«XIBALBÁ» la nueva subvariante del CORONAVIRUS originaria de YUCATÁN

Pese a que México no se encuentra actualmente en un pico de contagios, las subvariantes persisten en hacer de las suyas a lo largo de las regiones. Rodrígo García López, investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, quien es uno de los responsables en haber hallado la subvariante BW1, explicó que como parte de las acciones del Consorcio de Vigilancia Genómica, en donde revisan los genomas de los virus y mantienen una vigilancia constante de las mutaciones, se percataron de un aumento de casos en octubre en el sureste del país, área la cual es la más afectada de la enfermedad.

  • Relató que la BW1, también conocida como «Xibalbá» o el «inframundo maya», dado que su origen fue en el estado de Yucatán durante la quinta ola, se identificó cuando esperaban la llegada de la BQ1.1, la cual es denominada «perro del infierno».

¿Qué características tiene la Xibalbá?

Rodrigo García indicó que esta es una subvariante mexicana del coronavirus, cuyo origen está relacionado con la BA5C2, proveniente de Estados Unidos. Sin embargo, no es la primera variante que nace en este país; la B11519 fue la primera cepa mexicana. Con respecto a la defensa de las vacunas actuales, recordó que es recomendable conseguir refuerzos del biológico para quienes no se hayan inmunizados en los últimos seis meses.

«Tiene que ver con las mutaciones que lleva, ya que lleva varias mutaciones clave en común con la BQ, digamos una potencial competidora, son mutaciones que potencialmente hace más fácil que escapen los anticuerpos que combaten el virus, es decir, la respuesta inmune específica, aunque también es importante mencionar que sigue siendo ómicron finalmente, entonces sigue siendo un linaje que se caracteriza su enfermedad porque en general no afecta tanto a personas susceptibles o mayores», explicó el investigador.

  • En cuanto a los síntomas, indicó que son los mismos que la variante «Perro del infierno» y «Pesadilla» los cuales son fiebre, dolor de garganta, tos y cuerpo cortado, lo que complica la posibilidad de distinguirlas. Resaltó que mientras las cadenas de contagios estén más presentes y proliferadas, existen más posibilidades para que emerjan nuevas cepas.

Cabe recordar que la variante ómicron fue localizada por primera vez en Sudáfrica en noviembre de 2021. Posteriormente, la Organización Mundial de la Salud la declaró variante de preocupación y fue nombrada tal y como se conoce./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario