PEMEX pondrá al tope de su PRODUCCIÓN el campo QUESQUI

La administración de la paraestatal espera que el primer pozo delimitador de Quesqui eleve las reservas a 700 millones de barriles de petróleo crudo equivalente

La falta de información sobre las características del nuevo megayacimiento descubierto por Pemex este año, y anunciado durante la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador del fin de semana pasado, juega en contra de la necesidad de la compañía de presentar resultados positivos en un año donde ha incumplido con sus propias metas.

Pemex presumió de los hallazgos de uno de los pozos exploratorios perforados en el campo Quesqui, que pudiera contener cerca de 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, una cantidad que lo pone dentro del término de megayacimiento.

  • El campo se ubica en una de las zonas con más historia en la perforación petrolera de México, y flanqueado por descubrimientos que fueron de los más importantes para Pemex antes del descubrimiento en aguas someras de Cantarell, dice Alfredo García, director de la consultora Siete Energy.

“Lo atractivo y sorprendente de Quesqui es que está en una zona madura en donde Pemex exploró los últimos 100 años y, aunque hay mucha información, a veces te encuentras con un yacimiento con este volumen”, dice el especialista.

  • Las características de la última perforación, que en realidad se dio a mediados de este año, dejan ver que tiene además una calidad de crudo ligero –más fácil para su refinación- , pero falta aún más trabajo para conocer la cantidad de condensados y gas natural que puede contener este descubrimiento, dice García.
  • Los grandes descubrimientos de las empresas que ganaron bloques en las rondas petroleras se han dado justo por los trabajos en la exploración de áreas donde se pensaba que la cantidad de petróleo era menor a la que al final encontraron.
  • Las reservas en los campos Amoca-Miztón-Tecoalli, que lidera la petrolera italiana ENI, se multiplicaron por 3.8 veces gracias a los trabajos que realizaron en el área; los de Hokchi en 2.9 veces, y los de Ichakil-Pokoch de Fielwood en 6.7 veces, según datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. Los tres campos pertenecen a áreas que se adjudicaron durante la Ronda 1.

El campo de Zama, que entró en un periodo tenso de negociación entre Pemex y el consorcio liderado por Talos , se descubrió desde 2017 pero ha día de hoy aún no cuenta con reservas comprobadas, debido a los trabajos que aún llevan las empresas ganadoras de este bloque, apunta Fausto Álvarez, especialista del sector y ex funcionario de la CNH.

“La perforación de un pozo exploratorio ayuda para determinar la existencia de hidrocarburos y a dar una primera estimación de volumen en sitio. Pero para convertirse en reserva se requiere evaluar el descubrimiento, generalmente a través de más perforaciones (pozos delimitadores); derivado de la evaluación se determina la comercialidad del descubrimiento y, de ser comercial, se tendrá que establecer un plan de desarrollo para determinar el volumen a recuperar”, dice Álvarez.

  • Las primeras características sobre Quesqui también apuntan a que el campo tiene condiciones de alta temperatura y alta presión, lo que puede complicar las labores de Pemex, que no tiene mucha experiencia en desarrollar bloques con este tipo de características.

“Quesqui tiene la ventaja de ser terrestre, con infraestructura cercana, lo que va a beneficiar a la petrolera para su desarrollo. El gran reto es un campo clasificado con alta temperatura y alta presión, y Pemex no es el mejor desarrollando este tipo de campos”, dice Jorge Sierra, consultor senior en temas de exploración y producción de hidrocarburos de Wood Mackenzie.

La administración de Pemex espera que el primer pozo delimitador de Quesqui eleve las reservas a 700 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, a la vez que el campo llegue a una producción pico de entre 120,000 a 140,000 barriles diarios al tercer trimestre de 2021. El gobierno espera que Pemex revierta la declinación de su producción petrolera, que este año apunta a registrar una nueva caída anual, y elevar la producción de cerca de 1.7 millones de barriles de petróleo actuales, a 2.6 millones de barriles promedio a finales del sexenio.

Pemex invertirá 871 millones de pesos en campo petrolero

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó a Pemex Exploración y Producción la perforación del pozo exploratorio en aguas someras Holboton-1EXP, que requerirá una inversión de 871 millones de pesos.

  • Durante la 73 Sesión Extraordinaria, el órgano regulador indicó que la empresa espera recursos prospectivos sin riesgo de 34 millones de barriles de petróleo equivalente y una probabilidad de éxito del 31 por ciento.
  • La petrolera prevé obtener de este pozo aceite medio, de 24 a 28 grados API.
  • Asimismo, detalló que el programa contempla 99 días de trabajo, cuya perforación iría del 22 de enero al 4 de abril de 2020; mientras que la terminación sería del 5 de abril al 1 de mayo de ese mismo año.
  • Para esto Pemex estima una inversión por 871 millones de pesos, de los cuales 664 millones de pesos sería para la etapa de perforación; mientras que los 207 millones de pesos restantes a la de terminación.

El pozo tiene como objetivo geológico el Mioceno Medio-Superior, a una profundidad total programada de cuatro mil 729 metros; donde utilizará la plataforma auto elevable Independencia, diseñada para operar en un tirante de agua de hasta 122 metros./EXPANSIÓN-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.