La VIOLENCIA acecha las ELECCIONES del PAÍS; ASESINAN a CANDIDATO en Guanajuato

El diputado local del PAN, Juan Antonio Acosta Cano, fue asesinado en Juventino Rosas, municipio por el cual se registró como precandidato a la alcaldía el pasado 15 de diciembre.

Foto: Internet

El último período de elecciones fue el más violento en la historia reciente de México, dejando una estela de miedo y agresiones a candidatos, precandidatos y políticos que fueron parte del proceso criminal que todavía se vive en el país por la fragmentación y reacomodo de los cárteles de la droga.

  • La campaña política de 2018 registró un saldo de 152 políticos asesinados -48 precandidatos y candidatos- y 774 agresiones contra políticos y 429 contra funcionarios no electos, según el informe de la consultora Etellekt.

Lo hallado por la consultora reflejó que el 90% de las agresiones documentadas en su informe fueron contra funcionarios y candidatos del ámbito local, y esto lo atribuyó al interés de la delincuencia organizada por controlar políticamente a las localidades mediante las policías, así como los servicios de agua y electricidad.

También reflejó que la violencia contra los políticos se concentró en determinados municipios conectados entre sí, lo que implicó que se trató de tener determinado blindaje y control.

La violencia política en el proceso electoral 2018 tampoco discriminó por sexo: de los 28 precandidatos asesinados, 17 eran mujeres.

Uno de los asesinatos que impactó durante la campaña fue el del Fernando Purón Johnston, candidato a Diputado Federal por Coahuila. Las cámaras de seguridad captaron el momento en el que un hombre se acerca y le da un tiro en la nuca mientras se tomaba una fotografía con una seguidora.

Otro caso fue el de Sebastián Alejandro Espejel Gómez, candidato del derechista Partido Acción Nacional (PAN) a regidor del Ayuntamiento de Tepetlaoxtoc, Estado de México. A quien asesinaron a tiros y abandonaron su cuerpo afuera de un local comercial.

Incluso el domingo 1 de julio de 2018, día de la jornada electoral, se reportaron al menos 138 agresiones y 7 asesinatos en 26 entidades.

Posterior a la jornada electoral fueron asesinados Zenón Cocula Fierros, regidor electo de Morena en San Pedro Tlaquepaque, Jalisco; Elíseo Delgado Sánchez, alcalde electo de Buenavista, Michoacán; y José Medel Jiménez, presidente del comisariado de bienes comunales de la localidad de San Miguel Chimalpa, Oaxaca; sólo por mencionar algunos.

La mayoría de los políticos asesinados pertenecían a la coalición PRI-PVEM-NA; luego 39 eran de la coalición PAN-PRD-MC; 20 de Morena-PT-PES; y 13 eran del resto de los partidos.

  • Los estados en los que se reportaron más casos de agresiones contra políticos fueron Puebla (62), Guerrero (53) y el Estado de México, con 40. Por el contrario, el que parece ser más seguro para los políticos fue Nuevo León, pues ahí no se informó de ninguna agresión. En lo que respecta a los asesinatos, la mayoría tuvo lugar en Guerrero (27) y Oaxaca (19).
  • Los asesinados en el periodo electoral (152 políticos y 371 funcionarios) representaron el 2.5 por ciento del total de homicidios dolosos registrados en todo el país de septiembre de 2017 a mayo de este año, donde se reportaron 20,439 casos. Esto último se traduce en que durante ese periodo, de cada 100 homicidios dolosos más de dos fueron contra políticos o funcionarios.

Las llamadas de atención sobre la violencia electoral en México, durante el proceso electoral 2017-2018, vinieron de organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derecho Humanos, de la Organización de Estados Americanos (OEA). En mayo de 2018 la CIDH emitió un comunicado de prensa titulado CIDH observa violencia durante el proceso electoral en México.

  • Los asesinatos ocurrieron a lo largo y ancho del país, abarcando las 32 entidades federativas y 566 municipios. Del total de políticos asesinados, 28 eran precandidatos, 20 candidatos, 15 aspiraban a un cargo municipal, 4 a diputaciones y uno más a diputación federal.
  • De hecho gracias a esas elecciones los asesinatos de políticos en el país aumentaron un 55% en 2018, pues en el año anterior fueron 15 víctimas. De los 159 asesinatos, 23 correspondieron a mujeres y 136 a hombres, señaló el reporte que registró datos del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018.

