TEXTO ÍNTEGRO: HEPATITIS AGUDA infantil estaría relacionada directamente con los contagios por COVID-19

La hepatitis aguda infantil, una enfermedad en ascenso de la cual la Secretaría de Salud llamó a tener calma sin dejar de prevenir, estaría relacionada directamente con los contagios por COVID-19, así lo sugiere un estudio publicado en la revista médica británica The Lancet.

  • La investigación señala que algunos de los niños del Reino Unido e Israel diagnosticados con la hepatitis aguda infantil tienen o tuvieron COVID-19 y que la mayoría de los menores que actualmente tienen este padecimiento aún no tienen edad para vacunarse contra el virus detectado en China en 2019.

¿Cual es la relación entre el COVID-19 y la hepatitis aguda infantil?

De acuerdo con la investigación, el SARS-CoV-2 se identificó en el 18% de los casos notificados de hepatitis aguda infantil en el Reino Unido. Además, 11 de los 97 menores de edad ingresados a hospitales direron positivo al virus del COVID-19; otros tres casos habían dado positivo en las 8 semanas antes de presentar síntomas de hepatitis.

“Es probable que las pruebas serológicas en curso arrojen un mayor número de niños con hepatitis aguda grave e infección por SARS-CoV-2 anterior o actual”, precisa el estudio publicado en la revista británica.

¿La falta de vacunas a niñas y niños es un factor para desarrollar hepatitis?

La investigación liderada por Petter Brodin y Moshe Arditi dejó ver que 11 de 12 pacientes israelíes habían tenido COVID-19 en los últimos meses, y la mayoría de los casos de hepatitis informados fueron en pacientes demasiado jóvenes para ser elegibles para las vacunas contra el coronavirus.

  • Según los primeros resultados de las pruebas, “la infección por COVID-19 puede provocar la formación de un reservorio viral”. La persistencia del SARS-CoV-2 en el tracto gastrointestinal puede conducir a la liberación repetida de proteínas virales a través del epitelio intestinal, lo que da lugar a una activación inmunitaria.

Dicha “activación” se ha propuesto como un mecanismo causal del síndrome inflamatorio multisistémico en niños, misma que daría paso a la hepatitis aguda infantil, ya que los menores diagnosticados lo presentan. Se trata de una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, entre ellas el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales.

“Planteamos la hipótesis de que los casos de hepatitis aguda grave en niños notificados recientemente podrían ser consecuencia de la infección por adenovirus con trofismo intestinal en niños previamente infectados por COVID-19 y portadores de reservorios virales”.-Petter Brodin y Moshe Arditi

El nuevo estudio también señala que “no se ha informado previamente que el adenovirus 41 cause hepatitis aguda grave”, aunque otros estudios e instituciones no lo descartan, como es el caso de la máxima casa de estudios de México.

El nuevo estudio también señala que “no se ha informado previamente que el adenovirus 41 cause hepatitis aguda grave”, aunque otros estudios e instituciones no lo descartan, como es el caso de la máxima casa de estudios de México./UNO TV-PUNTOporPUNTO

Documento íntegro: 

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario