecimiento del sector energético regional.

  • Además, expusieron que estas experiencias fueron acreditadas por el memorando en el que presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a las cabezas del sector utilizar todos los recursos disponibles dentro del marco regulatorio para proteger a Pemex y a la CFE.

“Leía yo que en su desplegado decía algo que debería de ser motivo de satisfacción y que para mí es un timbre de orgullo. El gobierno de México está empeñado en proteger a la Comisión Federal de Electricidad. ¿Cuál es entonces la función del gobierno?, ¿proteger los intereses privados? No. Los únicos negocios que deben importar a los funcionarios son los negocios públicos. A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos para servirles y por eso tengo que defender el interés público, no el interés de particulares”, insistió el Presidente.

López Obrador advirtió que sin violar algún acuerdo o contrato y dentro de los márgenes legales, se le dará preferencia tanto a la CFE, como a Pemex con el objetivo de mantener los precios de la electricidad y las gasolinas.

“¿Y por qué, además, tenemos que darle preferencia a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad? Porque es la única manera de que yo pueda cumplir el compromiso que tengo de que no aumenten los precios de la energía eléctrica, de las gasolinas y del diésel”.

Sin embargo, López Obrador, admitió que en el caso de que no poder actuar en el marco legal actual, propondría nuevas reformas constitucionales para cumplir con su cometido.

“En caso de que no se pueda con el actual marco legal, fortalecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad voy a enviar si es necesario una iniciativa de reforma a la Constitución para que vuelva a prevalecer el espíritu de el Artículo 27 constitucional, la política de Venustiano Carranza, la política de Lázaro Cárdenas y de Adolfo López Mateos”.

Banxico ve riesgo en Pemex

Mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que México mantiene finanzas públicas sanas, a pesar de no aplicar una reforma tributaria, el Banco de México (Banxico) advierte que un riesgo latente es la deuda que enfrenta Petróleos Mexicanos (Pemex) y su insuficiencia de capital para hacerle frente a sus pasivos.

  • El director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, explicó que la recomendación del organismo para México sobre aplicar una reforma tributaria, sirve para lograr mayores ingresos que permitan acelerar la recuperación económica.
  • Sin embargo, destacó que aún sin esta reforma y a pesar de una contracción esperada de 9% del PIB para este año, las finanzas públicas de México se mantendrán sanas.

“Nuestro equipo dijo que la mejor combinación para otorgar un estímulo fiscal más agresivo que el actual, es impulsar una reforma tributaria que logre el objetivo de dar una señal de fortaleza y sostenibilidad de las finanzas públicas en México”, dijo el exsubsecretario de Hacienda y Crédito Público.

Por separado, la subgobernadora del Banco de México (Banxico), Irene Espinosa, confió en que México no perderá el grado de inversión en el corto plazo pese a la crisis causada por la pandemia, aunque afirmó que el riesgo para las finanzas es que siga al alza la deuda de Pemex sin fortalecer su capital.

Pemex coloca deuda por mil 500 mdd a cinco años

Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió mil 500 millones de dólares en bonos a cinco años con un rendimiento de 6.95 por ciento, superando los mil millones de dólares que ofreció originalmente, de acuerdo con información de agencias.  Los bonos emitidos por la petrolera tendrán como objetivo el refinanciamiento de deuda existente, así como para inversiones de capital (Capex) y capital de trabajo.

  • La demanda del bono alcanzó cerca de 10 mil millones de dólares, dijo una fuente de la petrolera a Reuters, que más temprano había dicho que los recursos provenientes de la operación se usarán para complementar el programa de financiamiento “sin presionar la disponibilidad de las líneas de crédito revolventes”.

Pemex, con una deuda financiera de 107 mil millones de dólares, ha dicho que ha refinanciado más de 35 mil millones de dólares en deuda de diferentes tipos entre 2019 y 2020. La empresa colocó en enero 5 mil millones de dólares en bonos a 11 y 40 años para recomprar o refinanciar deuda.

De acuerdo con el plan anual de financiamiento de la empresa productiva del Estado, las necesidades de Pemex ascienden en 2020 a 199 mil 400 billones de pesos.

  • Destacó que la política de financiamiento para este año sería flexible para apoyar la estrategia de negocio de la empresa con un equilibrio prudente entre riesgo y costo, para mantener un balance en las finanzas de la petrolera.
  • Fitch Ratings asignó una calificación de largo plazo de ‘BB-‘ a la propuesta de emisión de deuda senior no garantizada Pemex. La agencia dijo que las calificaciones de Pemex reflejan el continuo deterioro del perfil crediticio Independiente de la compañía a ‘ccc -‘

“El deterioro del perfil crediticio refleja la flexibilidad limitada de la compañía para navegar la recesión del petróleo y el gas dada su elevada carga fiscal, alto apalancamiento, aumento de los costos de extracción por barril y altas necesidades de inversión para mantener la producción y reponer las reservas”, señaló la calificadora.

Fitch añadió que, con el precio actual de la canasta de crudo mexicano de aproximadamente 37 dólares por barril, el negocio upstream puede cubrir costos operativos y financieros de medio ciclo de más de 25 dólares. La calificadora consideró que la empresa necesitará un apoyo gubernamental significativo en el corto./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.