MORENA, el partido que llevó al poder a AMLO está FRACTURADO

Cuatro grupos, liderados por Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján, Mario Delgado y Alejandro Rojas, se disputan el control del instituto político

Imagen de internet

El partido que llevó al poder a López Obrador está fracturado. Cuatro grupos, liderados por Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján, Mario Delgado y Alejandro Rojas, se disputan el control del instituto político, del que AMLO se ha mantenido al margen.

Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján, Mario Delgado y Ricardo Monreal hacen ajustes con sus operadores

Cuatro son los grupos, liderados por Yeidckol Polevnsky, el coordinador de los súperdelegados federales Gabriel Hernández, quien actúa a través de Bertha Elena Luján; Mario Delgado, coordinador de los diputados morenistas, y Alejandro Rojas Díaz Durán, con el aval del senador Ricardo Monreal, se pelean el control del partido.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó a la secretaria en funciones de este partido, Yeidckol Polevnsky, que entregue de inmediato el padrón con la afiliación y credencialización de Morena, cuya cifra real se desconoce, pero la cúpula morenista afirma que son más de 10 millones los militantes que conforman su músculo.

  • El lunes 20 de enero, Polevnsky citó en carácter de urgente a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional para designar carteras pendientes desde 2018, cuando varios se sumaron al gabinete de López Obrador, para retomar el control de este órgano interno de gobierno. Estas designaciones le permitirían “palomear” las candidaturas para el proceso electoral 2020- 202
  • En este contexto, hoy se prevé la realización del Congreso Nacional Extraordinario, al que convocó Bertha Elena Luján, quien busca arrebatarle la dirigencia nacional a Polevnsky. El objetivo de este, es exigir a la empresaria que rinda un informe de las finanzas del partido y los gastos que ha hecho a la compra de inmuebles para instalar los comités estatales. Sin embargo, Polevnsky ha determinado que no asistirá porque la sesión convocada es ilegal y se da fuera de los estatutos del partido. “Es una reunión de amigos para platicar, ojalá se pongan a trabajar”, reviró.
  • Otro de los aspirantes a dirigir el partido a nivel nacional, Alejandro Rojas Díaz Durán, acusó que el pleito entre Polevnsky y Luján mantiene en una parálisis al partido, alertando que se podría prolongar por varios meses y lastimaría las decisiones electorales rumbo al 2021.
  • Meses antes de que López Obrador ganara la presidencia, le preguntó a sus cercanos dónde querían estar, Polevnsky respondió sin titubeo que al frente del partido.
  • La crisis de Morena inició luego de que el tabasqueño ganó la Presidencia de la República y Polevnsky asumió el control del partido, determinando prolongar su estancia al no emitir la convocatoria para elegir al presidente nacional de Morena.
  • López Obrador sacó las manos del partido, según lo que él mismo ha declarado en sus conferencias de prensa. Ante este pleito amenazó incluso con renunciar a su militancia. En este escenario varios dirigentes nacionales, académicos, funcionarios del gobierno federal y de la Ciudad de México han tratado de mediar entre Bertha Elena Luján y Yeidckol Polevnsky, para dirimir diferencias y enfrentamientos, situación que no se ha podido solucionar.

Fuentes consultadas por El Sol de México, refieren que una de las mediadoras fue la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien fue convocada a dialogar con cada una por separado e incluso reunirlas. Sin embargo, la exdelegada en Tlalpan fracasó. La secretaria en funciones de presidenta, acusa a Bertha Luján de querer los recursos y controlar las candidaturas.

En este tenor, el investigador John Saxe Fernández, aseguró que Morena necesita una renovación y su dirigente debe ser una persona conciliadora. Dijo que se debe replantear la metodología a seguir y que es urgente su renovación, además se pronunció a favor de que haya en el Congreso Nacional la capacidad de lograr acuerdos.

El aliado del coordinador de la bancada en el Senado, Ricardo Monreal, Alejandro Rojas anunció que impugnará tanto la convocatoria como el Congreso Nacional Extra ordinario convocado por Luján. Explicó que la idea es que la gestión de la dirigencia provisional dure hasta que termine el proceso de 2021 y entonces elegir al próximo Comité Ejecutivo Nacional.

En esa misma posición se pronunció Norberto Amaya quien también aspira a la presidencia nacional de Morena y advirtió que para acabar con la crisis y parálisis del partido, el único camino es el acuerdo político.

A su vez, Felipe Rodríguez Aguirre, secretario de Cooperativismo, Economía Solidaria y Movimientos Civiles y Sociales del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena rechazó al igual que la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Elena Luján que el Congreso Nacional Extraordinario sea ilegal y viole los estatutos del partido, por el contrario dijo que habrá orden y que incluso “se van a destrabar todos los conflictos y malentendidos que se han generado al interior del partido”.

Reconoció que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena llega fracturado al Congreso Nacional de hoy, debido a que siete de los 11 secretarios que quedaban en el órgano de dirección partidista apoyan que se renueven los cargos, incluido el Polevnsky. Explicó que en un principio eran 21 integrantes de la dirección nacional, diez se fueron al gobierno federal y otros cargos de elección popular, quedando sólo IL Entre estos siete apoyan a Luján y cuatro a Yeidckol./EL SOL DE MEXICO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.