EPN y Videgaray, recibieron y promovieron el manejo de 504 MDP en SOBORNOS, acusa LOZOYA

Gabriel Regino, abogado penalista, aseguró que el proceso de Emilio Lozoya Austin, es inédito por la utilización de mecanismos legales que permiten que un acusado evite la ley

Tanto para la contratación de “asesores electorales” en la campaña presidencial de 2012, como para echar a andar las llamadas reformas estructurales, entre 2013 y 2014, el expresidente Enrique Peña Nieto y uno de sus colaboradores más cercanos, el dos veces secretario de Estado, Luis Videgaray, recibieron y promovieron el manejo de al menos 504 millones de pesos en sobornos.

Fue lo que este martes reveló el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio “L”, procesado por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, en los casos de Odebrecht y Agro Nitrogenados; al presentar una denuncia de hechos en la que imputó al expresidente de la República, así como a quien ocupó los cargos de secretario de Hacienda y canciller, en la pasada administración.

  • A través de un breve video pregrabado, el fiscal general Alejandro Gertz Manero señaló, sin hacer mención directa de los nombres de los probables imputados, que con base en la denuncia, durante los comicios de 2012, tanto el expresidente Peña Nieto como Luis Videgaray, ordenaron que una cantidad superior a los 100 millones de pesos, fueran entregados a “varios asesores electorales extranjeros”.

Cabe recordar que en julio pasado, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) determinó la prescripción de la acción penal por el supuesto financiamiento de la empresa Odebrecht a la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012.

  • El dinero, refirió Gertz, habría provenido de una serie de sobornos que la constructora brasileña Odebrecht habría entregado al propio Emilio “L”, a cambio de obtener una serie de contratos y beneficios para que la compañía operara en el país.
  • Bajo ese mismo esquema, el ya entonces titular del Ejecutivo y su secretario de Hacienda ordenaron, según denunció el extitular de Pemex, el pago de alrededor de 120 millones de pesos en sobornos a un diputado y a cinco senadores para la compra de votos, a fin de que se aprobaran las reformas estructurales.

Según lo denunciado por Emilio “L”, dichos funcionarios (Peña Nieto y Videgaray) “le dieron instrucciones (a Emilio) para que entregara 84 millones de pesos a varios legisladores, a un secretario de finanzas de un partido político (…) después, también, le dieron más de 200 millones de pesos para dirigirlos a la reforma electoral, a través de un enlace”.

Respecto al tema de la planta de Etileno XXI, cuya contratación se dio desde el sexenio de Felipe Calderón, mediante un contrato entre Pemex con la empresa Braskem, filial de Odebrecht y la compañía mexicana Idesa, el fiscal general apuntó que “hubo una serie de beneficios de carácter económico a favor de esa empresa.

Se les dieron una serie de privilegios en precios de insumos, en los que el gobierno federal tuvo pérdidas muy grandes”, señaló sin detallar el monto de dichos beneficios o de las pérdidas.

A fin de sustentar las afirmaciones de su denuncia, Emilio “L” citó el testimonio de cuatro testigos, así como la entrega de recibos y un video. “A partir de este momento la Fiscalía General de la República ha abierto la carpeta de investigación correspondiente, y vamos a empezar las diligencias”, sostuvo el funcionario al advertir que en caso de que se considere procedente serían citados a declarar los ahora imputados.

El pasado 29 de julio, durante lo que fue la segunda audiencia por las indagatorias en su contra, el exdirector de Pemex en el gobierno de Peña Nieto reiteró en el caso de sobornos de Odebrecht, como lo hizo de forma casi idéntica respecto a la compra irregular de la planta de Agro Nitrogenados, que sobre las acusaciones en su contra él fue: “intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado”; y en ese sentido se comprometió ante el juez: “señalaré a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos”.

Investigación tardará por diversas razones

Gabriel Regino, abogado penalista, aseguró que el proceso de Emilio Lozoya Austin, exsecretario de Pemex, es inédito por la utilización de mecanismos legales que permiten que un acusado evite la ley a fin de que se señale a otros culpables.

Explicó que los procesos judiciales podrían llevar al gobierno federal todo el sexenio, ya que solamente la investigación, en caso de llevarse de manera ágil, podría durar por mínimo un tiempo de seis meses.

Si tomamos en consideración que el día de ayer apenas inicia la denuncia, entonces una investigación de esta envergadura puede durar seis meses, por lo menos”.

Destacó que Videgaray y Peña Nieto podrían presentarse ante la Fiscalía para defenderse por los cargos a los que se les señaló, debido a que sus nombres fueron integrados en una carpeta de investigación.

Sin embargo, comentó que esta situación podría no darse sino hasta el siguiente año, debido a los dictámenes periciales, de investigación y todos los procesos burocráticos que se necesitan para hacer una acusación formal desde las instituciones.

No pisará la cárcel

En entrevista con Mario Maldonado, el experto dijo que la Fiscalía General de la República y el exfuncionario pactaron no permitir que pisara la cárcel a cambio de la información que permitiría comprobar casos de corrupción más complejos.

  • Cuatro testigos, un recibo y un video son los elementos con los que el extitular de Petróleos Mexicanos podría comprobar el recibo de sobornos para el pago de asesores políticos, privilegios empresariales y además la responsabilidad de diversos funcionarios, apuntó Regino.

Explicó que esto podría dar pie al primer maxiproceso en contra de excolaboradores del Estado de alto nivel en la República Mexicana.

Usa la misma estrategia

Destacó que los supuestos sobornos de Odebretch están siendo investigados, pero que lo que denuncia Lozoya es la utilización de este dinero para pagar a asesores extranjeros.

  • Esto sería útil, mencionó, para llevar a cabo una carpeta de investigación por delincuencia organizada y lavado de dinero que serviría para investigar al expresidente Peña Nieto y al exsecretario Luis Videgaray.

Mencionó además que en el pasado Lozoya aseguró que los testigos de los casos de corrupción en Brasil podían inventar lo que declaraban ante el juez y ahora hace uso de este beneficio./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.