Imagen de Internet

La mitad de las pérdidas no técnicas de luz que el año pasado registró la CFE derivó de actividades criminales, acciones de resistencia civil y el uso de diablitos. “Al cierre de 2017, del total de las pérdidas de energía no técnicas, las provocadas por la delincuencia organizada, resistencia civil y asentamientos irregulares representan el 45%”, indicó la empresa en un informe enviado al Congreso de la Unión, en el que destacó que entre 2016 y 2017 su cartera vencida creció 14.62% más de lo previsto debido a problemáticas sociales, incremento de adeudos en el Valle de México y adeudos vencidos de agua de algunas ciudades./EXCÉLSIOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.