PANDEMIA aumentó la demanda de PLÁSTICO de un solo uso; el 80% de desechos caerán en los OCÉANOS

En México, la pandemia también afectó la demanda de los plásticos, así como los desechos, pues según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México, la basura generada por tipo biológico

Un estudio realizado en colaboración por la universidad china de Nanjing y la estadounidense en San Diego, California, han observado un aumento en la demanda de plástico de un solo uso durante la pandemia de Covid-19, lo que ha generado aproximadamente unos ocho millones de toneladas de desechos plásticos.

  • La investigación señala que este aumento se ve reflejado en un mayor uso de productos derivados del plástico como cubrebocas, guantes y protectores faciales, además, los investigadores estiman que unas 25 mil toneladas caigan en los océanos.

La revista científica PNAS señala que en este año, la demanda de plásticos, así como la mala gestión en control de residuos ha permitido que una parte de estos terminen en mantos acuíferos agravando el problema a nivel mundial.

El estudio fue realizado en base a un modelo numérico el cual cuantifica el impacto que la pandemia ha provocado en la cantidad de desechos plásticos de origen terrestre, comenzando desde el inicio de esta hasta el pasado mes de agosto.

  • Los investigadores señalan que dentro de unos tres o cuatro años se espera que una parte importante de estos desechos plásticos llegue a las playas o al fondo marino. Y a su vez, una pequeña parte irá a mar abierto, para terminar en los centros de los océanos donde se harán ‘parches de basura’ y se acumularán.
  • El modelo funciona con realidad virtual la cual simula los movimientos del agua en el mar con factores como el viento y el sol, los cual alteran el movimiento de los plásticos que flotan en la superficie del océano para hundirse en las profundidades, así lo explicó Yanxu Zhang, de la Universidades de Nanjing.

El modelo muestra que alrededor del 80% de los residuos plásticos que transitan en el océano terminan en el Ártico en donde se prevé que para 2025 se forme una zona de acumulación de plástico.

Para la investigación, la mayor parte de los plásticos que terminan en los mantos acuíferos se producen y son desechados de Asía, y constituyen principalmente a residuos hospitalarios, es por eso que los investigadores esperan se realicen mejores medidas de control para el desecho de este material a nivel mundial.

  • En México, la pandemia también afectó la demanda de los plásticos, así como los desechos, pues según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México, la basura generada por tipo biológico – infecciosos aumentó hasta un 300%, lo que representa 29 mil toneladas de desechos plásticos solamente en 2020.

Es por ello que en México se ha buscado regular el uso de los plásticos, y más con el aumento durante la pandemia, la cual puede provocar que los mares y toda la vida marina perezca en los próximos años. A inicios del 2021, la Ciudad de México prohibió la utilización de plásticos de un solo uso, con el objetivo de contribuir a disminuir los desechos generados, sin embargo, con la llegada de la pandemia esto no se ha podido cumplir.

Cubrebocas y guantes terminan en las playas

A la lista habitual de basura que termina en las playas de todo el mundo, se suman ahora cubrebocas y guantes que usan las personas para evitar el coronavirus. El año pasado, voluntarios que recogieron basura en las playas de Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong encontraron equipo de protección personal desechado.

  • El miércoles, el grupo ambiental Clean Ocean Action de Nueva Jersey publicó su recuento anual de basura extraída de las costas del estado. Además de los plásticos, colillas de cigarrillos y envoltorios de comida que ensucian la arena cada año, los voluntarios del grupo retiraron de las playas de Nueva Jersey mil 113 cubrebocas y otras piezas de equipo de protección relacionado con el coronavirus durante el otoño.

“Usado correctamente, el equipo de protección personal salva vidas; si se desecha incorrectamente, se mata la vida marina”, dijo Cindy Zipf, directora ejecutiva del grupo. “La basura de los equipos de protección personal es un resultado grave de la pandemia y es 100 evitable evitable. Usémoslo correctamente y luego desechémoslo adecuadamente en un bote de basura. No es difícil, y es lo menos que podemos hacer por esta maravilla de un planeta en el que todos vivimos”.

  • Los cubrebocas y guantes comenzaron a aparecer en las playas poco después del estallido del COVID-19 el año pasado, y siguieron apareciendo a medida que las personas cansadas de las cuarentenas buscaban un escape en la playa.
  • En la segunda mitad de 2020, voluntarios de todo el mundo recolectaron más de 107 mil artículos de equipo de protección personal, según Ocean Conservancy, pero el grupo considera que la cifra verdadera es mucho mayor.

El grupo ambiental informó el mes pasado que 94 por ciento de sus eventos de limpieza encontraron equipo de protección personal desechado, y los barbijos representaron el 80 por ciento del total./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario