Polarización

En el fenómeno social o político de la polarización, los extremos de los polos opuestos se alejan de los puntos de convergencia cuando no hay racionalidad en los debates, cuando la ley ni las instituciones son suficientes. La polarización exacerbada no permite la disertación ni solución de los conflictos, conduce solo a la descalificación del contrario y a la adjudicación de la verdad absoluta. Este fenómeno parece extenderse en América Latina.

La elección presidencial de Argentina de octubre pasado arrojó resultados muy cerrados con los que retornó Cristina Fernández como vicepresidenta, con el triunfo del Frente de Todos que obtuvo el 48% votos contra el 40% de Juntos por el Cambio de Mauricio Macri.

Los resultados de la elección presidencial en Bolivia generaron movilizaciones sociales que obligaron a la renuncia, salida y asilo en México de Evo Morales, así como la detención de funcionarios y autoridades electorales afines al depuesto mandatario.

Chile ha optado por dotarse de una nueva Constitución como un mecanismo institucional y político para superar la crisis social por la que atraviesa; aún con el “Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución” que firmaron el gobierno de Sebastián Piñera y los partidos de oposición, organizaciones sindicales continúan con las protestas que se han materializado en paros laborales.

Uruguay celebró la segunda vuelta de su elección presidencial este domingo 24 de noviembre, desde entonces no se ha podido decretar un ganador por que existe una mínima diferencia entre el primero y segundo lugar y falta por revisar los votos observados (voto en tránsito), los cuales son casi iguales a la diferencia entre los primeros competidores. Luis Lacalle del Partido Nacional obtuvo el 48.7% de los sufragios, mientras Daniel Martínez del Frente Amplio 47.5%, de acuerdo con el escrutinio primario.

El Comité Nacional del Paro en Colombia anunció nuevas movilizaciones luego de una reunión con el presidente Iván Duque; el gobierno de colombiano convocó el domingo pasado a la “Gran Conversación Nacional” tras seis días de paro nacional, esta convocatoria invita a distintos sectores sociales a sumarse a un esfuerzo nacional que contribuya a superar la crisis social que se ha desatado en Colombia. Las demandas de los manifestantes son la negativa a cambios en el sistema de pensiones, la no implementación de los acuerdos de paz, contra la privatización de paraestatales, así como contra una eventual reforma laboral, entre otros.

Esta polarización que se asoma en Latinoamérica empieza a dar visos de inestabilidad en la región, lo cual presagia signos negativos para su desarrollo, ojalá se pueda superar esta circunstancia en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.