DEBILIDAD ECONÓMICA aumenta la BRECHA LABORAL del PAÍS

México requiere de 11 millones 920 mil 914 empleos adicionales de tiempo completo y de calidad, deseables para el bienestar de la población, estimó el CEESP

México requiere de 11 millones 920 mil 914 empleos adicionales de tiempo completo y de calidad, deseables para el bienestar de la población, estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) a partir de cifras del segundo trimestre de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

El CEESP explica que esta población surge de sumar a quienes buscan un trabajo y no lo encuentran (2 millones 14 mil desocupados); a quienes trabajan, pero tienen necesidad de laborar más horas (4 millones 248 mil subocupados), y a los que están disponibles para trabajar pero no buscan un empleo por estar desesperanzados (5 millones 659 mil inactivos disponibles), indicador conocido como brecha o subutilización de la fuerza laboral.

  • Según información del Inegi, la cifra de abril-junio implicó un aumento de 666 mil 200 mexicanos respecto al segundo trimestre de 2018, rompiendo con ello una racha de cinco años consecutivos en que esta población venía disminuyendo.
  • Con esto, la brecha o subutilización laboral pasó de representar 18.4 por ciento de la fuerza laboral potencial del país a 19.0 por ciento en el último año.
  • Así, el aumento anual de la brecha laboral estuvo compuesto por 156 mil 336 desempleados, por 419 mil 707 subocupados, y por 90 mil 157 desesperanzados.

Factores

Alfonso Miranda, investigador de la División de Economía del Centro de Investigación y Docencia Económicas, explicó a Excélsior que el aumento de la brecha laboral del país está relacionada a la debilidad económica del primer semestre, que ha revertido los avances en el mercado laboral observados en los últimos años.

  • Veníamos de caídas lentas, pero sostenidas, en los indicadores de desocupación, subocupación y de disponibles para trabajar. Pero ya con dos trimestres al alza, hay evidencia de que el estancamiento económico ha afectado al mercado laboral, frenando la tendencia positiva de los últimos años.”

El académico del CIDE coincide con la mayoría de analistas en el país de que la única forma de revertir el deterioro laboral es “acabando con el ambiente de estridencia que reina en el país, y que se fomente un ambiente pronegocios y favorable a la inversión productiva”.

Precariedad

En su análisis semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado advirtió que “empleos de calidad, con jornadas laborales e ingresos suficientes y prestaciones sociales son señales claras de la reducción de la pobreza. Sin embargo, desafortunadamente las cifras indican que los empleos que se generan se concentran en los niveles salariales más bajos, agudizando la precariedad del mercado laboral y con bajo impacto en la dinámica del consumo.”

El organismo explicó que la precariedad del mercado laboral es congruente con el menor dinamismo de la actividad económica y puede incluso limitar un mayor ritmo de crecimiento del país.

Recordó que los incentivos para invertir en proyectos productivos y rentables, que es la única forma de generar empleos, han sido limitados, de ahí que la actividad económica se estanca, aunado a que la debilidad del Estado de Derecho prevalece, así como la corrupción, la impunidad, la inseguridad, el exceso de regulación, entre otros factores negativos siguen ganando terreno y limitan la posibilidad de un entorno más propicio para los negocios y la generación de trabajo de calidad./EXCELSIOR-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.