SEDENA protege a «Los Chapitos»

*Esta información se dio a conocer a raíz de las filtraciones del grupo de hacktivistas “Guacamaya”, quienes robaron más de seis terabytes de información confidencial del ejército mexicano*La UEITA estaría detrás de la investigación que busca desentrañar lo sucedido en el llamado “Culiacanazo” o “Jueves Negro” en la capital de Sinaloa*Habrá qué recordar que Ovidio Guzmán López, hijo de "El Chapo", fue apresado y posteriormente liberado por las acciones violentas que realizaron integrantes del Cártel de Sinaloa contra la población civil.*Hackeo a Sedena expuso que las Fuerzas Armadas son incapaces de colaborar con el Ejército de EEUU

Tras las filtraciones del grupo de hacktivistas identificado con el ridículo nombre de “Guacamaya”, cuyos integrantes demostraron que son demasiado habilidosos, pues robaron más de seis terabytes de información confidencial del ejército mexicano, se descubrió que la Fiscalía General de la República (FGR) investiga a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por la presunta “protección” que brindó a uno de los hijos de «El Chapo» el 17 de octubre de 2019.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, a través de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas (UEITA), estaría detrás de la investigación que busca desentrañar lo sucedido en el llamado “Culiacanazo” o “Jueves Negro” en la capital del estado de Sinaloa, donde Ovidio Guzmán López, hijo de Guzmán Loera, fue apresado y posteriormente liberado por las acciones violentas que realizaron integrantes del Cártel de Sinaloa contra la población civil.

De acuerdo con una serie de correos electrónicos obtenidos por los hackers de “Guacamaya”, el 15 de febrero de 2022 la titular de la célula IV-4 de la UEITA le envió un correo al general de brigada de justicia militar, Miguel Carrasco Hernández, para solicitarle información —que la UEITA obtuvo a través de dos USB y tres discos compactos— sobre la “posible participación” de la Sedena en hechos que pretendían encubrir o proteger a Ovidio Guzmán.

“Hago de su conocimiento que esta fiscalía cuenta con líneas de investigación en las que se pudiera desprender la posible participación de elementos de su corporación en los hechos acontecidos el jueves 17 de octubre del 2019 que se dio a conocer en medios de comunicación y fuentes abiertas donde la supuesta detención por parte de elementos de Sedena y Guardia Nacional, de Ovidio Guzmán López, en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa, donde se suscitaron enfrentamientos con miembros de la delincuencia organizada y Fuerzas Armadas”, dice el oficio UEITA-EII-E4-C4-038-2033, consultado y citado por Excélsior.

“De las líneas de investigación se ha obtenido información que el día de los acontecimientos miembros de la delincuencia organizada tomaron sin consentimiento una camioneta pick up, Marca Chevrolet, línea Cheyenne con número de serie 3GCUKgECX661002g2, con número económico 0808302, por lo que mucho le agradeceré informe quién iba a cargo de su tripulación, a fin de recabar su entrevista que coadyuve con esta Fiscalía para aportar información de relevancia”, precisó la agente del Ministerio Público federal de la UEITA.

Asimismo, también le señaló al general de brigada que en la FGR contaban con información sobre “la presencia de personal de la Sedena en la calle de José Muro Pico 2403, fraccionamiento Rincón Alameda sección Los Cisnes, en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa”, lugar donde esa tarde se encontraba el hijo del narcotraficante sentenciado a cadena perpetua.

Previamente, el 7 de mayo de 2021, según los correos filtrados, la titular de la célula IV-4 de la UEITA le mandó dos solicitudes de información al general Carraso Hernández, en donde le pidió una explicación o justificación fundamentada de la Sedena sobre la presencia de elementos ese día en el domicilio mencionado de Culiacán.

“Sí existe reporte de algún patrullaje, apoyo perimetral para llevar a cabo algún acto de investigación por parte de la autoridad ministerial o Policía Federal Ministerial, Policía Federal, o de cualquier otra autoridad, el día 17 de octubre del 2019 en la calle de José Muro Pico, fraccionamiento Rincón Alameda, sección Los Cisnes, en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, en la Ciudad de Culiacán, Sinaloa, en caso de contar con dicha información, mucho le agradeceré remita la documentación que justifique su intervención”, detalló la MPF.

Ese mismo día la titular le mandó otra solicitud al mismo general pero ahora para corroborar que el día de los hechos, durante el operativo para detener al hijo del narcotraficante, efectivamente hubo un despliegue autorizado de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional para participar en las labores de captura y protección de la ciudadanía.

“Para el caso de confirmar la información mucho le agradeceré señale el nombre de quien estuvo a cargo de los 38 elementos del GAIN (Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico) quienes ejecutaron el operativo y de los restantes elementos que participaron dando seguridad exterior, o bien, rectifique la información en caso de contar con ella”, se leyó en el oficio.

El 17 de octubre de 2019, Ovidio Guzmán López, también conocido como “El Ratón”, identificado como uno de “Los Chapitos” e hijo de Joaquín Guzmán Loera, fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en un domicilio ubicado en José Muro Pico del Fraccionamiento “Tres Ríos”, en Culiacán.

El operativo para detener al hijo de “El Chapo” provocó que hombres armados al servicio del Cártel de Sinaloa tomaran las calles de Culiacán y causaran disturbios, dejando como saldo ocho muertos, entre ellos un civil, 16 heridos, 19 bloqueos de calles, 14 enfrentamientos, 8 soldados capturados, 68 vehículos militares con impactos de bala y agresiones al Cuartel Militar de Culiacán y la sede del C4 del estado.

Durante el llamado “Culiacanazo”, también se registró la fuga de 51 presos del penal de Aguaruto. El fallido operativo, ejecutado con precipitación, obligó al presidente López Obrador a liberar al hijo del “Chapo” Guzmán. “Yo di la instrucción de que se detuviera el operativo porque lo que más me importa es la vida”, enfatizó el presidente en una de sus “mañaneras”.

APUNTES FIDEDIGNOS

Múltiples secretos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) han quedado al descubierto luego de que un grupo de activistas denominado como “Guacamaya” hackeara sus servidores y obtuviera al menos seis terabytes de información que hasta hace apenas unos meses permanecía oculta.

Bajo ese tenor, poco a poco se ha hecho de conocimiento público algunas circunstancias desfavorables en las que se han visto involucrados elementos adscritos a las Fuerzas Armadas Mexicanas. Desde lavado de dinero y hasta nexos con grupos criminales, el hackeo de “Guacamaya” ha puesto a tambalear aquella imagen incorruptible y seria que guardaba el gremio militar en el país.

Es así como en medio de los millones de documentos obtenidos de sus servidores fue posible identificar un diagnóstico acerca de el desempeño que el Ejército Mexicano ha tenido al cooperar en actividades y operativos especiales junto a las Fuerzas Armadas Estadounidenses….¡¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!

Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

:[email protected]

 

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario