Texto Íntegro CEPAL: GAS NATURAL representa un DESAFÍO para la AUTOSUFICIENCIA ENERGÉTICA de México y Mundo

México tiene una capacidad limitada para almacenar gas natural, ya que el país únicamente cuenta con las terminales de almacenamiento y regasificación ubicadas en Altamira, Tamaulipas; Ensenada, Baja California y Manzanillo, Colima; que alcanzan para un promedio de 2.4 días

El gas natural representa un desafío para la autosuficiencia energética de México, de acuerdo con un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), pues el país importa de Estados Unidos hasta 90 por ciento de la demanda de combustible.

“La creciente dependencia del gas importado de Estados Unidos ha causado preocupación entre analistas y círculos oficiales por los riesgos y consecuencias de un choque de precios o de una interrupción del suministro”, indicó el análisis El gas natural en México.

  • Los autores recordaron que en febrero del año pasado, cuando se cortó el suministro del energético hacia México como consecuencia de una tormenta invernal en Texas, el país vivió una crisis con la interrupción de electricidad y un mayor costo por la compra de gas licuado a otros proveedores.

El estudio refiere que con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el gobierno de México –en ese entonces encabezado por Carlos Salinas de Gortari– “aceptó y promovió una política de importaciones de gas natural”, para lo cual “estableció un entramado legal, regulatorio, normativo e institucional alrededor de las importaciones como vía para abrir el sector a particulares, crear competencia y acotar el monopolio”, lo cual continuó con la reforma impulsada por Enrique Peña Nieto, que creó un mercado abierto.

  • Más de 25 años después de que Petróleos Mexicanos (Pemex) fue acotado en ese mercado, las importaciones satisfacen 70 por ciento de la demanda de gas natural, pero éstas se incrementan hasta 90 por ciento con el autoconsumo de la petrolera mexicana, mientras todas las actividades de la cadena de valor están abiertas al capital extranjero.

“Esa situación no es la deseable desde el punto de vista de la actual administración, cuya mayor aspiración es la autosuficiencia con Pemex como garante de ese propósito.

  • “El principal obstáculo para conseguirlo es el modelo de mercado tan difícil de cambiar por numerosas y distintas restricciones, lo que explica su estrategia de aumentar la presencia, control y supervisión del Estado.”
  • Desde 2014, el gas natural es el combustible más consumido en el país, por lo que su participación en el consumo primario alcanza 48 por ciento y su uso creció en promedio 3.5 por ciento anual entre 2000 y 2019.

La producción nacional alcanzó un máximo histórico de 7 mil 31 millones de pies cúbicos diarios en 2009, y desde esa fecha comenzó su declinación.

  • Má de 60 por ciento de la electricidad que se consume en el país es generada con gas, por sus ventajas “técnicas, económicas y ambientales”, además de ser un puente en la transición energética, por lo que su predominio se estima durará hasta más de 2050.

“Las importaciones se multiplicaron por 20 en la última década: en 2010 se importaron 281 millones de pies cúbicos diarios y 10 años después 5 mil 686 millones de pies cúbicos diarios”, apuntó.

  • México es el principal destino de las exportaciones de gas producido en Estados Unidos, al representar entre 6.5 y 7.5 por ciento del total producido en ese país.
  • Según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), México es un caso atípico, pues importa 90 por ciento del energético de Estados Unidos, cuando la dependencia de otras naciones no rebasa más de 52 por ciento y menos de una sola fuente.

El estudio considera que el “reto es enorme”, pues se estima que hacia 2030 México sólo podrá cubrir 10 por ciento de su consumo con producción nacional.

Almacenamiento limitado

México tiene una capacidad limitada para almacenar gas natural, ya que el país únicamente cuenta con las terminales de almacenamiento y regasificación ubicadas en Altamira, Tamaulipas; Ensenada, Baja California y Manzanillo, Colima; que alcanzan para un promedio de 2.4 días, reveló un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

  • El IMCO calculó que la capacidad de almacenamiento de estas tres terminales es de 19 mil 975 millones de pies cúbicos (MMpc) de gas natural, lo que equivale a 2.4 días de consumo promedio diario observado en México, establecida en una cifra cercana a los 8 mil 265 MMpc.
  • Esta cifra es muy inferior en comparación con otros países como Austria, que cuenta con 318.3 días de almacenamiento, seguido de Francia (98.8 días), Italia (93.8), Alemania (89) o España (34.2), por mencionar algunos.
  • Para el think tank, la alta dependencia de las importaciones de gas natural de un único proveedor (Estados Unidos) hacen de México un país particularmente vulnerable a cambios abruptos en la oferta y demanda de este combustible atribuibles, por ejemplo, a fluctuaciones en las condiciones climáticas.

“Un ejemplo de ello fueron las heladas registradas en Texas en febrero de 2021 que ocasionaron una disrupción de las importaciones de gas natural provenientes de ese estado de la Unión Americana y, en consecuencia, apagones que afectaron a más de cuatro millones de usuarios en el norte del país, así como restricciones al consumo industrial de este insumo ordenadas por el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) mediante la emisión de una alerta crítica”, indicó la organización.

  • En México, únicamente se almacena gas natural de forma líquida en los tanques de las tres terminales antes mencionadas, a pesar de que existen otras tecnologías de almacenamiento de gas natural para hacer frente a contingencias de distinta naturaleza, como el almacenamiento subterráneo en forma gaseosa en yacimientos inviables para la extracción de hidrocarburos.

En 2018, la Secretaría de Energía realizó un diagnóstico en el que estimó que la capacidad de almacenamiento de las tres terminales de almacenamiento era insuficiente para hacer frente a diversos escenarios de interrupción del suministro de gas natural.

México alista inversión millonaria para la exportación de gas natural

México planea construir un centro de exportación de gas natural licuado (GNL) en el puerto de Coatzacoalcos, en Veracruz, cuya inversión se estima entre 4,000 y 5,000 millones de dólares, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa.

  • De concretarse el centro de exportación, el GNL ayudaría a satisfacer la demanda en Europa, en un momento de escasez para el continente.

“Esta planta va a tener garantizado el gas natural, ya tenemos los terrenos y estamos por promover la participación de la iniciativa privada”, declaró López Obrador en conferencia de prensa.

El ejecutivo federal, quien planteó previamente la idea de una planta de GNL en Coatzacoalcos, formalizó la propuesta luego de ofrecerse a intensificar la cooperación con Alemania sobre gas licuado, de acuerdo con el mandatario alemán Frank-Walter Steinmeier.

Si bien México aún no exporta comercialmente GNL, es uno de los principales exportadores de petróleo crudo de la región.

  • En agosto, la firma canadiense TC Energy firmó un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para construir un gasoducto de 4,500 millones de dólares que conectará el puerto de Tuxpan con Coatzacoalcos y los puertos de Veracruz y Dos Bocas.

Grandes planes de México ante alta demanda

Los grandes planes de México para entrar en el mercado de la exportación llegan en un momento en que la demanda de gas natural se está disparando en todo el mundo.

El gas ya estaba ganando popularidad frente a los combustibles fósiles más sucios, como el carbón, debido a su huella de carbono comparativamente menor, cuando el conflicto entre Rusia y Ucrania impulsó la demanda a un nivel completamente nuevo.

  • Cuarenta mercados importaron GNL el año pasado, casi el doble que hace una década, según el Grupo Internacional de Importadores de Gas Natural Licuado, y el mundo se ha apresurado a aumentar la capacidad de importación y exportación en los meses posteriores.
  • Asia ha sido el destino de casi la mitad de los cargamentos de GNL de Estados Unidos en los últimos dos años, aunque los esfuerzos de Europa por diversificarse lejos de Moscú hacen que los compradores de todas las regiones compitan por un suministro limitado del combustible.

“México está listo para convertirse en un exportador de gas natural producido en Estados Unidos y esto es impulsado principalmente por la dinámica del mercado que está teniendo lugar a nivel mundial —especialmente los de Asia– y no precisamente debido a las políticas del país”, compartió a Bloomberg Adrian Duhalt, académico del Centro para Estados Unidos y México del Instituto Baker en la Universidad Rice./PUNTOporPUTNTO

Documento Íntegro:

S2200638_es

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario