CAMBIO CLIMÁTICO amenaza a DELFINES

A principios de 2011, una ola de calor causó que la temperatura del agua aumentara más de 4 ºC sobre el promedio anual.

Una ola de calor marina sin precedentes ha impactado la supervivencia de los delfines en la Bahía Shark, Australia, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

UN ESTUDIO POCO ALENTADOR

Investigadores de la Universidad de Zurich han documentado que el cambio climático podría tener mayores consecuencias para la conservación de mamíferos marinos.

  • A principios de 2011, una ola de calor causó que la temperatura del agua aumentara más de 4 ºC sobre el promedio anual. Esto provocó una pérdida considerable de pradera marina, la cual maneja y mantiene el ecosistema de la Bahía Shark.
  • Ahora la investigación está dirigida hacia cómo este daño medioambiental ha afectado la supervivencia y reproducción de los delfines.

Al recolectar datos del período 2007-2017, se encontró que la tasa de supervivencia de los delfines ha caído 12 % desde la ola de calor de 2011. Además, las hembras dieron a luz menos crías, un fenómeno que duró hasta 2017.

  • “ES INUSUAL QUE EL ÉXITO EN LA REPRODUCCIÓN DE LAS HEMBRAS NO HAYA REGRESADO A NIVELES NORMALES, INCLUSO DESPUÉS DE SEIS AÑOS”, COMENTA SONJA WILD, AUTORA PRINCIPAL DEL ESTUDIO.

Existen diversas explicaciones para este fenómeno:

  1. Abandono de las crías
  2. Aumento de la mortalidad
  3. Retraso de la madurez sexual
  4. Una combinación de todas
  5. Aunque la investigación aún no cuenta con los recursos para probarlas.

DELFINES CON HERRAMIENTAS

La ola de calor no tuvo el mismo efecto en todos los grupos de delfines. Aquellos que utilizan esponjas como herramientas, una técnica socialmente aprendida para ubicar alimentos en aguas profundas, no se vieron tan afectados como los que no la usan.

  • “SIN EMBARGO, ESTOS EVENTOS PODRÍAN TENER EFECTOS NEGATIVOS A LARGO PLAZO EN GRUPOS DE MAMÍFEROS MARINOS QUE SON CONOCIDOS POR ADAPTARSE BIEN A NUEVAS CONDICIONES AMBIENTALES”, ACLARA SONJA WILD.

Esta investigación muestra por primera vez que las olas de calor marinas no sólo afectan a los organismos de menor nivel en la cadena alimenticia, sino también tendrían consecuencias para los animales de mayor nivel. Y —además— resulta preocupante para todos los ecosistemas oceánicos./MUY INTERESANTE-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.