DEUDA PÚBLICA global crecerá más del 100% del PIB; DESEMPLEO y la POBREZA se agudizan

Varios líderes mundiales pidieron una estrategia integral para contrarrestar el impacto de la pandemia de coronavirus, ya que ha sumido al mundo laboral en una “crisis sin precedentes”

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está preocupado por el aumento de la deuda en economías emergentes y avanzadas debido a los gastos de estímulo por el coronavirus y exhortará a las naciones a realizar una reforma fiscal una vez que la pandemia termine, dijo el subdirector general de la entidad, Mitsuhiro Furusawa.

  • Por primera vez en la historia, se estima que la deuda pública global crecerá por encima del 100% del PIB combinado después de que los gobiernos respondan a la emergencia sanitaria, señaló el miércoles Furusawa.
  • “Una vez que la economía vuelva a la normalidad, se debe crear un marco fiscal a mediano y largo plazo para administrar las finanzas públicas en consecuencia”, dijo Furusawa en un panel de discusión en línea organizado por el Centro de Economía y Negocios Japoneses de la Escuela de Negocios de Columbia.

“Esa será una de las principales prioridades para nuestras recomendaciones políticas”, destacó.

Apoyo a países

El FMI, que ha entregado financiación de emergencia a 72 de los países más pobres para ayudarles a lidiar con la pandemia del coronavirus, debe mejorar sus instrumentos de préstamo para las naciones de bajos ingresos, dijo el miércoles más temprano la directora gerente Kristalina Georgieva.

  • Georgieva dijo en una teleconferencia sobre deuda que los mercados emergentes con fuertes bases emitieron 124,000 millones de dólares en bonos en los seis primeros meses de 2020, pero otros con fundamentos más pobres no tienen acceso asequible a los mercados de capital.
  • Ella agregó que el FMI está trabajando junto a sus miembros con economías avanzadas para pasar parte de sus Derechos Especiales de Giro (DEG) a los países de bajos ingresos que han sido duramente golpeados por la pandemia y sus repercusiones económicas.

Georgieva inicialmente instó a los 189 miembros del FMI a considerar emitir nuevos DEG, algo similar a la impresión de dinero de bancos centrales, una medida apoyada por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y otros líderes mundiales.

Estados Unidos y otros países, sin embargo, han instado al FMI a que se concentre primero en utilizar su actual poder de préstamo de un billón de dólares, antes de tomar tales medidas.

  • Desde entonces, las autoridades del FMI han estado trabajando para crear un sistema para que los miembros más ricos transfieran o presten parte de sus DEG a países más pobres. No se han divulgado detalles.
  • Los DEG pueden ser cambiados por monedas de uso libre de los países miembros del FMI y su valor se basa en una cesta de cinco divisas, que incluye al dólar estadounidense.

Los créditos del FMI buscan ayudar a que los países pobres aborden problemas de la balanza de pagos, estabilicen sus economías y regresen al crecimiento. Pero el fondo no está considerado como un banco de desarrollo y no ayuda a financiar proyectos.

Covid sumió al mundo laboral en una “crisis sin precedentes”

Al menos uno de cada seis jóvenes, principalmente mujeres, en el mundo ha dejado de trabajar desde el comienzo de la pandemia de la Covid-19, señala un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta pandemia podría desencadenar una crisis económica global y destruir hasta 25 millones de empleos alrededor del mundo si los gobiernos no actúan en forma rápida para proteger del impacto a los trabajadores, anunció en marzo la Organización Internacional del Trabajo.

  • Pero ya en abril, tan sólo en Estados Unidos 33 millones perdieron su empleo en 7 semanas de acuerdo con Investing.com
  • La economía en medio de la pandemia del coronavirus destruyó 20.5 millones de puestos de trabajo en abril, el desplome laboral más pronunciado desde la Gran Depresión.
  • Las solicitudes recurrentes de subsidio por desempleo, que indican el número de personas que sigue recibiendo el subsidio tras la primera semana de ayuda, registran nuevos históricos en 25.07 millones en la semana que concluía el 9 de mayo, dice el informe, frente a los 22.54 millones de una semana antes.

