¡A 209 años de la firma del Acta de Independencia de Venezuela, seguimos luchando por la Libertad!

Autor. Francisco J. D´Angelo Ohep*

“El que abandona todo por ser útil a su patria, no pierde nada y gana cuanto le consagra”

Simón Bolívar.

Hoy celebramos un día muy importante para los venezolanos y por este motivo llamamos a la unión de toda la diáspora en el mundo y a nuestros hermanos en Venezuela.

Poco más de 300 años estuvimos bajo el dominio español y el 5 de julio de 1811 se firmó en Caracas el Acta de Independencia que dio inicio al proceso de nuestra liberación. Desde la caída de la Primera República en 1812, hasta la Batalla de Carabobo que selló nuestra independencia el 24 de junio de 1821, pasaron 10 años de cruenta guerra que al final, nos llevó a la ansiada libertad.

En 1811, nuestra Acta de Independencia dio nacimiento a una nueva nación basada en principios republicanos y federales, que abolía para siempre la monarquía, con valores de igualdad entre individuos, libertad de expresión y prohibición de censura y hoy en día, aunque ya pasaron 209 años de esta firma, se encuentra más vigente que nunca.

Hoy, los venezolanos nos encontramos de nuevo luchando en contra de un enemigo de nuestra libertad. Pero esta vez no nos enfrentamos solo a la conquista extranjera, sino a la narco delincuencia organizada disfrazada de política. Es la tragedia que hemos estado viviendo varios países, en especial Venezuela, desde finales del Siglo XX. Son dictaduras que llegan al poder a través de los votos, personas sin valores, en uniones cívico-militares, gente que accedió al gobierno para controlar  las instituciones públicas y la propiedad privada,  así como para abrirle la puerta a países que, en unión de estos delincuentes disfrazados de políticos, usurparon los poderes legítimos del país, lo saquearon, se aprovecharon de sus riquezas naturales y dejaron a los ciudadanos en condiciones vulnerables, con falta de alimentos, medicinas, seguridad, educación y servicios básicos.

Esta tragedia que ha sufrido nuestro país en los últimos 20 años, nos ha costado 5 millones de desplazados, siendo la cantidad más alta en el mundo moderno después de Siria; también, más de 100 mil muertos, miles de presos políticos, miles de torturados, desaparecidos y una población al interior del país secuestrada, perseguida, asustada, víctimas de la inseguridad, hambre y enfermedades. Eso sin mencionar la orgía de saqueos a la nación por más de 300 mil millones de dólares.

Varias universidades venezolanas Universidad Católica Andres Bello (UCAB),  Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar (USB), presentaron un desgarrador resultado de El Proyecto Encuesta Nacional de Vida de la Población Venezolana (ENCOVI) 2019-2020, siendo algunos datos los siguientes:

Venezuela esta detrás de Nigeria en materia de pobreza y desigualdad.

Aumentó la pobreza multidimencianal de 51% en 2018 a 64.8% en 2019.

El 96.3% de los hogares son pobres desde el punto de vista del ingreso.

El 79.3% de la población no tiene como cubrir la canasta básica de alimentos.

El 70% de los hogares reportan inseguridad alimentaria grave y moderada.

Ningún estrato social llega al requerimiento de 51 gramos de proteína al día.

El 30% de los niños registran desnutrición crónica.

La tasa de mortalidad infantil es de 26 por 1000 habitantes.

El 44% de la población esta en inactividad económica.

El 19% de los hogares reportan que al menos un miembro de la familia ha emigrado.

Casi 4 millones de niños están en situación de vulnerabilidad, y no tienen garantía en su derecho a la educación.

Después de observar estos datos contundentes: ¿Qué tan difícil es entender que estamos gobernados por una dictadura cruel que ha acabado con el país?  Esto está suficientemente probado y documentado. No les ha bastado con expropiar y quebrar miles de empresas privadas, ni con destruir  una de las principales industrias petroleras del mundo, como lo fue PDVSA y robado su patrimonio, sino que se han dedicado al tráfico de drogas, así como a asociarse y albergar a grupos terroristas en nuestro territorio.

