El juicio de Trump

El 25 de julio de este año, en las instalaciones de la Casa Blanca, el presidente norteamericano Donald Trump realizaría una llamada de felicitación al recién electo presidente de Ucrania Volodimir Zelenski; nada fuera de contexto hasta que, contrario a lo que indica el protocolo de llamas, la grabación de ésta fue archivada en un lugar distinto. Se sabe que en la llamada Trump pidió a Zelenski investigara al hijo de Joe Biden por presuntos actos de corrupción, a cambio, Ucrania recibiría ayuda militar de Estados Unidos.

Durante la investigación que realiza la Cámara de Representantes que conduce la demócrata Nancy Pelosi, se contaron con diversos testimonios que fueron dando sentido al rompecabezas, que representa una maniobra de Trump contra Biden, quien se perfila como el principal contrincante del mandatario estadounidense en la elección presidencial 2020.

Este martes diez de diciembre, Pelosi solicitó a al presidente de la Comisión Judicial de la Cámara baja, se formulen cargos contra Trump por abuso de poder y obstrucción del Congreso; se espera que la Comisión Judicial sesione la siguiente semana y pase al pleno de la Cámara en la semana de navidad. Cabe recordar que la Cámara de Representantes es dominada por la mayoría de diputados demócratas y de aprobarse el juicio contra el presidente Trump, pasaría al Senado, que dominan los republicanos donde el juicio tiene pocas posibilidades de proceder.

Existe registro en Estados Unidos de tres casos similares al que hoy enfrenta Donald Trump, el de Andrew Johnson en 1868, el de Richard Nixon por el que dimitió en 1974 por el escándalo del Watergate y el de Bill Clinton en 1998.

Desde su primer campaña por la presidencia norteamericana, Trump ha sorprendido a propios y extraños con su estrategia, para muchos elemental, de regresar al nacionalismo exacerbado, con sus políticas antinmigrantes, la guerra comercial con China, entre otras, que le han dado resultados para conectar con una parte de electorado que se ha convertido en su base social. Los demócratas por su parte han buscado en el juicio político, revertir la aceptación popular de sus acciones y políticas; es un secreto a voces que detrás de ésta disputa política se encuentra la elección presidencial de 2020.

La aceleración de los acuerdos para la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, el T-MEC, es también una apuesta de los demócratas para empatar la partida con Trump; se trata entonces de un juego de ajedrez en el que cada parte mueve sus piezas para posicionarse frente a la sucesión del año próximo.

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.