MÉXICO rechaza “VÍA RÁPIDA” para hacer JUSTICIA por ODEBRECHT

Han pasado 32 meses desde que los directivos de Odebrecht confesaron haber dado sobornos y realizado prácticas corruptas en México y otras naciones de Latinoamérica.

imagen: Internet

Han pasado 32 meses desde que los directivos de Odebrecht confesaron haber dado sobornos y realizado prácticas corruptas en México y otras naciones de Latinoamérica. La compañía brasileña ha enviado al menos dos cartas a los fiscales mexicanos para agilizar la investigación y llevar a los presuntos inculpados ante los tribunales, pero México se ha negado a recibir la cooperación de la empresa, de acuerdo con una investigación de Quinto Elemento Lab.

  • A diferencia de México, desde diciembre de 2016 ocho naciones sí aceptaron la ayuda directa de Odebrecht, lo que les ha permitido avanzar con más velocidad en la integración de los casos, las detenciones y los encarcelamientos. En México, hasta ahora solo hay un funcionario públicamente señalado: el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin, quien está prófugo de la justicia, y no existe hasta hoy ninguna persona procesada por la trama de corrupción desencadenada por el conglomerado brasileño.
  • Desde que salió a la luz el escándalo de los sobornos, Odebrecht ha negociado acuerdos con los países donde es investigada a cambio de reducir las sanciones y continuar sus operaciones comerciales. Además de pagar una multa por el daño causado, la empresa debe confesar sus delitos y entregar pruebas y evidencias. Cuando eso sucede, las autoridades que aceptan la colaboración de la compañía se comprometen a no presentar cargos por las conductas confesadas que ya tuvieron castigo o que están bajo investigación en Brasil.
  • En documentos que no habían sido publicados hasta hoy, la compañía ofreció su “disposición y voluntad” para esclarecer “cualquier posible hecho ilícito” relacionado con México. Las cartas fueron entregadas a la Procuraduría General de la República (PGR) el 10 de febrero de 2017, y luego a la nueva Fiscalía General de la República (FGR) el 27 de febrero de 2019.
  • Un portavoz de la FGR declinó comentar acerca de la propuesta de cooperación presentada por Odebrecht y la Fiscalía tampoco respondió a un cuestionario con 21 preguntas que se le hizo llegar desde mayo. Sin embargo, uno de los abogados de Odebrecht confirmó a Quinto Elemento Lab que la FGR no ha emitido ninguna respuesta a la oferta de ayuda.
  • Firmar un acuerdo de cooperación con la empresa puede ser la llave que abra de golpe la ‘caja de Pandora’: el acceso a la información que hay en Drousys, la plataforma creada por Odebrecht para que sus empleados pudieran comunicarse en sigilo y esconder los pagos a políticos bajo nombres y códigos secretos.
  • En el lujoso corporativo de Odebrecht, un rascacielos de cristal ubicado en el barrio de Butanta, al oeste de Sao Paulo, donde también tenía su sede el departamento de los sobornos, se resguardan los archivos de Drousys, un sistema diseñado para mover dinero sin dejar registro en los libros contables de la empresa.
  • Uno de los abogados de Odebrecht que habló a condición de no ser identificado, explicó que los fiscales de países que firmaron el acuerdo les hacen llegar los pedidos de información para que peritos forenses ajenos a Odebrecht realicen las búsquedas en la base de datos y en poco tiempo se entregan los documentos solicitados, sin la intermediación del Ministerio Público de Brasil.

En Drousys, hoy bajo resguardo del Ministerio Público brasileño, se resguarda una gran cantidad de información que da cuenta del historial de los pagos ilegales, los registros de las transacciones, los estados de cuenta de las empresas offshore, los emails y los contratos con las empresas donde la compañía tenía operaciones.

La principal ventaja que obtienen los fiscales de las naciones que sí tienen un acuerdo de cooperación con la compañía es que en cuestión de días tienen acceso a la información almacenada en los servidores del Departamento de Operaciones Estructuradas, la oficina de Odebrecht que palomeaba y gestionaba los pagos indebidos a funcionarios de América Latina.

  • “Cuando necesitamos hacer consultas, como parte de los acuerdos firmados, hacemos una solicitud a una firma externa de compliance que tiene autorización para hacer pesquisas y ubicar documentos que sirvan para corroborar los relatos”, detalló otro de los ejecutivos de la constructora en Brasil.
  • Para que México pueda tener acceso a esa información existen solo dos caminos: pedirla directamente a la empresa tras la firma de un acuerdo de colaboración, o solicitarla vía la FGR a la secretaría de Cooperación Internacional de Brasil para que desde Brasilia se envíe el pedido a la empresa.

Hasta ahora México ha elegido el segundo camino: entre febrero de 2017 y noviembre de 2018, las autoridades enviaron 12 pedidos a Brasil para solicitar información y declaraciones de testigos como parte de sus pesquisas sobre Odebrecht. Aún no tienen respuesta para cuatro de esos pedidos, según respondió en junio pasado la Coordinación de Asuntos Internacionales de la FGR.

Esa docena de solicitudes, sin embargo, refleja que México ha sido uno de los países más inactivos en el envío de peticiones a Brasil. Desde que inició la investigación Lava Jato, los fiscales de Perú enviaron 174 pedidos, los de Suiza mandaron 121 solicitudes y las autoridades estadunidenses hicieron llegar 54 peticiones, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Cooperación Internacional brasileña al que tuvo acceso Quinto Elemento Lab./PROCESO-PUNTOporPUNTO

Nota completa en el Enlace:

https://www.proceso.com.mx/596717/mexico-rechaza-via-rapida-para-hacer-justicia-por-odebrecht-2

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.