La “DEMENCIA SENIL” de AMLO provocó la LIBERACIÓN de Salvador CIENFUEGOS

*El militar retirado cuando fue titular de la Sedena, cometió crímenes de lesa humanidad *Es señalado como responsable de la desaparición de los 43 estudiantes normalista de Ayotzinapa, Guerrero y otros asesinatos

Tal parece que el presidente Andrés Manuel López Obrador finge demencia senil y se le ha borrador de la memoria que el general Salvador Cienfuegos Zepeda, cuando fue Secretario de la Defensa Nacional (2012-2018) sus elementos torturaron, asesinaron y desaparecieron forzadamente a 149 víctimas, usando por lo menos, 7 instalaciones militares para estos hechos.

Jugó un papel importante en el sexenio de Enrique Peña Nieto, en la matanza en Tlatlaya y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Con 72 años de edad, el extitular de la Sedena detenido en Estados Unidos y ahora libre en México, comenzó su carrera en el Ejército el 23 de enero de 1964. Cursó sus estudios en el Colegio de la Defensa Nacional y obtuvo el grado de Maestro en Administración Militar para la Seguridad y la Defensa Nacional y cursó estudios de licenciatura en la Escuela Superior de Guerra.

Su liberación causó demasiadas inconformidades al grado que diputados federales de Morena, como Dolores Padierna Luna han exigido a López Obrador que dicho militar sea enjuiciado pero sin negociaciones ocultas ni acuerdos de impunidad “porque es un sujeto que ha cometido crímenes de lesa humanidad”.

Nació el 14 de junio de 1948 en la Ciudad de México e ingresó la Ejército el 23 de enero de 1964.

Estuvo activo durante 54 años. Fue oficial mayor de la Sedena, inspector y contralor general del Ejército y Fuerza Aérea, comandante de la VII Región Militar en Chiapas, comandante de la I Región Militar en la Ciudad de México, comandante de la IX Región Militar en Guerrero, comandante de la V Región Militar en Jalisco, comandante de la 15/a Zona Militar en Jalisco, comandante de la 14/a Región de Infantería de Jalisco.

También fue subjefe de Doctrina Militar del Estado Mayor de la Defensa Nacional, subdirector general del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos y jefe de la Sección Tercera del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Se desempeñó como director del Heroico Colegio Militar, como director del Centro de Estudios del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, comandante del Cuerpo de Cadetes del Heroico Colegio Militar y jefe de la Sección Pedagógica del Heroico Colegio Militar.

Obtuvo Condecoraciones de Perseverancia institucional, extraordinaria, especial, de primera hasta quinta Clase, de Perseverancia por la patria, al Mérito facultativo de primera y segunda Clase, al Mérito Docente y Legión de Honor.

El 20 de septiembre del 2018, en el ocaso de su mandato y en medio de escándalos y acusaciones de flagrantes violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas armadas de México, Cienfuegos Zepeda, como titular de la Sedena, recibió en Washington un premio por su “liderazgo en la defensa hemisférica”. Otorgada por el Centro para Estudios de la Defensa Hemisférica William J. Perry por su contribución a la seguridad estratégica del continente, la presea le fue entregada por Sergio de la Peña, subsecretario de Defensa Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La madrugada del 30 de junio de 2014, ocho militares del 102 Batallón de Infantería, a bordo de un vehículo oficial, circulaban por la carretera Dederal número 2. Habían sido incorporados por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el presidente Enrique Peña Nieto, al Operativo “Seguridad Mexiquense” para combatir al narcotráfico. Esa noche se detuvieron en una bodega en obra negra, sin puertas, en la comunidad San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, Estado de México.