Estos homicidios pusieron en riesgo a nivel local la celebración de los comicios además de aterrorizar a los ciudadanos de los municipios y distritos por el que las víctimas buscaban participar, e incluso inhibir la participación ciudadana en los comicios.

Algunos expertos opinan que el asesinato de políticos puede afectar tanto la oferta (es decir, las candidaturas), como la demanda (la votación), en el proceso político, así como la calidad de los gobiernos municipales y sus múltiples resultados socioeconómicos.

En septiembre de 2020 inició el Proceso Electoral para renovar la Cámara de Diputados, además de gubernaturas, ayuntamientos y alcaldías en los 32 estados del país. La Jornada electoral se realizará el 6 de junio de 2021, siendo estas votaciones las más importantes del país.

Asesinan a precandidato en Guanajuato

La mañana de este martes el diputado local del PAN, Juan Antonio Acosta Cano, fue asesinado en Juventino Rosas, municipio por el cual se registró como precandidato a la alcaldía el pasado 15 de diciembre.

  • El legislador se ejercitaba en la vía pública cuando fue atacado por un sujeto armado alrededor de las 09:15 de la mañana. Según versiones de testigos, el también exalcalde blanquiazul por este municipio, caminaba por la calle Álvaro Obregón y Venustiano Carranza cuando un hombre le dio alcance y le disparó por detrás y en la cabeza, para después escapar.

El cuerpo del legislador quedó tendido bocabajo en la vía pública. En este momento, se efectúa una intensa movilización policiaca en el lugar.

  • El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, condenó los hechos y exhortó a la Fiscalía local a dar con los responsables.
  • Minutos después de que el gobernador confirmara el asesinato del diputado, la Fiscalía General del Estado informó que se designó a una célula completa de la Agencia de Investigación Criminal para dar con el o los responsables.

El diputado Juan Antonio Acosta Cano se había registrado el pasado 15 de diciembre como como aspirante a la pre-candidatura para la Alcaldía del municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, del que ya fue presidente municipal en dos ocasiones, del 2006 al 2009 y del 2012 al 2015.

Narcos en las elecciones federales de México de 2021

A mediados del 2021, el 6 de junio, se llevará a cabo en México la votación para elegir a más de dos mil puestos de gobierno a nivel municipal, estatal y federal. Estarán en disputa 15 gubernaturas, 300 curules de diputados federales por mayoría simple y 200 de representación proporcional en todo el país. Asimismo, se renovarán 30 congresos estatales y cientos de alcaldías, incluyendo la Cámara de Representantes de la Ciudad de México, y sus 16 ayuntamientos.

Se elegirán los gobernadores de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Campeche, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

Presencia y control de los carteles

De acuerdo con un mapa actualizado de la presencia del crimen organizado en México –según considero, el esquema más actualizado de todos los estados donde se disputa el cargo de gobernador, excepto Tlaxcala–, dado a conocer por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en septiembre pasado, hay presencia y control de los carteles mexicanos transnacionales y/o grupos locales dedicados a narcomenudeo y robo de hidrocarburos entre otras actividades delictivas.

Los primeros diez estados que menciono, al igual que la Ciudad de México, son puntos neurálgicos en el tráfico y producción de drogas tanto para consumo nacional como para los mercados de Estados Unidos y Europa.

A lo largo de los últimos 20 años, esos estados han sido escenario de sangrientas guerras por el control territorial que han escandalizado al mundo por el nivel de violencia, muertos y víctimas colaterales. Pero, durante ese mismo periodo, los mismos grupos criminales han emprendido otra batalla, aunque más silenciosa y discreta, igual o más peligrosa: la del control político.

Mapa de riesgo

De acuerdo con el mapa de la UIF, el Cartel de Sinaloa, comandado por Ismael “El Mayo” Zambada y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezado por Nemesio Oceguera alias “El Mencho”, tienen hegemonía en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Nayarit, Colima, Campeche, Querétaro, Guerrero y Zacatecas.

