METRO de la CDMX, filón de oro para SERRANÍA y ESPINO

*Ambos han convertido al STC en un nido de corrupción de donde obtienen jugosos dividendos para beneficio personal *Fueron detectados casos de nepotismo en la instancia, los cuales son promovidos por Espino Arévalo *Florencia Serranía, en la lista de funcionarios indeseables para Claudia Sheinbaum; podría abandonar el cargo en diciembre

La Contraloría General del gobierno capitalino investiga al líder del Sindicato Nacional del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC), Fernando Espino Arévalo por el presunto desvío de recursos públicos.

De acuerdo con informes proporcionados a esta columnista, existe la comisión de diversos actos de corrupción en el manejo de recursos por la cantidad de 20 millones de pesos, dinero que Espino Arévalo solicitó a la directora del Metro, Florencia Serranía Soto para mejorar la sede del SNTSTC y para otorgar mejores servicios a los trabajadores.

Lo más extraño del asunto es que esos 20 mdp no aparecen por ningún lado ni se han aplicado para dichos propósitos y mientras, las condiciones laborales de los empleados y jubilados del STC van en detrimento al igual que la infraestructura de este medio de transporte público.

Pero la situación tan grave del Metro no remonta ahí, pues Fernando Espino desembolsa cuatro millones de pesos mensuales para pagar los sueldos de 191 personas muy cercanas a él.

En el listado figuran el propio Espino Arévalo y 15 parientes de primer y segundo grado: tres exesposas, su actual pareja, una hermana, cuatro hijos, tres cuñadas, un primo y dos sobrinos.

Los familiares y amigos del líder gremial obtienen los salarios más altos a los que puede aspirar un trabajador de base mientras que se dedican a actividades ajenas a la operación del Metro, como es el caso de los empleados comisionados a realizar labores dentro del Sindicato.

De sus 15 familiares comisionados al Sindicato, 13 ocupan plazas con los dos niveles mejor pagados en el escalafón salarial.

En el nivel 20, el más alto, aparecen su hermana Guadalupe Espino Arévalo, su cuñada María Enriqueta García Villarreal y sus hijos Fernando Espino González y Mabel Espino Suárez. Estas plazas corresponden al puesto de “subjefe coordinador” y reciben un salario de 42 mil 990 pesos brutos mensuales.

En el siguiente nivel –el número 14– están sus exesposas María del Carmen García Villarreal, Ana María Suárez García y Marina Alejandra González Sánchez; su pareja actual, Lorena Moreno Martínez; sus hijos Fernando Espino García y Mayra Espino Suárez; su sobrino Óscar Galicia Espino; sus cuñadas Claudia Julieta y Estela Patricia García Villarreal y el propio Fernando Espino Arévalo. El salario para este nivel es de 24 mil 786 pesos brutos mensuales.

Su sobrino Erwin Ivan Oliva Espino ocupa un nivel 12, ganando 20 mil 483 pesos mensuales; y su primo, José Ambriz Espino, un nivel 10 que le remunera con 16 mil 922 pesos.

Hasta hace unos meses el nivel 14 era el mejor remunerado en el escalafón. Sin embargo, gracias a una negociación entre el Sindicato y las autoridades del Metro se compactaron 45 plazas para crear 20 con un grado nuevo: el número En el siguiente nivel –el número 14– están sus exesposas María del Carmen García Villarreal, Ana María Suárez García y Marina Alejandra González Sánchez; su pareja actual, Lorena Moreno Martínez; sus hijos Fernando Espino García y Mayra Espino Suárez; su sobrino Óscar Galicia Espino; sus cuñadas Claudia Julieta y Estela Patricia García Villarreal y el propio Fernando Espino Arévalo. El salario para este nivel es de 24 mil 786 pesos brutos mensuales.

Su sobrino Erwin Ivan Oliva Espino ocupa un nivel 12, ganando 20 mil 483 pesos mensuales; y su primo, José Ambriz Espino, un nivel 10 que le remunera con 16 mil 922 pesos.

Hasta hace unos meses el nivel 14 era el mejor remunerado en el escalafón. Sin embargo, gracias a una negociación entre el Sindicato y las autoridades del Metro se compactaron 45 plazas para crear 20 con un grado nuevo: el número 20.

Hasta el primer trimestre de este año, 19 de las 20 plazas habían sido asignadas a familiares y trabajadores cercanos a Espino, todos comisionados a actividades dentro del Sindicato. Faltaba una plaza por asignar.

Y mientras ocurren estas anomalías en el STC, hay otras más que fueron detectadas, pues resulta que el 90 por ciento de los trenes del Metro que brindan a diario el servicio de transporte a 5.2 millones de usuarios diariamente, son reparados en los talleres con partes usadas y bastante desgastadas para alargar su vida útil.

Solamente el 10 por ciento de los convoyes fueron adquiridos de reciente fabricación y son los que cuentan con más espacio, monitores en su interior, cámaras de seguridad con amplia visión,, asientos anatómicos y aviso de voz que anuncia las próximas paradas, aunque su vida útil solo es de cinco años debido a la mala calidad del material con el que fueron armados.

APUNTES FIDEDIGNOS

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la Ciudad de México ya le escribió su cartita a Santa Claus de manera muy anticipada y tiene planeado hacer diversos cambios en su gabinete. En diciembre saldrán de su equipo de trabajo funcionarios que no han demostrado la capacidad suficiente en los cargos que se les ha conferido.

Entre los más sonados se encuentra el “superpolicia” Omar Hamid García Harfuch también conocido como “Don Omar” —igual que un conocido narcotraficante- o “El papichulo”, quien aunque está aferrado a quedarse como titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana no alcanzará ese propósito, por lo cual quedará fuera de la jugada política, y a merced de los grupos delictivos que lo quieren ejecutar por traidor.

Otro de los nombres más sonados es el de Florencia Serranía Soto, titular del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro. Esa funcionaria se ha convertido en una “piedra en el zapato” para Sheinbaum Pardo toda vez que desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador se la recomendó para que ocupara la dirección del STC, los problemas en dicha instancia se acrecentaron y comenzaron a reflejarse rápidamente en la administración local.

Creció la corrupción, el ambulantaje, las extorsiones, la prostitución, los secuestros exprés, así como los asaltos, además de los contagios por Covid-19 y todo ello por supuesto que surgió en las instalaciones del Metro y a la fecha la situación no se ha podido controlar.

Es por ello que en la primera oportunidad que se le presentó, Claudia Sheinbaum hizo sus evaluaciones e incluyó a Serranía Soto en la lista de funcionarios ineficaces y corruptos.

Además de que la ha catalogado como una “mujer indeseable” debido a que constantemente se le pone “al tú por tú” en las reuniones de gabinete cuando se le dan indicaciones y ella de manera grosera, altanera, prepotente y amenazante no las acata.

Florencia Serranía de inmediato argumenta que es amiga íntima de López Obrador y de su esposa Patricia Gutiérrez Müller y que “le haga como quiera” porque es inamovible.

Sin embargo, una vez que esté fuera del gabinete, Florencia Serranía también conocida como “La Chimoltrufia” entre sus compañeros de trabajo, recibirá una jugosa liquidación por el tiempo trabajado al frente del STC y se irá a gozar de los jugosos beneficios como accionista mayoritaria del tren maya, que obtuvo gracias a su gran amigo “El Peje”….seguiremos informando!!!!!

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here