Vecinos de Hipódromo-Condesa crean MI ESCUELITA CDMX

Fabiola Camacho

Vecinos organizados de diversas colonias de la delegación Cuauhtémoc, entre las que destacan la Hipódromo y la Condesa, crearon MI ESCUELITA CDMX, una estrategia vecinal que tiene por objeto exigir a las autoridades el cumplimiento de sus obligaciones y el respeto a los derechos de los ciudadanos.

Rafael Guarneros Saldaña, integrante del Comité Fundacional de la Asociación de Residentes de la Colonia Hipódromo, afirmó que el desconocimiento de las leyes por parte de la mayoría de la población y de los mecanismos ciudadanos de defensa, favorece la participación de las autoridades delegacionales en hechos de corrupción.

Mencionó que si bien es cierto las denuncias ante las Contralorías de las dependencias son un medio propicio para tratar de erradicar estas prácticas frecuentes,  las denuncias públicas son un mecanismo eficiente para balconear a los corruptos e inhibir las conductas que atentan contra la sociedad.

En primera instancia, MI ESCUELITA CMX se enfocará a combatir la invasión de banquetas por parte de comercios establecidos, con la anuencia de las autoridades.

Durante décadas, dicen los vecinos organizados en su boletín de prensa, los ciudadanos se han quejado de la invasión de las banquetas por parte de restaurantes, bares, chelerías y demás establecimientos mercantiles, que amplían la extensión de su negocio sobre la vía pública a costa de los peatones.

No son pocos los casos, en los que las personas de todas las edades y en variada situación de salud, tienen que bajarse de la banqueta al arrollo vehicular para poder librar el obstáculo que representan las mesas, bancas, letreros, toldos y demás enseres de los establecimientos mercantiles.

Lo mismo se ve a personas con sillas de ruedas, a mamás empujando la carreola de sus bebés y con sus hijos pequeños de la mano, que a personas de la tercera edad, caminando entre los coches estacionados y en circulación.

Para Rafael Guarneros, el Código Fiscal del Distrito Federal contiene vicios de inequidad y de injusticia social, ya que tanto un restaurante de la Condesa como una fondita de la zona más pobre de Iztapalapa, actualmente al extender su negocio a la vía pública pagan por igual un derecho anual de dos mil 771 peso con 50 centavos por metro cuadrado.

Por su parte, los integrantes recién electos del Comité Ciudadano 2017 – 2019, Quetzal Castro, Coral Ojeda, Bernardo Jiménez, Jorge González y Fernanda López, comentaron que  “después de un análisis realizado en las juntas semanales de nuestro comité de vecinos en la colonia Hipódromo,  llegamos a la conclusión de que sí existen leyes que prohíben la apropiación indebida de las banquetas, así como también funcionarios corruptos que permiten la violación a las leyes”.

El artículo 15 de la Ley de Establecimientos Mercantiles, en su fracción II, establece que la colocación de enseres sobre las banquetas debe permitir “se deje una anchura libre de por lo menos dos metros, entre la instalación de enseres y el arrollo vehicular”. Lo cual no se cumple en la mayoría de los establecimientos que usan las banquetas como ampliación de su restaurante bar o chelería, en las colonias Condesa, Hipódromo, Roma, Hipódromo Condesa, entre otras.

En tanto, Rafael Guarneros advirtió: “Ya no se vale echarse la bolita entre funcionarios de distinto nivel para evadir el cumplimiento de sus obligaciones”, en alusión a lo que el propio Guarneros definió como “el deporte preferido” del jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.