REFORMA FISCAL “mal llevada, puede incentivar a la EVASIÓN y mercado negro”: Expertos

El escenario fiscal que podría enfrentar México a partir del 2022 estará concentrado en la creación de nuevos impuestos como el de las grandes fortunas, el endurecimiento de los gravámenes existentes y la mayor fiscalización de parte de las autoridades hacendarias, que le permitan más facultades al SAT, coincidieron expertos de Thompson Knight.

  • Advirtieron que una reforma fiscal “mal llevada, puede incentivar a la evasión y mercado negro”, justo cuando la tendencia en el mundo avanza hacia una simplificación y menores impuestos. Tan sólo “estamos fuera de competitividad” respecto a nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, que cuenta con una tributación del 22% contra el 40% en México.
  • En el webinar Post elecciones: ¿Qué sigue? Consejos para blindar con éxito la operación de las empresas en México, realizado por la consultoría, Mario Barrera Vazquez, socio de Thompson Knight anticipó que la reforma fiscal que podría promover el nuevo titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. será el impuesto a las herencias, “es algo que puede regresar y no hay que perder de vista las necesidades de recaudación muy grande”.

“La tendencia que tenemos es endurecer y darle más facultades al SAT para recaudar, esto ha funcionado hasta cierta medida, pero la verdad es que el tema es que por el Covid esto va impactar mucho en la recaudación porque muchas empresas se quedaron en pérdidas… Veremos hasta dónde esta medida estará generando facultades al SAT para seguir explotando un poco a los contribuyentes cumplido”, afirmó Catalina Mandujano, socia de la consultora.

  • Para Mario Barrera, la reforma fiscal que necesita México es una ampliación de contribuyentes y baja de impuestos, “a eso deberíamos transitar, pero la administración actual necesita sufragar recursos porque tiene un gasto enorme”, sobre todo con los proyectos como es el Tren Maya y el aeropuerto.

Nuestro país es un destino de inversión y debemos crear un ambiente fiscal atractivo y no a una mayor imposición.

“El enfoque de cualquier política fiscal no debería tener un enfoque intimidatorio, sino debería ser más bien, temas de simplificación administrativa, de hacerle la vida fácil a los contribuyentes para pagar impuestos”, apostó./EL ECONOMISTA-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario