Una REFORMA JUDICIAL sin el presupuesto adecuado está condenada a ser Letra Muerta

Argumentaron que con esto se garantizará la imparcialidad del juzgador o la juzgadora y rechazaron que signifique en el futuro la constitución de tribunales “ad hoc” o de consigna

Jueces y magistrados del país consideraron innecesaria una reforma al Poder Judicial en tiempos de crisis económica causada por la pandemia de COVID-19, con el aparente propósito de eficientar la impartición de justicia.

  • El presidente de la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito, Ariel Alberto Rojas Caballero, cuestionó si éste es el mejor momento para discutir y aprobar una reforma judicial, cuando se vive una pandemia mundial de proporciones catastróficas, que en México ha dejado más de 100 mil muertos.

Afirmó que este escenario cambia las prioridades presupuestales, pues la pobreza en México se va a incrementar a niveles nunca vistos.

  • “El grave impacto económico que va a tener esta reforma, las grandes reformas al Poder Judicial como la de 1988, la del ’94, incluso la del 2010, se hicieron con suficiencia presupuestaria, en este momento el Poder Judicial de la Federación tiene el gran reto de implementar la reforma laboral y ahí compromete recursos muy importantes”.

En ese sentido advirtió que una reforma judicial sin el presupuesto adecuado está condenada a ser letra muerta y en el papel.

“En este parlamento abierto, pues con todo respeto hay pues puras amigas y amigos, no veo a los representantes de las organizaciones no gubernamentales, no veo a los representantes de las barras y colegios de abogados más significativos de nuestro país, creo que este es un proceso que se ha hecho cupularmente y que no ha sido ampliamente discutido”, aseveró

Al iniciar este lunes en el Senado el Parlamento Abierto respecto a la Reforma para y el Poder Judicial, Alejandro Sergio González Bernabé, magistrado del Consejo de la Judicatura Federal y Arturo Guerrero Zazueta, secretario ejecutivo del pleno del Consejo de la Judicatura Federal, respaldaron la propuesta de transitar de tribunales unitarios a tribunales colegiados de apelación.

  • Argumentaron que con esto se garantizará la imparcialidad del juzgador o la juzgadora y rechazaron que signifique en el futuro la constitución de tribunales “ad hoc” o de consigna. Se espera que este jueves o viernes, el Senado apruebe esta reforma al Poder Judicial
  • Alejandro Sergio González Bernabé, aseveró que la sociedad exige un Poder Judicial cercano, conectado a la realidad, sensible al sufrimiento del pueblo, donde la autonomía e independencia judicial sean virtudes, que catapulten a la impartición de justicia, ya que al ser un poder equilibrador todos sus integrantes participan dentro de la gobernabilidad del Estado mexicano.

“¿Cuesta más? Sí, pero el país reclama y requiere mayor calidad y seguridad en la justicia. Reclama supraespecializar las resoluciones de apelación y hacerlas más sólidas. (…) En pocas palabras, la habilitación de los tribunales colegiados de apelación, proporcionará mayor racionalidad y confiabilidad en el ejercicio de la jurisdicción y, por lo tanto, fortalecerá nuestro sistema de justicia al garantizar medios de impugnación efectivos acordes con la normativa nacional e internacional”, indicó

El secretario ejecutivo del Pleno del Consejo de la Judicatura, Arturo Guerrero Zazueta, afirmó que esta es una reforma que busca elevar la calidad de la justicia.

Dijo que la misma pretende pasar de una instancia unipersonal a una colegiada, para una mayor eficacia de la justicia y no transgrede el derecho al juez natural, no está pensada para una generalidad de casos, sino para los más lacerantes, evita conflictos competenciales y favorece un enfoque de Estado y una justicia completa para las víctimas.

Reforma judicial de AMLO se quedó corta

La reforma al sistema judicial propuesta por el Ejecutivo federal es “muy corta”, ya que no soluciona los problemas de fondo que aquejan al sistema judicial por lo que se requiere una visión más integral, coincidieron en señalar especialistas, magistrados e integrantes de la Suprema Corte.

Asimismo, se pronunciaron a favor de desaparecer las ternas para elegir a un ministro de la Corte; crear una sala especializada en juicios constitucionales, y establecer que la SCJN sea una Corte institucional, alejada de la judicialización de la política.

  • En la última jornada de Parlamento Abierto sobre la reforma para y por el Poder Judicial, Miguel Carbonell, académico y representante del Sistema Nacional de Investigadores recomendó al Senado acabar con el mecanismo de ternas propuestas por el jefe del Ejecutivo para integrar la Suprema Corte

“El sistema de ternas es disfuncional, da lugar a muchas negociaciones que no se deberían dar. El nombramiento de un integrante de la Corte tiene que ser sobre la base de un nombre y, el Senado tiene que evaluar las cualidades de esa persona y saber si cumple con los requerimientos para integrarse a la Suprema Corte o no.

“Yo estoy a favor de que se quite el sistema de ternas y esto tiene que ser, por supuesto, algo que se atienda”, expresó el académico ante senadores.

Durante su participación, Enrique Rabel, investigador uno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), opinó que esta reforma al sistema judicial se queda corta.

“El rumbo es positivo, pero se queda corta la reforma. Creo que de fondo no va a resolver los problemas, va a ser mejorías, vamos a decir sustanciales. Coincido plenamente que la Corte tiene que ser una Corte constitucional y no una Corte de legalidad como es hoy en día”.

  • La coordinadora de Asesores de la Presidencia de la Suprema Corte, Fabiana Estrada Tena, reconoció que esta no es una reforma integral y pidió que el máximo tribunal del país esté alejado de la judicialización de la política.
  • Fortalecer la justicia constitucional no requiere ni pasa por darle más atribuciones a la Corte. Cuando hablamos de fortalecer la justicia constitucional no implica que la Corte conozca más cosas, de más tipos de conflictos; a la Corte, por el contrario, le haría mucho daño una mayor judicialización de la política, y meterla más en conflictos políticos no haría más que debilitarla y dañar su legitimización”.

A su vez, el magistrado José Manuel de Alva pidió regresar al sistema americano de postular solo a un candidato a ministro de la Corte, ya que “es complicado, son tercias, se critican mucho, de repente decían nos pusieron un Ferrari contra dos vochitos. Con uno y que se rechace es suficiente y se siga la mecánica hasta que se presente el bueno”.

El senador por Movimiento Ciudadano, Dante Delgado lamentó que en esta reforma judicial no se haya escuchado las voces de jueces y magistrados, aunque tiene algunos aspectos positivos, lo negativo es que se construyó en cuatro paredes.

“No es una reforma integral, es una reforma aparente. Tiene aspectos que agravan de manera sensible la vida institucional del país (…) En este momento, pensar que las controversias constitucionales tienen que simplificarse para ir a la constitucionalidad, evidentemente están en un contexto que se vive en el país, fuera de la realidad. Por decir lo menos”, dijo./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here