La niñez de Chiapas, rehén de la CNTE

Existe una máxima que asegura que bajo advertencia no hay engaño, pero al parecer este dicho no lo conocen en el Gobierno Federal, ya que a tan solo una semana de iniciar clases, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Chiapas amenaza con afectar el ciclo escolar de más de 370 mil alumnos del nivel básico, sin que ninguna autoridad lo impida.
En una clara muestra de debilidad, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el titular de Educación nacional, Aurelio Nuño, han advertido una y otra vez que utilizarán todos los medios necesarios para que no se afecte la educación de la niñez mexicana, pero hasta ahora sus dichos solo han quedado en eso, y han permitido a la Sección 7 de la CNTE radicalizar sus protestas en la entidad.
Los mentores chiapanecos han protagonizado todo lo imaginable e inimaginable en sus manifestaciones en contra de la reforma educativa, misma que está en vigor desde hace meses y no hay viso alguno de que pudiera dar marcha atrás como una y otra vez lo exigen.
Se intenta acabar con años y años de clientelismo, corrupción y holgazanería al interior de un gremio que ha devenido en degradación desde que los gobiernos en turno, por intereses políticos perversos, alimentaron indebidamente un sindicato y su disidencia olvidando su razón central: los alumnos.
En plática informal, un entrañable amigo y maestro de aquella entidad me dijo que no solo el panorama educativo está “hecho bolas”, sino que el gobierno estatal no ha ayudado como debiera para destrabar el asunto.
Cierto, este tipo de conflictos necesitan una respuesta integral de los diferentes niveles de gobierno, pero en la CNTE de aquel estado ya entendieron que nadie quiere el costo político, sobre todo cuando falta menos de dos años para las elecciones estatales.
Es más, me asegura este maestro que aunque los buscaron una y otra vez, quienes más se les escondieron fueron los senadores chiapanecos —Roberto Albores, del PRI, Luis Armando Melgar, del PVEM, y Zoé Robledo, del PRD— quienes lógicamente no quieren perder capital político para 2018 en una lucha que ya nadie considera suya.
El movimiento magisterial en Chiapas se ha transformado en una insurgencia pacífica que podría explotarle en las manos al Gobierno Federal y al estatal, y en medio de todo, siempre, la ciudadanía. Lamentable.
PARA EL REGISTRO Fácil sería unir la voz de Apuntes y Relatos a la arenga popular contra los atletas mexicanos que están en Río, pero no será así. La peor actuación de nuestros atletas olímpicos es culpa solamente de las autoridades federales a quienes no les importa el deporte nacional y nombraron en la titularidad a un Don Nadie en cuestiones deportivas que no solo se fue a pasear, sino que se dedicó a repartir culpas de su ineptitud, tal y como lo hizo cuando se le encargó restablecer el orden y seguridad en Michoacán. Hoy ese estado sigue sumido en la violencia, y el deporte nacional se fue al caño. Por cierto, soy fan declarado de Alexa Moreno, ejemplo de seguridad e integridad. He dicho *** Gracias a todos aquellos que preguntaron sobre esta aportación periodística. Gracias a los medios que comprendieron este espacio que me permitió dar cátedra universitaria y tomar uno que otro seminario singular que más adelante compartiré. Hasta mañana.
 
 
@betata75

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.