Denuncian abuso sexual en Colegio Montessori Matatena, ubicado en el sur de la ciudad de México

Yohali Reséndiz

¿Con quién juegas? –Preguntó la terapeuta al niño de tres años de edad, como parte de una dinámica para examinarlo psicológicamente mediante un juego con títeres.

–Con Rafa, –respondió sin titubeos el menor.

–¿A qué juegan?

-Jugamos a los bebés. Nos quitamos la ropa y él nos da medicina en la boca, pero a mí no me gusta.

“Rafa”, a quien hace alusión el pequeño, en realidad se llama Leopoldo Rafael Duarte Pereda, y es esposo de Patricia Guitian Galán, dueña del Colegio Montessori Matatena, que se encuentra ubicado en la calle Augusto Rodin 398 colonia Extremadura Insurgentes de la Ciudad de México.

Hasta el momento, siete madres de familia han denunciado a “Rafa” por presunto abuso sexual en contra de sus hijos, pero la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ni siquiera lo ha llamado a declarar.

Uno de los menores agraviados fue llevado por su madre a que le hicieran una evaluación en un consultorio privado.

La especialista le pidió al menor que dibujara a “Rafa” y el pequeño dibujó un tiburón.

–Ahora dibújate  a ti, –le pidió la especialista

–No, a mí no, –respondió con voz baja el menor.

–¿A qué más juegan?

–A las escondidillas.

—¿Dónde están ahora ustedes? –le dijo la especialista usando los títeres

–Estamos escondidos en el baño. Rafa me toca mi pilín. Me da medicina en la boca y no me gusta.

A partir de las denuncias presentadas, la PGJCM inició la averiguación previa número FDS/FDS-6/T3/00199/16-04 en contra de la dueña del colegio, quien ya fue llamada a declarar, pero las autoridades no han molestado a “Rafa”, quien no forma parte del organigrama de la escuela.

La madre del menor cuyo caso se relata se dio cuenta del abuso cuando su hijo, al llegar a casa, le dijo a su nana: “Te voy a dar medicina en la boca”, mientras se tocada su pene.

Al día siguiente, el pequeño no quería ir la escuela. Tenía sus motivos de peso.

La madre del menor consultó con especialistas y todos coincidieron en que el comportamiento “raro” del niño podría ser síntoma de que sufría abuso sexual.

Después la madres se enteró de que en octubre del año pasado,  los padres de un menor sacaron a su hijo de ese escuela –en donde se imparte maternal y preprimaria–  porque decía que “Rafa” le hacía cosas que no le gustaban.

La madre del menor acudió al colegio, encaró al propio “Rafa”, quien no le pudo sostener la mirada. Luego acudió con la directora, María del Pilar Flores, ante quien denunció que su hijo mostraba signos de abuso sexual.

La directora no se inmutó ante la denuncia y solo le pidió a la madre que le firmara en un papel los motivos por los que se quería llevar a su hijo del colegio.

Después entró a la oficina “Rafa” quien, furioso, aventó uno folders en el escritorio.

Patricia, esposa de Rafa y dueña del colegio, empezó a gritar: “Te lo juro, te lo juro, aquí no, aquí en Matatena no”.

A pesar de las denuncias, hasta el momento Leopoldo Rafael Duarte Pereda, “Rafa”, no ha sido detenido.

Las clases y las actividades en el Colegio Montessori Matatena continúan como si nada.

Esta reportera recuperó un oficio dirigido a la SEP por un padre de familia con fecha del 7 de Diciembre de 2015 y número de folio 004970, en el que se puede leer: “El esposo de la directora (del colegio) está conviviendo con los niños sin ser personal docente”.

El oficio está dirigido a Beatriz Cruz Serrano, coordinadora de Educación Preescolar Número 3 de la SEP, quien hasta el momento no ha intervenido en el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.