El reporte mostró que la tasa de desocupación bajó a 13,3% el mes pasado respecto al 14,7 de abril. Las nóminas no agrícolas crecieron en 2,509 millones de puestos tras el desplome récord de 20,687 millones de abril.

Aún así, efecto catastrófico que ha tenido el Covid-19 sobre el tiempo de trabajo y los ingresos laborales en el mundo se repite en América Latina y el Caribe, donde la pandemia causa la pérdida de 5,7% de las horas de trabajo en el segundo trimestre de este año, lo que equivale a 14 millones de trabajadores a tiempo completo. Indicaba el informe de la Organización Mundial del Trabajo en abril.

En todo el mundo, la pérdida de horas de trabajo fue de 6,7%, equivalente a 195 millones de trabajadores a tiempo completo en el segundo trimestre de 2020. El documento de la OIT también habla de la peor crisis desde la II Guerra Mundial, que al final podría dejar un saldo de desempleo y precariedad en el trabajo. Aunado a la disminución de sueldos.

  • En México 1.8 millones de personas perderán su trabajo en 2020 estima ManpowerGroup quien espera que la recuperación del empleo pueda iniciar en el cuarto trimestre del año con la reactivación económica.

Piden estrategia para frenar deterioro del mercado laboral

Varios líderes mundiales pidieron una estrategia integral para contrarrestar el impacto de la pandemia de coronavirus, que según dijo el jefe de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, había sumido al mundo laboral en una “crisis sin precedentes”.

“Seamos claros: no se trata de elegir entre la salud o el empleo y la economía. Están interrelacionados: o ganamos en todos los frentes o fracasamos en todos los frentes”, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, en una cumbre de la OIT en la que participarán decenas de jefes de Estado y de Gobierno a través de mensajes grabados.

  • El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en la cumbre que el mundo tiene el deber especial de proteger a los millones de trabajadores de la salud que están en la primera línea de la crisis y que sufren cada vez más casos de infección y muertes.

“Juntos tenemos el deber de proteger a los que nos protegen”, dijo.

Las perspectivas del mercado laboral mundial en la segunda mitad de 2020 son “muy inciertas” y la recuperación prevista no será suficiente para que el empleo vuelva a los niveles anteriores a la pandemia este año, dijo la OIT la semana pasada.

  • La agencia de la ONU dijo que la disminución de las horas de trabajo a nivel mundial en la primera mitad del año fue “significativamente peor de lo que se había estimado anteriormente”.
  • Recientemente, la OIT anunció que la pandemia del coronavirus provocó una caída de 14% en las horas de trabajo en el mundo durante el segundo trimestre de 2020, equivalentes a 400 millones de empleos a tiempo completo (48 horas a la semana), casi 100 millones más de lo que se había estimado anteriormente.
  • La evaluación de la OIT expone el agravamiento de la situación del empleo en las últimas semanas y por regiones, siendo América el continente más afectado, con una pérdida total de horas de trabajo del 18.3% hasta el momento.

Europa, que fue el mayor foco infeccioso entre marzo y abril, así como los países de hacia central llegan como el segundo grupo de países más perjudicados, con una reducción el 13.9% de horas de trabajo, apenas 0.4% más que China y el resto de Asia.

EU registró 1.3 millones de desempleados más a inicios de julio

Estados Unidos registró 1.314 millones de solicitudes de subsidio por desempleo nuevas la última semana, poco menos de lo previsto por los analistas y por debajo de la semana anterior, según datos publicados el jueves por el Departamento de Trabajo.

  • Los analistas preveían alrededor de 1.350 millones de solicitudes de paro, debido a que varios estados del sur y el oeste de Estados Unidos han ordenado el cierre de negocios, sobre todo bares y restaurantes, ante el aumento de casos de Covid-19.
  • Hace dos semanas, 1.413 millones de personas perdieron su empleo.
  • Alrededor de 18 millones de trabajadores han perdido su puesto de trabajo en el país desde el comienzo del brote de coronavirus en Estados Unidos. En el mismo periodo del año pasado, 1.700 millones de estadounidenses solicitaron el subsidio por desempleo.

Después de que el ritmo de contagios de la epidemia menguara en la costa este de Estados Unidos, especialmente en Nueva York, el país sufre un amento de casos en el sur y el oeste, por lo que varios estados se han visto obligados a suspender su proceso de reapertura e incluso a retroceder con el cierre de bares y restaurantes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a pedir el miércoles a las escuelas de todo el país que abran en septiembre.

México será de los países en los que menos empleo se destruirá

La tasa de desempleo en México, que fue de media del 3.5% en 2019, ha subido a causa de la crisis del coronavirus hasta el que debería ser el máximo del 7.2% en el segundo trimestre, pero en caso de una segunda oleada de la epidemia el pico será superior, del 7.5% al terminar el año, según la OCDE.

  • En su informe anual de perspectivas del empleo publicado este martes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) destaca que en ambos escenarios el empleo disminuirá “solo marginalmente en 2020” y volverá a los niveles anteriores a la crisis en el segundo trimestre de 2021.
  • De acuerdo con sus previsiones, México será uno de los países de la OCDE en los que menos empleo se destruirá en términos porcentuales, en concreto un 0.67% en 2020 en la hipótesis de que no hubiera un segundo brote del coronavirus y un 1.01% en caso de que sí.
  • Son cifras que están lejos de la media de la organización, para la que se espera un retroceso del 4.09% y del 4.98%, respectivamente, y más todavía de las de Estados Unidos (8.15 y 9.84%) y de Colombia (10.63 y 12.58%), que serán los que se verán más afectados en su mercado de trabajo.

Los autores del estudio hacen notar que México fue uno de los países que experimentó una de las mayores caídas del número de horas trabajadas (-22 %) durante los primeros meses de la Covid-19.

También señalan que su nivel de protección reglamentaria contra los despidos de trabajadores regulares y de restricciones para la contratación de trabajadores temporales se aproxima al promedio de la OCDE.

Pero tiene una excepción notable, ya que es el único que no permite los despidos individuales por razones económicas. Solo autoriza los despidos colectivos por razones económicas y los despidos individuales por razones personales.

La organización destaca que en México las mujeres tienen más probabilidades de trabajar a tiempo parcial: representan un 59% de todos los trabajadores a tiempo parcial y un 26% del empleo femenino lo es a tiempo parcial, lo que significa 3 puntos porcentuales más que la media en la OCDE.

México crece más la pobreza que en otros países

La Cepal plantea que en todos los países de la región la pobreza va a crecer producto del Covid-19, pero en México, junto con Argentina, Ecuador y Nicaragua, lo hará en forma más dramática. ¿Qué lo explica en el caso de nuestro país?

Hay razones estructurales y otras relacionadas con la nula o marginal reacción del gobierno ante la dimensión de la crisis provocada por la pandemia con sus consecuencias en la economía y en la afectación de la vida de los sectores más desprotegidos de la población.

El Covid-19 hizo evidente que no existe un sistema de protección social de la población que vaya más allá de algunos programas sociales de carácter clientelar. Esto plantea la necesidad, de una vez por todas, de implementar el Ingreso Básico Universal (IBU). A esto se añade que ninguno de los actuales programas sociales está destinado a quienes perdieron el empleo.

Influye también la contracción de la economía desde 2019 con un crecimiento de menos 0.3%, que en 2020 será de menos 10% del PIB, sañalan analistas políticos como Rubén Aguilar.

  • “En la caída influye la pandemia, pero también eso estaba dado con anterioridad, las decisiones ideológicas del presidente en materia económica que desalientan la inversión privada, que representa 85% del total de la misma y es la gran generadora del empleo en el país. Se añade también la caída de las remesas, por la crisis en Estados Unidos”.

Ante la pandemia, el gobierno no reaccionó con agresivos programas de apoyo a la conservación del empleo. A los desempleados los dejó solos. Esto al negarse a destinar recursos extraordinarios en apoyo a las empresas grandes, medianas y pequeñas, para que mantuvieran los empleos mientras ocurría la suspensión de actividades económicas, por razones sanitarias.

México, por posturas ideológicas del presidente, es el país de la región que menos recursos invirtió en programas de apoyo en proporción del PIB. El mandatario de manera equivocada planteó que apoyar a las empresas era hacerlo con los ricos. A quien desprotegió fue a los trabajadores, señalan analistas económicos y sociales. /Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.