Es importante comunicar que la oposición es ya un movimiento reconocido por más de 58 países del mundo y que contamos con la legitimidad emanada de las últimas elecciones en que el pueblo pudo defender su voto del repetido fraude electoral a que nos tienen sometidos.  El 6 de diciembre de 2015 el régimen no pudo alterar la cantidad de votos y volver a perpetrar su fraude.

Por estas razones nos reunimos en México para exhortar a todas las personas e instituciones a ayudarnos en nuestra lucha. Les pedimos a los gobiernos legítimos y democráticos entre ellos el mexicano, que dejen de reconocer y apoyar al brutal régimen de Maduro. Necesitamos una ayuda más contundente de países hermanos para acabar con la dictadura.

Es claro que el mundo no está preparado aun para castigar de forma rápida y eficaz a los gobernantes que toman el camino de la dictadura y terrorismo, desgraciando la vida de sus ciudadanos y robando dinero a manos llenas para vivir como reyes, comprar conciencias, armamento y todo lo que necesiten para sobrevivir en el poder.

Es por esto que los venezolanos de bien, demócratas, con buenas intenciones y trabajos honestos, no podemos, solos, deshacernos de un grupo criminal narco terrorista que se apoderó del país. ¡¡Requerimos de ayuda internacional!!

Es imprescindible el reconocimiento de nuestras instituciones por parte de gobiernos extranjeros. Nos urge  que la ONU reconozca al presidente Guaidó y entienda, que aunque hace un esfuerzo sobrehumano por ayudar a millones de migrantes y refugiados, si no vamos al origen del mal, que es acabar con la dictadura, tendremos una pandemia mayor de millones de desplazados venezolanos y más problemas en los países receptores que podrían terminar de forma no pacífica. Pedimos se abra un canal humanitario para que entre al país ayuda internacional, en medicinas, comida e infraestructura. Necesitamos elecciones libres con un Consejo Electoral realmente imparcial y creíble, con normas claras justas y ayuda internacional.

En este mismo orden, queremos expresar que aunque pareciera que un día como hoy los venezolanos no tenemos nada que celebrar, realmente es lo contrario. Aunque como en todo, hay excepciones, nuestros compatriotas en todo el mundo han llevado la moral, la ética, el trabajo honesto, nuestra bandera, los signos patrios, la música, la simpatía y la belleza venezolana muy en alto, lo que ha hecho del mundo un lugar mejor.

Nuestros paisanos con su trabajo han ayudado en distintos frentes: no solo al combate de la dictadura, sino que han aportado a los países receptores su trabajo incansable, nuestros embajadores, ONGs, empresarios, ejecutivos, médicos, músicos, periodistas, obreros, maestros y deportistas, entre otros, han triunfado en distintos países haciendo que nuestra nación emerja y crezca. Al contrario de lo que deseaba la dictadura que era callarnos, ahora tenemos más voces; separarnos y ahora estamos más unidos; matarnos el espíritu con hambre y falta de educación y medicinas, pues ahora trabajamos y estudiamos más que nunca, por cuanto nuestro apetito de libertad es lo que nos ha consolidado como una gran nación.

Venezolanos y amigos de todo el mundo ayúdennos a difundir este mensaje, para exigir a las instituciones que reconozcan a los venezolanos democráticos y desconozcan y le cierren la puerta a la dictadura.

¡¡¡¡Venezolanos no desmayéis hasta lograr la libertad!!!!!

 

  • Francisco J D´Angelo Ohep es abogado, Master en Derecho Internacional, Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Es Director Fundador de VENEMEX una ONG, que ayuda a los refugiados venezolanos en México.

 

Para mayor información:

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.