“Atencos” protestan en el Senado por construcción del Nuevo Aeropuerto

RITA MAGAÑA TORRES

Pobladores de San Salvador Atenco, con machete en mano, irrumpieron en el foro El nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México a debate, organizado en el Senado, para insistir en su oposición a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en la zona del Lago de Texcoco.

América del Valle, hija de Ignacio del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, exigió a los senadores y al gobierno federal se cancele de forma definitiva de ese proyecto, ya que atenta contra las tierras ejidales del Vaso de Texcoco.

Al grito de “¡la decisión está tomada, el aeropuerto a la chingada!” y “¡Atenco vive la lucha sigue, la tierra se defiende!”, la representante del Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra, América del Valle, consideró necesario rescatar esas tierras.

Mientras un poblador de San Salvador Atenco blandió su machete, Del Valle seguía con su arenga, al afirmar que hay resistencia por la venta de tierras y no quieren aumento de precio de las mismas.

Por ello, aclaró que lucharán hasta que no se les deje de agraviar y responderán ejerciendo su derecho a la protesta, por lo que advirtió que habrá más marchas, aunque señaló que puede resolver el tema del aeropuerto en otro lugar.

Y es que argumentó que esta es la última zona de amortiguamiento que tiene la ciudad y no existe el estudio por parte de Conagua que demuestre que no se está haciendo un crimen ecológico, ya que el lago debe mantenerse como zona para las aves migrantes y como un espejo de agua.

Antes, durante el foro, senadores, organizaciones sociales, investigadores y expertos coincidieron en que la poca información proporcionada al gobierno federal respecto a la construcción de la nueva terminal aérea no es clara ni suficiente y genera incertidumbre entre la población.

Aclararon que no están contra la construcción del aeropuerto, pero advirtieron que la viabilidad del proyecto en la zona del Lago de Texcoco no es viable ya que se trata de un territorio de gran importancia ecológica, hídrica y socio-económica que se vería afectado con esta obra.

América del Valle advirtió que todos los instrumentos de los que se han valido para aprobar y legitimar el proyecto aeroportuario son una “farsa”, porque no hay información y transparencia.

Dijo que el proyecto implica desarrollar planes de viabilidad, comerciales, vivienda exclusiva y aglomeración, a cambio del despojo de la tierra; y por ello “no vamos a bajar la cabeza”.

“Hacemos un llamado a senadores para que atiendan y escuchen todas las voces, porque somos pueblo, no somos tontos y tenemos el derecho a luchar, defendernos y exigir que nos escuchen y hacer que se respete nuestra decisión”, expresó.

Silvia Garza, del PAN, dijo que es indispensable conocer a detalle los estudios sobre este proyecto y el impacto que generará, debido a que hay temas “controvertidos” que generan más dudas que certezas, “pues esta es una de las obras más importantes de la década”.

Pidió a las autoridades vinculadas con el proyecto, a fin de que escuchen a especialistas y emitan respuestas concretas a sus cuestionamientos, porque no está claro cómo afectará a las aves migratorias, ni qué problemas hídricos, de hundimiento, movilidad y equidad social podrían presentarse.

Víctor Hermosillo, también del PAN, dijo que no está en contra de la construcción de un nuevo aeropuerto, sino lo que busca es obtener la información necesaria que permita estudiar los problemas que se han presentado, y analizar si el proyecto es viable.

“Queremos conocer la información, escuchar opiniones, porque estamos ante una obra importantísima para el país y puede haber otras respuestas que nos eviten un gasto enorme o la destrucción futura de una inversión”, manifestó.

En tanto, el senador del PT, Manuel Bartlett, aseguró que el gobierno actual ha iniciado un programa de obra pública de enorme trascendencia para el país, sin consultar a todos los sectores de la sociedad.

Advirtió que este proyecto representa un inmenso negocio de quienes ven el gobierno como una fuente de recursos enormes.

El senador Alejandro Encinas aseguró que detrás del proyecto del aeropuerto hay un gran negocio inmobiliario, donde muchas áreas adquiridas como reserva ecológica cambian de uso de suelo, a través de la recategorización legal, para aprovecharlas en función del desarrollo del aeropuerto.

Subrayó que este proyecto representa un error en materia de planeación regional, desarrollo urbano, impacto socio-territorial y ambiental, ya que está ubicado en una zona de “altísimo riesgo” símico, volcánico, de inundaciones y hundimientos.

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.