En MÉXICO es más probable morir por Covid-19 que por CRÍMENES: Especialistas

El 69.54 por ciento de los pacientes, 21 mil 641 personas de 31 mil 119, murieron sin pisar las Unidades de Cuidados Intensivos habilitadas para tratar el COVID.

La Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Militar de la 22 Zona Militar en Santa María Rayón entró en operaciones después de concluir su reconversión a Hospital COVID-19 en donde se atenderá a la población civil y militar.
FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

El número de muertos por contagio de Covid-19 en junio pasado fue de 14 mil 622, cifra que superó a la violencia y las enfermedades de mayor prevalencia en el país, alertó Carlos Santos Burgoa, director de Políticas en Salud Global de la Universidad George Washington.

En teleconferencia organizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el especialista aseguró que en la actualidad es mayor el riesgo de morir en México por el coronavirus que por otras causas naturales o premeditadas.

  • “Ahora en México es mayor la probabilidad de morir por Covid-19 que por crímenes u otra enfermedad”, sostuvo.
  • “Su mortalidad mensual de junio fue 24 por ciento más alta que las enfermedades cardiovasculares, 4.9 veces más que los accidentes de tránsito y 5.5 veces más que los homicidios totales”, aseguró.
  • La Secretaría de Salud (Ssa) reportó que hasta ayer hubo 782 nuevas muertes por Covid-19, con lo que suman 32 mil 796 casos durante la pandemia.

De acuerdo con el informe técnico diario, en México hay 275 mil 3 positivos acumulados, 6 mil 995 más que el martes, la cifra más alta registrada para un día.

El número de muertes por Covid-19 durante el mes de junio superó a los decesos que reportan las principales causas de muerte como los males cardiacos, la diabetes o los tumores, cuyos fallecimientos van de 7 mil a 11 mil en promedio mensual.

  • El Covid-19 se colocó por arriba de las mil 824 muertes al mes que en promedio se registran por influenza y neumonía.
  • Así como las mil 913 muertes causadas mensualmente por males pulmonares obstructivos crónicos y mil 97 decesos registrados, en promedio, cada mes de 2017 por insuficiencia renal, según la última actualización sobre mortalidad publicada por el Inegi en 2018.

Santos Burgoa, extitular de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud de la Ssa, afirmó además que para responder a la pandemia se necesitaba un ejército de profesionales promotores de la salud, para el rastreo efectivo de las redes de contacto de las personas contagiadas.

“Lo que requeríamos era buscar no debajo de la luz del farol, sino ahí donde se esconden, como en la guerrilla”, consideró.

“Identificar los casos, rastrear su red de contactos, identificar los entornos más riesgosos, buscar a las poblaciones con probabilidades desiguales y contener, reducir, pero no teníamos con quién y ahora lo estamos pagando con morbimortalidad y en economía”.

El epidemiólogo por la Universidad Jonhs Hopkins indicó que urge construir un Servicio Nacional de Salud Pública, con inversión en suficientes profesionales e instituciones, que responda a la población desde el orden local hasta el nacional.

El 69% murió por COVID sin recibir cuidados intensivos

Hay un verdadero drama en la historia del COVID en México, eludido constantemente en la conferencia de las 19:00 horas en las que López-Gatell y sus colaboradores inventan mapas, gráficas y personajes de caricatura cada día. Nunca se habla allí de que 69.54 por ciento de los pacientes, 21 mil 641 personas de 31 mil 119, murieron sin pisar las Unidades de Cuidados Intensivos habilitadas para tratar el COVID.

  • Los ventiladores traídos de emergencia al país no representaron nada para 8 de casa 10 decesos, pues esos pacientes que finalmente fallecieron no fueron conectados a estos aparatos que les hubieran auxiliado a respirar.
  • El siguiente dato no es menos dramático. El país se afanó en crear una infraestructura especial para atender los casos de coronavirus, acaparando el 3 de cada 10 instalaciones hospitalarias, lo que significó descuidar a otros enfermos. Sin embargo, los pacientes están muriendo en alto porcentaje antes de llegar a pisarlas.

Fue particularmente el sector federal el que cargó con estos casos donde los pacientes no pisaban las unidades de cuidados intensivos antes de morir por COVID: El IMSS tiene hasta ahora 15 mil de estos casos, hay 6 mil más en los hospitales de manejo directo de la Secretaría de Salud federal y mil 600 en el ISSSTE.

Estas unidades especialiazadas en los centros hospitalarios están destinadas a atender a los pacientes que están en una situación suficientemente grave para poner en peligro su vida. Los agravamientos repentinos también son un factor a atender allí.

El equipamiento de estas unidades es de mucho mayor calado que las camas de hospitalización normales, pues se deben monitorear constantemente los signos vitales del paciente, además de controlar e intervenir en otras funciones vitales. La imagen clásica de estas unidades es la de un paciente recostado y conectado simultáneamente a monitores cardiacos y de respiración, además de sueros y soluciones. Los ventiladores artificiales para ayudar ala paciente a respirar cuando pierda esa capacidad, también están allí.

Las unidades de cuidados intensivos no se han visto saturadas. Las muertes ocurren antes de que el paciente llegue allí.

El 46% de lugares de hospitalización general están ocupados

Conforme a los datos de la Secretaria de Salud, hasta el último corte, a nivel nacional, 54% de lugares de hospitalización general están disponibles y 46% ocupados. En camas con ventiladores 63% están disponibles y 37% han llegado al límite de su capacidad.

Respecto del número de casos sospechosos, la cifra asciende a 80,893 y las pruebas que han arrojado resultados negativos suman 328,908. El total de las personas estudiadas con sospecha de coronavirus en el país es de 684,804 hasta ahora.

Actualmente, la entidad con mayor saturación en camas de hospitalización general es Tabasco, pues cuenta con una capacidad del 14% ante un 86% de ocupación. Sobre la atención con ventiladores, dicha entidad tiene 59% de espacios llenos y 41% de disponibilidad.

Como parte de los cambios en la forma y fondo de presentar la información durante el reporte diario sobre coronavirus, José Luis Alomía profundizó en el panorama epidémico de Baja California.

  • En dicha entidad, explicó, respecto a la semana epidemiológica anterior, de la 24 a la 25 considerando como el inicio el primer caso confirmado en el país, se registró un incremento del 7% en casos confirmados. En el caso de la curva de recuperados, en el mismo periodo aumentó 12% los pacientes incluidos en este grupo. Por último, en las defunciones se observa una reducción de 16% en su ocurrencia.

De acuerdo con la información proporcionada por la SSa, se detectó que Mexicali como el municipio que presentó la mayor intensidad en casos estimados por cada 100,000 habitantes en relación con otras demarcaciones de Baja California. Por otra parte, el funcionario señaló que Tijuana tuvo su acmé, o punto máximo de la curva, semanas antes y, actualmente, se encuentra registrando un descenso./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.