CIENFUEGOS trabajó y recibió sobornos del CÁRTEL del H-2; grabación hunde al general

De 2013 a 2018, periodo en el cual Salvador Cienfuegos Zepeda estuvo al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dicha institución acumuló observaciones por 12.3 millones de pesos

El general Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional trabajó para el Cártel H-2, grupo criminal de Nayarit, del cual recibió sobornos y el alias de “El Padrino”, acusó la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Nueva York.

  • El exfuncionario del gobierno de Enrique Peña Nieto fue detenido ayer en California luego de arribar al aeropuerto en compañía de su familia.
  • La acusación de la fiscalía, la cual pidió que Cienfuegos sea enviado a Nueva York, indica que las actividades criminales de éste se dieron entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, justo cuando era el máximo mando del Ejército, y asegura tener evidencia de ello.

“Evidencia que incluye miles de mensajes interceptados de Blackberry, revela que, cuando era secretario de la Defensa, el acusado, a cambio de sobornos, asistió al Cártel H-2 de numerosas maneras, entre ellas, asegurarse que no hubiera operaciones militares en su contra; iniciando operaciones militares contra sus rivales; consiguiendo transporte marítimo para cargamentos de drogas; actuando para expandir el territorio controlado por H-2 a Mazatlán y el resto de Sinaloa”, consignó la Fiscalía.

El mando castrense, agregó, también presentó a líderes del cártel con otros funcionarios y los alertó sobre una investigación de la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos.

“Entre las muchas comunicaciones capturadas durante la investigación, hay numerosos mensajes entre el acusado y un líder principal del Cártel H-2, en los que el acusado discutió la asistencia que históricamente había provisto a otra organización de narcotráfico, así como comunicaciones en las que el acusado es identificado por nombre, título y fotografía, como el funcionario mexicano que apoya al Cártel H-2”, se lee en la carta enviada por la Fiscalía a la jueza Carol Bagley Ammon.

  • La ayuda de Cienfuegos permitió exportar miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetamina y mariguana a Estados Unidos al cártel dirigido por Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “El H-2” y quien murió en febrero de 2017 en un enfrentamiento con la Marina en Tepic.
  • La organización criminal es una de las divisiones que dejó la desaparición del cártel de los hermanos Beltran Leyva, con quienes tenía vínculos estrechos Patrón Sánchez.

En el periodo en el Cienfuegos habría colaborado con el cártel, Nayarit era gobernado por el priista Roberto Sandoval, que también ha sido señalado por Estados Unidos de colaborar con el narcotráfico, aunque no lo ha acusado penalmente, como sí ocurrió con el entonces Fiscal General del Estado, Edgar Veytia.

Este último incluso ya fue condenado por la Corte de Brooklyn a 20 años de cárcel, en 2019, tras declararse culpable de los cargos de narcotráfico que se le imputaron, idénticos a los presentados contra el extitular de la Sedena.

La Fiscalía, además, pidió no darle derecho a fianza a Cienfuegos, ya que podría darse a la fuga.

“Como la conducta criminal del acusado evidencia, no tiene respeto por la autoridad o la ley, y previamente ha puesto en peligro la seguridad de agentes estadounidenses y sus testigos, al revelar el estatus de investigaciones contra el Cártel H-2 a sus dirigentes, por lo que no hay razón para creer que respetará las condiciones de libertad que le imponga la Corte”, indicó la Fiscalía.

Cienfuegos es acusado de tres cargos de conspiración para manufacturar, importar y distribuir narcóticos, así como por un cargo de lavado de dinero.

El caso fue presentado desde el 14 de agosto de 2019 ante la Corte de Distrito para el Este de Nueva York, en Brooklyn.

Una grabación hunde a Cienfuegos

Una grabación en poder de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) de una conversación telefónica entre el general Salvador Cienfuegos Zepeda con presuntos líderes de una organización del crimen organizado, es la prueba central en poder del gobierno de Estados Unidos para acusar de narcotráfico y lavado de dinero al exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena).

A principios de este año funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos confiaron la existencia de la “Operación Padrino”, como bautizaron a la investigación por narcotráfico contra Cienfuegos.

“Contamos con una grabación interceptada que implica directamente al general (mexicano) con el tráfico de drogas”, expusieron en su momento fiscales federales a este semanario y al rotativo estadunidense.

  • Por tratarse de una investigación en curso, los fiscales pidieron a ambos medios no publicar en ese momento que la DEA tenía en la mira al general Cienfuegos. Advirtieron que hacerlo podría implicar acciones legales contra los reporteros por “obstrucción de justicia”, pues difundir detalles de un expediente judicial sellado puede derivar en complicidad con el acusado ya que se le alertaría sobre las imputaciones en su contra.
  • La pesquisa sobre las supuestas relaciones de Cienfuegos data de hace por lo menos 10 años o más cuando el militar estaba asignado a la IX Región Militar en Acapulco, Guerrero, y se corrobora con imputaciones recientes en el periodo 2015-2017, cuando fue secretario de Defensa durante el gobierno de Peña Nieto.

Un alto funcionario de la DEA, quien pidió no revelar su nombre debido a que se trata de una investigación en curso, informó a este semanario que en la investigación “Operación Padrino” está incluido el caso del exfiscal de Nayarit Édgar Vieytia. El exfiscal, detenido en Estados Unidos, es uno de los implicados en hechos de corrupción cometidos por la facción de los Beltrán Leyva que operaba en esa entidad, identificada en el encausamiento contra el exgeneral con el nombre “Cártel H2”.

Ninguna agresión entre ejército y H2

De acuerdo con autoridades de Estados Unidos, el cártel era protegido por el exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda.

Datos de la dependencia, obtenidos vía transparencia, muestran que de los mil 688 ataques que hubo entre el Ejército y grupos criminales durante la gestión de Cienfuegos Zepeda, menos de 0.5% tuvo lugar en Nayarit.

Además, durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto sólo se registraron ocho ataques contra las Fuerzas Armadas en ese estado.

  • En 2013 ocurrieron tres agresiones contra militares y otras cinco entre 2017 y 2018.
  • Además, los ataques contra el Ejército en esa entidad disminuyeron 73% en el sexenio pasado, respecto al de Felipe Calderón.
  • Durante el sexenio del panista, el Ejército logró la detención de 34 de sus agresores y abatió a 52, mientras que con Peña Nieto sólo capturó a dos y abatió a uno.
  • La Administración de Control de Drogas (DEA) detuvo el jueves pasado a Cienfuegos Zepeda, a quien se le acusa de narcotráfico y lavado de dinero.

Autoridades estadounidenses argumentan tener pruebas de que el exfuncionario, a cambio de sobornos, se aseguró de que no hubiera operaciones militares en contra del grupo H2.

También inició operativos militares contra las organizaciones rivales de esa banda, localizó transporte marítimo para traficar droga y ayudó a que el H2 extendiera su dominio en Sinaloa.

  • Durante los seis años que Salvador Cienfuegos fue titular de la Sedena (2012-2018), el Ejército registró menos de 0.5% de sus conflictos con grupos delictivos en el estado de Nayarit, entidad federativa donde operaba el grupo criminal del A2 que, según las autoridades de Estados Unidos, era protegido por el general.
  • En el sexenio de Enrique Peña Nieto los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportaron haber sido víctimas de agresiones en mil 688 ocasiones, aunque sólo ocho de éstas se registraron en Nayarit.
  • Según la solicitud de información 0000700299619, enviada por un ciudadano, el Ejército realizó sus actividades con relativa calma en Nayarit, ya que sólo reportó tres agresiones en su contra en 2013 y otras cinco entre 2017 y 2018, es decir, al menos por tres años (2014, 2015 y 2016) los militares no sufrieron ataques.
  • Los mismos documentos de la Sedena revelan que las agresiones contra el Ejército en Nayarit disminuyeron 73% en el sexenio de Peña Nieto respecto al de Felipe Calderón.
  • La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) detuvo el jueves por la noche a Cienfuegos Zepeda, a quien se le acusa por narcotráfico y lavado de dinero. El general fue enviado al Metropolitan Detention Center mientras su proceso legal avanza.
  • Luego de interceptar miles de conversaciones telefónicas, las autoridades estadounidenses consiguieron indicios respecto a que el exsecretario, a cambio de sobornos, se aseguró de que no hubiera operaciones militares en contra del Cártel del H2; en cambio, inició operativos militares contra las organizaciones rivales de esa banda, localizó transporte marítimo para traficar drogas y ayudó a que el 2 extendiera su dominio en Sinaloa.

