IP propone Aumento de 4% al SALARIO MÍNIMO, para proteger Poder Adquisitivo de Empleados

En el tercer trimestre de 2020, con un mercado laboral más pequeño que el año pasado, 32 millones de personas trabajaron por un ingreso que no supera dos salarios mínimos

imagen de internet

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos, reveló que el incremento al salario mínimo que se busca para 2021 se ubica entre 128.15 y 135.83 pesos.

  • En una conferencia virtual, recordó que actualmente este monto se encuentra en 123.22 pesos, pero que ya se inició la negociación con sindicatos, gobierno y la Comisión Nacional de Salario Mínimo (Conasami).
  • “En las próximas semanas que se dará la negociación sobre el salario y que se ubique entre estos dos puntos. Llegar a este nivel implicaría que la evolución sea en el nivel de la inflación del Banco de México del 4%”, dijo.
  • Explicó que no se debe bajar el ritmo, pues siguiendo el modelo de la nueva cultura salarial se logró que éste superara 17% la Línea de Bienestar Individual de Coneval, que es de 105.7 pesos, pero se busca, paulatinamente, llegar a la Línea de Bienestar General que es de 214.7 pesos.

“El objetivo final es que esta evolución continúe y esperaríamos que hacia 2024 pudiéramos alcanzar la línea de bienestar familiar. Es decir, que el salario que obtienen dos personas, que es el promedio de los que trabajan en las familias mexicanas, fuese suficiente para mantener una condición de satisfacción de sus necesidades básicas a una familia promedio. Es prácticamente cuatro individuos, es decir, dos para cuatro. Estamos todavía 40% por debajo de ese objetivo”, sostuvo.

De Hoyos comentó que el efecto económico derivado de la pandemia replantea el ritmo bajo el cual se podrán acercar el propósito, aunque aseguró que la propuesta que se pone sobre la mesa es el resultado del análisis de varias semanas, por parte de expertos de la Comisión Laboral de la Coparmex, así como del diálogo que ha tenido con las organizaciones de trabajadores.

Por lo anterior apuntó que en esa búsqueda de encontrar el equilibrio entre mantener la evolución hacia la línea de bienestar familiar, pero salvaguardando la permanencia de empleos, por lo que en los próximos días informaría de la evolución de este diálogo.

“Con esta propuesta los empresarios de la Coparmex del sector privado ponen de manifiesto que más allá de la clarísima dificultad que tienen las empresas para mantener su plantilla laboral derivado de la situación de la pandemia, estamos poniendo por delante el mejor interés de la recuperación salarial, que, sumado a otras propuestas que en los últimos meses hemos formulado como el incremento de las pensiones a través de la iniciativa que se construyó en el sector privado, me parecen que ponen claramente en evidencia el compromiso del sector privado para lograr mejores niveles de remuneración y de estabilidad en el empleo”.

Millones trabajan por un ingreso que no supera dos salarios mínimos

En el tercer trimestre de 2020, con un mercado laboral más pequeño que el año pasado, 32 millones de personas trabajaron por un ingreso que no supera dos salarios mínimos, es decir, 7 mil 393 pesos al mes, con la que deben proveer a sus familias, mostraron datos oficiales.

En suma, son 180 mil 748 personas que con el choque de la pandemia de Covid-19 se agregan al universo de quienes perciben ingresos menores a dos salarios mínimos, respecto del mismo periodo del año pasado, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

  • El hecho implica que entre julio y septiembre pasados, 63 por ciento de las 51 millones de personas con trabajo en el país recibían menos de dos salarios mínimos; un año atrás eran 57.91 por ciento de 55 millones de ocupados.
  • Trabajar no es suficiente para garantizar que una familia pueda adquirir bienes básicos, incluso comer, señala David Kaplan, investigador de mercados laborales en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
  • En el tercer trimestre de este año 44.5 de cada 100 integrantes de la población se encuentran en pobreza laboral, ya que su ingreso es insuficiente para comprar la canasta alimentaria. En el primer trimestre, esa proporción fue de 35.7 de cada 100.

En una publicación en redes sociales el investigador explicó que si bien el dato de pobreza laboral entre julio y septiembre marca una diferencia respecto al 52 por ciento alcanzado en el segundo trimestre de 2020, el indicador se mantiene por arriba de lo registrado en los últimos 14 años.

Con base en los cálculos del investigador del BID, 56 millones 515 mil personas –de un estimado de 127 millones que habitan en el país– no cuentan con recursos suficientes para comer o cubrir otras necesidades básicas, pese a que alguien de la familia trabaja.

En octubre pasado, José Nabor Cruz, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, adelantó a diputados que la crisis derivada de la pandemia podría resultar entre 6 y 10 millones de personas más en situación de pobreza laboral.

  • Entre julio y septiembre, el número de personas con un ingreso laboral no mayor a los dos salarios mínimos cayó en 3 millones 77 mil, respecto del primer trimestre del año, exhibe la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que elabora Inegi.
  • El organismo también informó que se redujo en 3 millones 810 mil el número de trabajadores sin acceso a prestaciones laborales, lo que implica que una buena parte de los empleos que no se han recuperado pertenecen al sector informal.

Mostró que en el tercer trimestre de 2020, más de la mitad de las personas ocupadas no tenían acceso a prestaciones laborales y 59 por ciento, alrededor de 30 millones 274 mil no contaban con acceso a instituciones de salud.

Los resultados están asociados también al sector en el que se emplea cada trabajador. Por ejemplo, en las actividades agropecuarias, nueve de cada 10 trabajadores no tienen acceso a servicios de salud, es decir, un total de 6 millones 155 mil personas.

También en la construcción, sólo a dos de cada 10 trabajadores se les provee con cobertura de salud y a tres de quienes laboran en comercios. En los servicios sólo alcanza a la mitad de los empleados y en la manufactura a seis de cada 10.

Los datos al tercer trimestre del año también muestran que ha sido entre los empleadores donde más se ha reducido en mayor medida la ocupación.

  • Del primer trimestre de 2020 al tercer trimestre del mismo año, el número de empleadores se redujo en 12.1 por ciento, seguido de los trabajadores por cuenta propia que cayeron 8.6 por ciento, los trabajadores subordinados que lo hicieron en 7.7 por ciento y quienes no contaban con una remuneración fija restaron en 0.3 por ciento.

Ello implica que no se han recuperado 2 millones 938 mil plazas entre los asalariados una vez que se dio la reapertura de la economía; a ello se agregan 331 mil 114 que tampoco han vuelto entre empleadores; un millón 65 mil entre quienes trabajaban por cuenta propia y 6 mil 114 de los trabajadores sin remuneración fija.

Irreal, incremento de 2.00 pesos a las tortillas: CNA

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA) aseguró que el precio de la tortilla podría subir 30 centavos en lo que resta del año y 2021, pero descartó un incremento de dos pesos que se estimaba anteriormente, pues es un valor lejano a la realidad.

  • Bosco de la Vega, presidente del CNA, comentó que México es excedentario en maíz blanco, ya que tan sólo Sinaloa produce más de seis millones de toneladas. Explicó que el grano se vende a los molineros para hacer la tortilla, y “posiblemente como no hay apoyos a la comercialización, cada quien tendrá la referencia de la bolsa de Chicago”.

El dirigente agropecuario sostuvo que hay maíz producto suficiente para elaborar tortillas, por lo cual un aumento de 2.00 pesos en su precio no coincidente con lo que hay actualmente en el mercado./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here