Se registró un enfrentamiento entre militares y personas armadas que, según versiones, se rindieron. Sin embargo, casi al amanecer, más militares llegaron al lugar, obligaron a los detenidos a hincarse, decir su apodo, edad y ocupación antes de ejecutarlos. Se contaron 22 cuerpos, según versiones de testigos de los hechos

Cienfuegos Zepeda trató de ocultar un crimen de lesa humanidad, pero las presiones del gobierno de Estados Unidos lo orillaron a admitir que los militares a su cargo cometieron graves actos contra el derecho humano internacional. Desde el teniente encargado hasta Cienfuegos Zepeda ocultaron las ejecuciones extrajudiciales, y aunque después aceptó que los militares cometieron exesos, no quiso investigar ni castigar a los responsables, solo removió al comandante del Batallón, el coronel Raúl Castro Aparicio, y le quitó mando operativo al comandante de la 22 Zona Militar, el general de brigada José Luis Sánchez León. En cuanto a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, aunque no existe aun evidencia clara sobre la participación de miembros del Ejército durante la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre, cuando policías municipales desaparecieron a los estudiantes, Cienfuegos Zepeda hizo una defensa intensa del 27 Batallón de Infantería destacado en Iguala, pues no estuvo de acuerdo en que fueran interrogados como recomendó la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), en 2015

“No me queda claro ni puedo permitir que interroguen a mis soldados que no cometieron hasta ahorita ningún delito. ¿Qué quieren saber? ¿Qué saben mis soldados? Está todo declarado”.

“Yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales, los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo que ver y no apoyarlos”, alegó entonces.

APUNTES FIDEDIGNOS

El ex presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y el líder sindical Martin Esparza Flores deben ir a la cárcel por fraude a electricistas

La carpeta de investigación que le abrió la Fiscalía General de la República al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, por daño a la nación y abuso de poder en el caso de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), representa para el gobierno de López Obrador la oportunidad de probar que realmente sostiene un combate frontal contra el régimen de corrupción en el que han participado no solo políticos, sino líderes sindicales como Martín Esparza Flores.

Así lo considera el abogado José Rodolfo Bonilla Gómez, defensor de jubilados y pensionados del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

El maestro en Derecho detalla los actos delincuenciales, las complicidades y el cobijo de los gobiernos de Calderón y del priísta Enrique Peña Nieto al pseudo-líder del SME, contra quien pesan denuncias penales por: enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, fraude, robo, robo equiparado, operaciones con recursos de procedencia ilícita, robo sindical, abuso de confianza, despojo, usufructo de bienes, falsificación de facturas, fraudes habitacionales millonarios, malversación de fondos sindicales, robo de pasivos laborales.

Rodolfo Bonilla, en su publicación de 2019 “El Charro que apagó La Luz”, documentó más de dos mil archivos probatorios de los delitos de Esparza. Además, acusa a los procuradores de Justicia, secretarios del Trabajo, Gobernación, integrantes del SAE, senadores y funcionarios del más alto nivel de los gobiernos de Calderón y Peña de haber protegido a Martín Esparza.

Entre los políticos implicados en el fraude millonario de los recursos de los electricistas, Bonilla menciona, entre otros, a: Miguel Ángel Osorio Chong (actual senador de la República), José Francisco Blake Mora (ex titular de Gobernación, Javier Lozano Alarcón (ex secretario del Trabajo), Luis Enrique Miranda Nava y Roberto Gil Zuarth (políticos panistas).

El abogado Rodolfo Bonilla asegura que es momento de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador gire ya las órdenes de aprehensión y haga justicia al escandaloso caso de delincuencia sindical que representa la negociación de Felipe Calderón y Martín Esparza, con la desaparición de Luz y Fuerza.

Asimismo, Bonilla, conocido entre los electricistas como “Lobo”, hace una invitación al vocero del gobierno federal, Jesús Ramírez Cuevas, a que haga llegar dicha información al jefe del Ejecutivo.

De igual forma, exige a la actual secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, dejar de proteger a Martín Esparza a través de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, ya que es un usurpador de la Secretaría General del SME, junto con otros 25 delincuentes sindicales más….seguiremos informando!!!!

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.