  • En San Luis Potosí, predominante, tiene presencia el Cartel de Golfo; en Michoacán, el CJNG y la Familia; en Nuevo León, el Cartel del Golfo, los Zetas y el Cartel del Noroeste; y en la Ciudad de México ha emergido en los últimos años el llamado grupo Unión de Tepito, que convive en el territorio con el Cartel de Sinaloa y el CJNG.

A lo largo de más de quince años de investigación sobre las operaciones de los carteles de la droga en México, y su conexión con el gobierno y el poder político y empresarial, he conocido y documentado la influencia concreta y palpable de los carteles en las elecciones de todos los niveles.

Para escribir este artículo consulte mis bases de datos, anotaciones de entrevistas con miembros de la delincuencia organizada y expedientes oficiales de autoridades de México y Estados Unidos. Son decenas de nombres de presidentes municipales, regidores, síndicos, diputados locales y federales, gobernadores del pasado lejano, cercano y actuales, así como presidentes de la República, que han recibido recursos del narcotráfico para financiar sus campañas políticas, o que incluso han sido propuestos para los cargos de elección popular por el propio crimen organizado.

Narco-financiamiento en las campañas electorales

El financiamiento es directo o indirecto. En la primera modalidad, es directamente del capo de la droga a los candidatos o sus hombres más cercanos. No suelen hacerlo a través de personas distantes al candidato que pueden prometer beneficios que después no puedan cumplir. Aunque no tienen problema de liquidez en el manejo del efectivo o bienes en especie, a los narcos no les gusta que les tomen el pelo.

  • En la modalidad de financiamiento indirecto, lo hacen a través de empresarios que se convierten en mecenas de los candidatos a cambio de contratos y/o prerrogativas del gobierno del ganador que patrocinaron, así como protección al grupo criminal que representan.

Recursos a todos los candidatos

Aunque habitualmente un cartel transnacional o local tiene su candidato favorito y le proporciona más recursos en dinero o especie, los capos aportan de manera directa o indirecta recursos a todos los candidatos para tener una veladora encendida a cada “Santo”. Yo misma he escuchado incluso cómo dan línea a sus huestes de por quién votar. Por ejemplo, en la elección presidencial de 2018.

Este interés en los comicios por parte de los carteles se debe principalmente a dos razones. La primera es control territorial para la producción, tráfico y comercialización de las drogas, así como zonas francas y seguras para sus familias.

  • La segunda razón es obtener contratos legales del gobierno o facilidades para hacer inversiones en el sector industrial, comercial o inmobiliario, a través de empresas constituidas legalmente, con las cuales lavan sus ganancias ilícitas.
  • Uno de los carteles más notables y experimentados en esto es el poderoso Cartel de Sinaloa, comandado desde hace medio siglo por Ismael “El Mayo” Zambada, quien, gracias a esta influencia, maneja, a través de su familia y prestanombres, negocios de producción de lácteos, carne, frutas y vegetales –de consumo nacional y exportación–, constructoras, plazas comerciales, transporte de pasajeros que obtienen incluso créditos, permisos y canonjías de los gobiernos municipales, estatales donde operan, e incluso del gobierno federal.

Por ejemplo, está el caso de la guardería Estancia Infantil Niño Feliz, vinculada directamente a su esposa e hijas, que en los últimos sexenios ha obtenido de la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social millonarios contratos multianuales. Contratos que siguen vigentes en la administración de Andrés Manuel López Obrador, según documenté en mi libro El Traidor, los cuales, al menos hasta noviembre pasado, según me confirmaron fuentes del Gobierno federal, no han sido cancelados por temor y/o complicidad con “El Mayo”.

Focos rojos

Formalmente en las boletas electorales de este año aparecerán principalmente candidatos de los dos bloques que se disputarán el poder: el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y aliados, y un frente opositor encabezado por PAN-PRI-PRD.

Pero de manera oculta, detrás de muchos de los candidatos, no solo estarán las siglas de los partidos políticos, sino las siglas de carteles de la droga, quienes incluso han logrado en diversas ocasiones meter a la lista de candidatos a sus subordinados, socios, amigos, familiares y hasta parejas sentimentales.

El foco rojo en Sinaloa es evidente y preocupante. Durante años el Cartel de Sinaloa ha influido en las elecciones municipales, estatales e incluso en la presidencial./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here