Los delitos que se le imputan al general habrían ocurrido de 2015 a 2017, periodo en el que los militares reportaron dos agresiones en Nayarit en el penúltimo año de gobierno de Peña Nieto.

Presencia disminuyó

Mientras en Nayarit, las Fuerzas Armadas se mantuvieron alejadas de agresiones, la lucha contra el narco se concentró principalmente en Tamaulipas, donde los militares padecieron 982 ataques entre 2013 y 2018.

Guerrero fue la segunda entidad donde el Ejército sufrió más agresiones, con 140 casos; le siguieron Michoacán, con 108; Sinaloa, con 103: Chihuahua, con 49; Zacatecas, con 37; Jalisco, con 36; Estado de México, con 33; Sonora, con 32, y Veracruz, con 31.

En cambio, por debajo de Nayarit se encuentran ocho estados que registraron menos ataques a los soldados: Oaxaca, Baja California, Hidalgo, Chiapas, San Luis Potosí, Tabasco, Colima y Querétaro, además de ocho entidades donde no hubo ataques.

Menos ataques y capturas con EPN

El grupo del AZ estaba dirigido por Juan Francisco Patrón Sánchez, quien tenía el mismo mote que su grupo, hasta que fue asesinado por la Marina en 2017.

  • La DEA calificó al grupo del H2 como una banda extremadamente violenta con la capacidad de introducir a Estados Unidos miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana, con el apoyo del exsecretario de la Defensa Nacional.
  • La solicitud de información 0000700299619 revela que en la titularidad de Cienfuegos los ataques contra el Ejército en Nayarit, así como las detenciones de sus agresores, disminuyeron respecto al sexenio de Calderón.

Mientras que en 2007-2012 los militares sufrieron 30 agresiones, con Cienfuegos Zepeda sólo se registraron ocho ataques. De igual forma, con Calderón el Ejército logró la detención de 34 de sus agresores y con Peña Nieto sólo se realizó la captura de dos

Desfalco de 12.3 mdp en la gestión de Cienfuegos

De 2013 a 2018, periodo en el cual Salvador Cienfuegos Zepeda estuvo al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dicha institución acumuló observaciones por 12.3 millones de pesos, cuya utilización hasta el momento sigue sin aclararse de acuerdo con estudios de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

  • Los señalamientos del órgano revisor se concentraron en las cuentas públicas de 2017 y 2018, y entre las fallas e irregularidades del ejército bajo el mando de Cienfuegos –hoy detenido en Estados Unidos por acusaciones de narcotráfico– se encuentran pagos de materiales a sobreprecio, deficiencias en la integración de expedientes y falta de reintegro de fondos a la Tesorería por contratos anulados.

Uno de los señalamientos más graves de la ASF en contra de Sedena está consignado en la auditoría de cumplimiento 77-GB, de la Cuenta Pública 2018, en la cual se indica que hubo un posible daño patrimonial de 8 millones 684 mil pesos por la falta del reintegro a la Tesorería de la Federación del anticipo y la garantía de cumplimiento decontratos para la adquisición de productos metálicos.

Compras sin cuentas claras

Tras firmar un contrato con la empresa Productos Industriales Hadar por 14 millones 815 mil pesos, la Sedena dio un adelanto de 50 por ciento de dicha cantidad. Aunque después rescindió el acuerdo y comenzó el procedimiento para la recuperación del anticipo, por la no entrega de los bienes que se iban a comprar, no se cuenta con evidencia de su reintegro a la Tesorería de la Federación.

  • Un caso similar está consignado en la auditoría de cumplimiento 107-GB, correspondiente a la Cuenta Pública 2017, en la cual se documenta que hubo un probable daño a la hacienda pública federal por 920 mil pesos por la adquisición de barras de acero con un sobreprecio estimado de 57.6 por ciento con respecto al importe que la Sedena pagó por su adquisición.

Además, se descubrió que el proveedor del acero había presentado documentación falsa para acreditar las características técnicas de los bienes. Las barras compradas por el ejército, indicó la ASF, habían sido adquiridas por la mencionada empresa con un proveedor nacional que compró el material en China, pero lo anunciaba como fabricado en Alemania./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.