La CIENCIA y la TECNOLOGÍA ayuda a la AGRICULTURA

El uso y cultivo de los Organismos Genéticamente Modificados enfrenta a artistas y ambientalistas contra científicos, quienes aseguran que ayudan a mitigar el desabasto de alimentos y a la eliminación de insecticidas dañinos para el medio ambiente; además, desmienten la versión de que perjudican la salud

  • La agricultura ha sido una de las técnicas más importantes para el desarrollo de la sociedad, ya que, además de dotarla de alimentos, también impulsa la economía de todos aquellos que la trabajan.
  • Con el tiempo, la ciencia y la tecnología han ayudado a la agricultura a desarrollarse, pero no sólo eso, también buscan reforzarla y potencializarla.
  • Actualmente, gracias al desarrollo científico, se puede transferir cualquier gen, independientemente de su origen, a una planta o cultivo que lo necesite, como la soya o el algodón, volviéndolos Organismos Genéticamente Modificados (OGM), o transgénicos.
  • “Estas técnicas permiten desarrollar mejores y más precisos sistemas biológicos, así como una biotecnología amigable, respetuosa con el medio ambiente y capaz de atender responsablemente las necesidades en torno a la producción de alimentos seguros”, sostiene el Comité de Biotecnología de la Academia Mexicana de la Ciencias.
  • Sin embargo, aunque este tipo de procedimientos resultan benéficos desde el punto de vista científico, ya que enriquecen al producto original, al menos en México, la opinión de las personas en esta materia está dividida.
  • En junio pasado, un grupo de ambientalistas, artistas y cocineros mexicanos, entre ellos el fallecido pintor Francisco Toledo y los chefs Enrique Olvera y Mónica Patiño, le pidieron al Gobierno federal, que emitiera un decreto para prohibir el cultivo de transgénicos.
  • A través de una carta, aseguraron que este tipo de procesos dañan la riqueza que trae consigo el producto original, además pueden poner en riesgo la salud de aquellos que los consuman.

Aunque la misiva no recibió una contestación inmediata por parte de la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, sí la obtuvo de miembros de la comunidad científica de Centros de Investigación, de universidades públicas y privadas, así como de Premios Nacionales de Ciencia y Tecnología en México.

  • “Nos manifestamos en contra de la petición desinformada, antidemocrática e impráctica de expedir un decreto presidencial que cancele el diseño, desarrollo, evaluación y aprovechamiento de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), incluyendo transgénicos de cualquier tipo, en nuestro país”, se lee en un oficio firmado por al menos 100 científicos, entregado a la Oficina Presidencial.
  • Uno de los firmantes, el investigador Agustín López, del del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sentencia que un veto como el que buscan impulsar los ambientalistas, sin fundamentación científica, “es verdaderamente preocupante”.
  • En entrevista con Reporte Índigo, el investigador agrega que debido a la complejidad del tema de los transgénicos, es muy fácil asustar a la gente con la supuesta creencia de que este tipo de procesos acabará con la biodiversidad del mundo y que causará enfermedades como el cáncer.
  • “Lo difícil es ir analizando paso por paso el método adecuado a utilizar desde el campo científico para que tengamos toda la certeza y seguridad que permita a las autoridades tanto de agricultura como de salud a dar el visto bueno a los transgénicos”, detalla.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en México se ha permitido la liberación al ambiente a nivel experimental de varios cultivos transgénicos desde 1988 a la fecha. Entre estos se encuentran: soya, algodón, calabaza, alfalfa, papaya, plátano, tomate y papa, entre otros.

  • “La Secretaría de Salud ha evaluado varios productos transgénicos respecto a su toxicidad, niveles de nutrición e inocuidad y ha aprobado varios, los cuales incluyen semillas o granos como el maíz”, sintetiza el organismo público.

A pesar de que la producción de los OGM no ha sido aprobada al 100 por ciento por las leyes mexicanas, ya que sólo se han autorizado al algodón y la soya, la Academia Mexicana de las Ciencias destaca que es importante que la sociedad y la opinión pública tengan en claro que los transgénicos se utilizan en muchos países desde hace más de 35 años sin haber causado daños a la salud, ni efectos negativos sobre el medio ambiente.

  • El ingeniero agrónomo por la Universidad de Guadalajara, y director general de Nutrimentos Vegetales, S.A. de C.V., Fernando Ramírez Lima dice que si las autoridades apoyaran este tipo de estructuras científicas, prácticamente se estaría asegurando la autosuficiencia alimentaria del país.
  • De acuerdo con Ramírez Lima y la Academia Mexicana de Ciencias, la idea de desarrollar productos genéticamente modificados fue concebida con el plan de abatir el desabasto de alimentos que pudiera darse en un futuro.
  • “Por ejemplo, un maíz que en zonas áridas era poco probable que prosperara, gracias a la Ciencia y la Tecnología al crear los OGM, ya es posible”, explica.
  • Por su parte, Agustín López agrega que gracias a los transgénicos las plantas ya no necesitan insecticidas o agroquímicos para eliminar las plagas, haciendo que los agricultores resten tiempo en el campo. Además de que erradica el uso de estos productos dañinos para el medio ambiente./REPORTE INDIGO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.