TEXTO ÍNTEGRO: MÉXICO FRACASA en Combatir la CORRUPCIÓN; la CUATROTÉ fomenta la OPACIDAD e IMPUNIDAD

El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) mexicano ha fracasado debido a la defectuosa implementación de obligaciones y sanciones, y a la burocratización del organismo; esto, de acuerdo con el “Informe sobre el combate a la corrupción en México. Informe País, 2020”

La designación de cargos en la administración pública federal siguen respondiendo a una lógica de “botín”; el presupuesto se maneja con amplios márgenes de discrecionalidad; existen zonas de franca opacidad en las transferencias presupuestarias, gastos indirectos y en la adjudicación de contratos, y las instituciones que integran el Sistema Nacional Anticorrupción operan de manera fragmentada y simulan el cumplimiento de las normas vigentes.

  • Estas son algunas de las conclusiones a las que llegó el informe Sobre el combate a la corrupción en México. Informe País, 2020, presentado por el Instituto de Investigaciones en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción (IIRCCC) de la Universidad de Guadalajara, el cual sostiene que la lucha contra este flagelo “ha fracasado por los múltiples defectos de implementación” de las normas con que cuenta el país.

Tras analizar los primeros dos años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el informe concluye que “la corrupción es una consecuencia de la captura de puestos, presupuestos y decisiones públicas por grupos políticos o económicos (o de ambos, coludidos en redes), que desvían al Estado de sus propósitos fundamentales”.

  • El documento detalla que la captura del Estado sigue atravesando por la designación discrecional de los cargos públicos y el desdén a la profesionalización del servicio público; la distribución y la transferencia arbitraria del gasto público; el uso opaco y sin regulación de ahorros presupuestarios de la administración pública federal; la adjudicación directa de contratos para la adquisición de bienes y servicios públicos, así como para la construcción de obras, pese a la legislación que ordena privilegiar las licitaciones públicas.
  • El informe del IIRCCC también advierte que, a diferencia de la narrativa presidencial — que sostiene que la corrupción ha sido erradicada—, el problema persiste debido a la opacidad de una parte sustantiva de la información pública; la burocratización, la oscuridad y la demora en los procesos de sanción a las conductas tipificadas como faltas y delitos de corrupción, y a la ausencia de cumplimiento en las tareas asignadas al Sistema Nacional Anticorrupción.

“Hemos dicho que no importa cuántos ‘peces gordos’ se pesquen mientras las aguas donde crecen sigan intactas, hoy añado que tampoco es suficiente ‘barrer escaleras’ mientras la basura se siga juntando. Pues bien, como podrán revisar a todo detalle en este informe, las aguas siguen intactas, los peces siguen creciendo y la basura se sigue juntando”, dijo durante la presentación Mauricio Merino, director del IIRCCC.

Como ejemplo de las malas prácticas gubernamentales que obstaculizan el combate a la corrupción, el informe señala que durante la presente administración ha habido un “abandono excesivo” del procedimiento de licitación pública en las contrataciones gubernamentales; sólo en 2020, 79% de los contratos fueron por adjudicación directa,
cuando la ley establece que éste es un procedimiento de excepción.

También documenta que en 2020 se reportaron ahorros por 3 mil 744.2 millones de pesos como producto de las medidas de austeridad presupuestaria. Sin embargo, “la información disponible no permite conocer de manera puntual, específica y verídica en qué se gastaron esos recursos”, debido a los amplios márgenes de discrecionalidad con que se maneja el erario.

Simulación y burocratización, entre los factores del fracaso del SNA

El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) mexicano ha fracasado debido a la defectuosa implementación de obligaciones y sanciones, y a la burocratización del organismo; esto, de acuerdo con el “Informe sobre el combate a la corrupción en México. Informe País, 2020

  • La Secretaria Ejecutiva del instituto, Annel Vázquez Anderson, argumentó que el SNA ha fallado en la aplicación de los instrumentos con los que cuenta México para enfrentar a la corrupción.

“El combate a la corrupción ha fracasado debido a los múltiples defectos en la implementación de principios y normas jurídicas para enfrentar el fenómeno, la procrastinación de las obligaciones y de las funciones necesarias para darle vida al SNA”.

  • Entre los principales hallazgos del informe se encuentra el abandono del procedimiento de licitación pública en las contrataciones gubernamentales que en 2020 reportó 79 por ciento de la cuenta pública.

“Aún persisten zonas de opacidad e incertidumbre y discrecionalidad con respecto al uso y destino de los recursos públicos en 2020, con un abandono excesivo del procedimiento de licitación pública”, destacó Vázquez Anderson.

  • Además, las plazas o cargos públicos se han acotado y disminuido porque no cuentan con controles públicos suficientes de ingreso, evaluación y salida de quienes desempeñan funciones públicas.
  • “En comparación, por ejemplo en 2005, el Servicio Profesional de Carrera nació apenas con 41 mil 164 plazas potenciales; para 2020 había en ese sistema 20 mil 565 plazas menos, lo que representa apenas 1.3 por ciento del total de los puestos públicos federales”, informó.

Hubo también, dijo Vázquez Anderson, un manejo discrecional del Presupuesto de Egresos de la Federación.

“Se manejó con amplios márgenes de discrecionalidad desde su asignación hasta su presentación final, incluyendo zonas de franca opacidad en las transferencias presupuestarias, los gastos indirectos y la adjudicación de contratos”, concluyó.

  • El Director del IIRCCC, Mauricio Merino Huerta, aseguró que el informe presentado no fue construido para producir escándalo, ni se refiere a hechos de corrupción específicos, “ni tampoco es una denuncia, no es un pleito, no hay tiro; lo que queremos es que el Sistema Nacional Anticorrupción funcione bien, sin procrastinar y sin pretextos burocráticos”, acotó.
  • El Rector General de la UdeG, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, reconoció el valor del trabajo de investigación del IIRCCC, que se adentra en el fondo y función para combatir la corrupción.

“Bien sabemos que la corrupción es algo que se diseña y planea para que esté oculto, y el trabajo de poder meterse a las cañerías, para poder tener información fiable y verificar lo que está sucediendo, ese es el gran trabajo que hace la red de investigadores”, dijo.

  • El Rector del CUCEA, maestro Gustavo Padilla Montes, aseguró que están convencidos de que la investigación científica tiene un impacto social que favorece y amplía la generación y aplicación del conocimiento útil.

“Para la sociedad es este el valor que tiene la autonomía, para la libertad de cátedra, para la libertad de investigación, para mantener las libertades públicas y, por supuesto, el derecho a decir siempre, de cara a la sociedad, la verdad sobre los asuntos públicos”, subrayó.

Concluyó que el informe plantea un faltante en el combate a la corrupción: la consolidación de un sistema de pesos y contrapesos, autónomo y dotado de un sistema de sanciones eficaces para que tenga resultados./Agencias-PUNTOporPUNTO

Documento íntegro:

Sobre-el-combate-a-la-corrupcion-en-Mexico-2020_Reporte-completo-1

 

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario