La GUARDIA NACIONAL va por MIGRANTES

El despliegue en todo el territorio nacional será el próximo domingo 30 de junio, con un estructura de 53 mil elementos

Los seis mil elementos de la Guardia Nacional que serán desplegados en la frontera sur tendrán atribuciones para detener y vigilar a los migrantes y extranjeros que no cumplan con la ley para ingresar al país de forma legal y tienen la encomienda de respetar e informarles en todo momento de sus derechos.

De acuerdo con la Ley de la Guardia Nacional, los elementos de este cuerpo de seguridad, podrán ejecutar operativos en aduanas, garitas, parques, ríos, espacios urbanos e inmuebles para evitar que la migración se convierta en un problema de seguridad pública en toda la región.

Según el Artículo 9 de dicha ley, este cuerpo de seguridad podrá “Realizar, en coordinación con el Instituto Nacional de Migración, la inspección de los documentos migratorios de personas extranjeras, a fin de verificar su estancia regular, con excepción de las instalaciones destinadas al tránsito internacional de personas y, en su caso, proceder a presentar a quienes se encuentren en situación irregular para los efectos previstos en la ley de la materia”.

Además, a petición del Instituto Nacional de Migración (INM), tiene la facultad de apoyar en los aseguramientos que realice el instituto así como hacer el resguardo de las estaciones migratorias y a los extranjeros que en ellas se encuentren.

Cabe recordar que apenas el pasado viernes Francisco Garduño, quien antes era el encargado de las cárceles federales, fue nombrado como titular del INM.

De acuerdo con Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, los seis mil elementos se desplegarán a partir del Istmo de Tehuantepec hacia el sur para detener a los migrantes que logren pasar de manera ilegal.

La intención del Gobierno federal es facultar a policías, militares y marinos para llevar a cabo revisiones en carreteras.

El protocolo que regirá la actuación de sus integrantes incluirá la revisión de documentos, la separación de migrantes ilegales o fichados en su país, dar atención médica, orientación si quieren visa humanitaria y contactarlos con su embajada o consulado. Policías Federal, Navales y Militares que ya pertenecen a la Guardia Nacional se les hace hincapié en que, tras la detención de un migrante, se les debe repetir en todo momento sus derechos, obligaciones, y si hay enfermos, separarlos y atenderlos.

Pero sobre todo, cargarán la cartilla de derechos humanos, que desde el 2017 fue elaborada y repartida a los efectivos./EL SOL DE MÉXICO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.