Perú

El país andino se encuentra nuevamente inmerso en una crisis política. El origen de este episodio es, sin duda, los resultados de la elección presidencial de 2016; en ese proceso resultó vencedor Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio, sobre Keiko Fujimori de Fuerza Popular, con un apretado resultado en segunda vuelta de 50.12% por 49.88% respectivamente. Sin embargo, en la elección de congresistas y parlamentarios, Fuerza Popular obtendría 39.86% sobre el 21.05% de Peruanos por el Kambio. En marzo de 2018, Kuczynski dimitió a la presidencia del Perú por acusaciones e investigaciones en su contra que lo ligaron al tristemente célebre caso Odebrecht; aquí entra en escena Martín Alberto Vizcarra Cornejo, quien sustituye en la presidencia a Pedro Pablo Kuczynski. Cabe decir que uno de los últimos actos controvertidos de éste último fue haber concedido indulto humanitario a Alberto Fujimori, padre de Keiko, enjuiciado por crímenes contra los Derechos Humanos.

La tensión entre el ejecutivo y el parlamento peruano se agravaría con la detención y encarcelamiento de Keiko Fujimori en octubre de 2018, acusada de lavado de activos.

El pasado 30 de septiembre, hace unos cuantos días, Alberto Vizcarra decidió disolver el Congreso de su país, el motivo fue la nominación que hizo la oposición de un nuevo magistrado del Tribunal Constitucional; ante tal anuncio, el Congreso suspendió de la presidencia a Vizcarra y nombró presidenta interina a Mercedes Aráoz; ésta última había fungido como como vicepresidenta de la República e hizo pública su renuncia a ese cargo, luego de haber juramentado como, según ella, “vicepresidenta encargada” con motivo de la ausencia de Vizcarra anunciada por el Congreso.

En este contexto, Vizcarra contó con el respaldo de las fuerzas armadas y la policía peruana, así como la aprobación popular por la disolución del Congreso; el Presidente convocó a elecciones parlamentarias anticipadas para el próximo 26 de enero de 2020, lo cual ha sido avalado por el Jurado Nacional de Elecciones. Así Perú hoy, sin Congreso y a noventa días de elecciones constitucionales.

Registro recientemente dos fuertes confrontaciones en el contexto internacional entre ejecutivos y congresos federales; el más reciente es del primer ministro británico Boris Johnson, quien disolvió temporalmente el parlamento para acelerar el BREXIT, sin embargo la Corte Suprema dictaminó como ilegal esta determinación. El segundo caso es el de Venezuela, donde el Tribunal Supremo disolvió el Congreso nacional, dominado por la oposición, y asumió sus funciones en 2017, como respuesta, los parlamentarios opositores tomaron protesta a Juan Guaidó como presidente interino.

En el caso peruano habrá que esperar a conocer los resultados de las elecciones de enero próximo, para saber si el fujimorismo sigue vigente, por ejemplo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.