ALTERNANCIA en entidades NO HA DADO RESULTADOS

No solo no ha habido avances, sino que existen entidades que han empeorado, sobre todo en materia de seguridad

Imagen de ilustrativa

La escalada de violencia, la falta de respuesta por parte de autoridades y el culpar a las administraciones anteriores por malas prácticas, son el común denominador de los ocho gobiernos estatales que iniciaron labores hace meses.

  • Uno de los problemas más urgentes por resolver en el país es el tema de la inseguridad, situación que la sociedad mexicana demandó al momento de emitir su voto el año pasado, a cambio, los gobiernos estatales no han sido capaces de revertir este problema en sus territorios y en la mayoría este fenómeno ha ido empeorando de manera preocupante
  • Los estados que renovaron gobernador el año pasado son Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Tabasco, Veracruz, Puebla y Yucatán.
  • Morena por primera ocasión y de manera histórica se hizo de 5 gobiernos estatales; Guanajuato se mantuvo en manos del PAN; mientras que en Jalisco, Movimiento Ciudadano le arrebató la gubernatura al PRI, y en Yucatán el panismo sustituyó al tricolor.
  • En Puebla también ganó el PAN, sin embargo, debido al incidente donde murieron la gobernadora Martha Erika Alonso y su esposo, Rafael Moreno Valle, las elecciones se repetirán.
  • Al menos a seis de las entidades que cambiaron de gobierno no les ha traído ningún beneficio el haber optado por otras opciones partidistas o el haber continuado con un mismo partido.
  • Hoy la inseguridad prevalece en todo el país, lo que demuestra que la alternancia o la permanencia de los institutos políticos realmente no genera una diferencia en esta materia.

Estados como Morelos y Veracruz, hoy gobernados por Cuauhtémoc Blanco (Encuentro Social) y Cuitláhuac García (Morena), respectivamente, vuelven a ser escenarios de masacres cometidas en restaurantes o plazas.

  • En Veracruz, los homicidios dolosos prácticamente mantienen los mismos índices que la gestión de Miguel Ángel Yunes Linares.
  • En los últimos cuatro meses del gobierno de Yunes (agosto a noviembre de 2018), se registraron 544 asesinatos; en el primer cuatrimestre de Cuitláhuac García, la cifra fue de 539, solo cinco casos menos
  • En el estado del Golfo se registró uno de los peores episodios en lo que va del año, cuando el 19 de abril pasado, 13 personas fueron masacradas durante una fiesta en el municipio de Minatitlán.
  • El gobernador veracruzano ha atribuido la responsabilidad tanto a su antecesor como al titular de la Fiscalía General del Estado, Jorge Winckler, por la inseguridad que se suscita en la entidad.
  • El jueves pasado, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que en la comunidad de Tuzamapan, municipio de Coatepec, murieron en un ataque armado cinco personas.
  • Otra gestión que atraviesa por dificultades para garantizar la seguridad es el de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.
  • En los primeros cuatro meses de la administración morenista en la capital, los asesinatos se incrementaron en un 39 por ciento, en comparación con los últimos cuatro meses del gobierno perredista.

Mientras entre agosto y noviembre se contabilizaron 436 víctimas de homicidio, entre diciembre y marzo la cifra escaló a 614.

  • Por su parte, Chiapas, gobernada por el también integrante de Morena, Rutilio Escandón, ha visto una disminución mínima de los homicidios en su territorio con apenas un 2 por ciento de casos en el primer cuatrimestre de su gestión.
  • Yucatán, que hoy tiene como mandatario a Mauricia Vila, redujo los homicidios de 31 a 19 en el primer semestre de ejercicio, comparado con el último de su antecesor, Rolando Zapata.

En los últimos años la violencia en Guanajuato se ha multiplicado. La presencia de grupos del crimen organizado y el incremento de delitos como el robo de combustible, hoy tienen a la ciudadanía sumida entre enfrentamientos y bloqueos en diversas regiones del estado.

La crisis de inseguridad rebasó los récords históricos en la entidad durante los últimos años.

  • De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en 2015 se tuvo registro de 957 víctimas de homicidio doloso, para el 2016 la cifra subió a mil 96 casos, para el 2017 llegó a mil 423; pero el 2018 no tuvo precedentes, pues los asesinatos incrementaron en más del doble que el periodo anterior hasta alcanzar 3 mil 290
  • El 26 de septiembre del año pasado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo rindió protesta como gobernador constitucional del estado del Bajío. En su discurso, aseguró que se recuperaría la paz y que se perseguiría la corrupción.
  • A seis meses de que el gobernador panista sustituyera a su compañero de partido, Miguel Márquez Márquez, no ha podido detener los altos índices de violencia.
  • Esto queda en evidencia al hacer un comparativo de las cifras oficiales sobre los crímenes que se cometieron en Guanajuato durante el último y el primer semestre de la administración anterior y la actual.
  • En los últimos seis meses de gestión de Márquez Márquez (abril a septiembre de 2018) en territorio guanajuatense se cometieron mil 726 asesinatos. Con la llegada de Rodríguez Vallejo, en el periodo octubre 2018-marzo 2019, los casos se elevaron a mil 768.
  • La violencia se ha intensificado a lo largo de estos últimos meses, sobre todo a inicios de marzo, cuando autoridades estatales y municipales en conjunto con las federales, implementaron un operativo para detener a los líderes de grupos criminales dedicados al robo de combustible, provocando diversos enfrentamientos armados.

El Gobierno federal instrumentó la estrategia “Golpe de Timón” con el propósito de detener a los líderes del cártel de Santa Rosa de Lima, al que se le atribuye el control del robo de combustible en la zona, lo cual ha mantenido el territorio en disputa contra integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La entrada de las fuerzas del orden a comunidades como Santa Rosa de Lima en el municipio de Villagrán, derivaron en una jornada violenta que generó enfrentamientos con civiles y que duraron más de 48 horas.

Uno de los principales motivos por el cual la violencia se ha incrementado es por la lucha que el gobierno se encuentra librando contra los huachicoleros en la región

El 20 de marzo, el gobernador Rodríguez Vallejo informó que luego de implementar el operativo, se detuvo a 42 personas que pertenecerían al cártel de Santa Rosa y destacó que en estas acciones se realizaron cateos a 25 propiedades y se aseguraron más de 100 vehículos, además de armas y drogas.

Luis Alberto Ramos, presidente del Observatorio Ciudadano de León AC (OCL), ubicado en la capital guanajuatense, asegura que los enfrentamientos son cada vez más comunes, pero que de las actividades ilícitas el gobierno estatal ya tenía conocimiento desde administraciones anteriores.

  • “El estado conoce esta situación y sus efectos desde hace más de 8 años. Es precisamente que estamos viendo que entra la parte federal y hay un poco más de esta situación porque se intensifica todo lo que ha sucedido”, explica Ramos.
  • La entidad del Bajío mantuvo al Partido Acción Nacional al frente del gobierno ante la promesa del ahora gobernador de recuperar la paz y la seguridad, sin embargo, este compromiso no sólo no se ha cumplido, sino que la violencia incluso ha aumentado/REPORTE INDIGO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.