MANEJAN 32 “SUPERDELEGADOS” recursos por 200 MIL MDP

Participan en las reuniones de seguridad e inteligencia; hay ex priistas, ex panistas y ex perredistas

Imagen de internet

Tras la asunción al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador surgió una nueva camada de 32 políticos que tienen amplio poder en las entidades, pues administran una bolsa de 200 mil millones de pesos, de los principales programas sociales, y tienen injerencia en las estrategias de seguridad e inteligencia.

  • Les llaman superdelegados, pero oficialmente son delegados de los Programas para el Bienestar; los hay ex perredistas, ex priistas, ex panistas, con doctorado en Ciencias, ex gerentes de restaurantes, médicos y con sólo bachillerato.
  • Todos fueron designados por López Obrador y varios han competido en elecciones en busca de una gubernatura.
  • Uno de los nombramientos más polémicos es el del superdelegado de Chiapas, José Antonio Aguilar Castillejos, quien omitió en su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública, que fue encargado de las finanzas del municipio de Ixtapa en 2009, año en que se desviaron más de 40 millones de pesos.
  • Por ese hecho, en 2014, el ex alcalde de Ixtapa, Ricardo Pérez, fue encarcelado y dicho proceso legal sigue abierto; las irregularidades siguen sin subsanarse.
  • Además, en el apartado curricular, Aguilar Castillejos prefirió ocultar su paso por la Tesorería municipal.
  • Aunque en lo oficial son los encargados de la operación de los principales programas sociales, en la práctica son los ojos y oídos del Presidente en las entidades, al encabezar las reuniones de grupos de Coordinación de Seguridad y recibir informes de inteligencia que antes sólo conocían los delegados del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

En las anteriores gestiones, por cada dependencia existía un delegado federal, que tenía autonomía de decisiones y dependía directamente del secretario del ramo.

  • Desde el 1 de diciembre pasado; el promedio de 50 delegados federales, se cambio por una sola persona en cada entidad, designado máximo representante del Gobierno federal.
  • A los superdelegados se les autorizó un apoyo de cuatro subdelegados para operar los programas de Bienestar, temas de economía, seguridad y medio ambiente, entre otros, así como el personal de base de la administración federal en cada entidad.
  • Es decir, se les armó un minigabinete que en los hechos funciona como un gobierno alterno, debido al poder que concentran al dirigir los programas sociales y su injerencia en las decisiones de seguridad e inteligencia.

Confusión

Sin embargo, existe un vacío de transparencia, pues en lo administrativo dependen de la Secretaría del Bienestar, pero no están subordinados a María Luisa Albores, quien está al frente de esa dependencia.

  • El jefe de los delegados federales es Gabriel García, quien está adscrito a la Presidencia de la República como Coordinador General de Programas Integrales de Desarrollo.
  • Por esa confusión, el Instituto Nacional de Transparencia (Inai) pidió a la Presidencia que publicara la lista de éstos, así como que clarificará su área de adscripción y su salario.
  • A la fecha se desconoce si se cumplió con ese ordenamiento, y respecto, al salario, los superdelegados obtienen 87 mil pesos mensuales netos, lo que resulta superior a los sueldos de la mayoría de los gobernadores./24 HORAS-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.