WASHINGTON inicia investigación contra las EXPORTACIONES MEXICANAS

Senadores solicitaron la incorporación de especialistas en materia laboral y medioambiental a las Embajadas de México en EU y Canadá.

A sólo tres días de haber entrado en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el gobierno de México envió una carta al Departamento de Comercio estadounidense para defenderse de la amenaza de una imposición unilateral de aranceles contra importaciones de origen mexicano por más de 1,300 millones de dólares anuales.

  • El caso consiste en que Estados Unidos inició una investigación bajo la Sección 232 sobre sus compras externas de transformadores eléctricos, de cuyos productos abarcados México es su principal proveedor, con envíos por 1,314 millones de dólares en el 2019.
  • La investigación engloba las importaciones estadounidenses provenientes de todo el mundo en esa canasta de productos, en la que México tuvo una participación de 38% en el año pasado. Otros proveedores fueron Canadá, China, Alemania, Corea del Sur y Austria.

La Sección 232 es una de varias herramientas unilaterales que Estados Unidos tiene a su disposición para abordar las barreras comerciales y otras prácticas de comercio exterior.

“Las exportaciones mexicanas de los bienes sujetos a la investigación del Departamento de Comercio no representan una amenaza de seguridad nacional para los Estados Unidos”, dice la carta enviada por Aristeo López, representante de la Oficina Comercial de la Secretaría de Economía en Washington.

Además, argumenta, México considera que la investigación de la Sección 232 del Departamento de Comercio es contraria a los intereses compartidos de Estados Unidos y México de aumentar el comercio bilateral y mejorar la competitividad económica de la región.

  • “En cambio, México cree que nuestros dos países deberían centrarse en encontrar formas de fortalecer los lazos comerciales y económicos bilaterales, particularmente ahora que el T-MEC entró en vigor “, insta López.
  • El 11 de mayo, a partir de solicitudes de miembros del Congreso de Estados Unidos, un fabricante de acero eléctrico de grano orientado (GOES, por su sigla en inglés) y productores de transformadores de potencia, el Secretario de Comercio inició la investigación.

El grupo de productos abarcados incluye laminaciones para núcleos apilados para su incorporación a transformadores, núcleos apilados para su incorporación a transformadores, núcleos enrollados para su incorporación a transformadores, transformadores eléctricos y reguladores de transformadores.

Sin embargo, los productos investigados están sujetos a una regla de origen establecida en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ahora es más estricta en el T-MEC.

“Por lo tanto, el nuevo acuerdo debería resolver la preocupación subyacente. La imposición de derechos 232 permitiría al único productor en los Estados Unidos actuar, en la práctica, como un monopolio. Sin embargo, no tiene suficiente capacidad instalada para abastecer al mercado de los Estados Unidos, y mucho menos a toda la región de América del Norte. Esta situación tendrá un impacto negativo en los consumidores de los Estados Unidos”, concluye.

Bajo la Sección 232, ya Estados Unidos y México estuvieron involucrados en una disputa comercial sobre las acciones estadounidenses para imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde México. En este caso, se fijaron también aranceles a la Unión Europea, Canadá y Brasil, entre otros.

Por T-MEC, solicitan el monitoreo laboral

Con el fin de monitorear las obligaciones comerciales de nuestro país y evitar riesgos por incumplimiento de los compromisos derivados del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las senadoras Vanessa Rubio y Patricia Mercado solicitaron la incorporación de especialistas en materia laboral y medioambiental a las Embajadas de México en Estados Unidos y Canadá.

  • Las legisladoras del PRI y Movimiento Ciudadano, respectivamente, explicaron que con la entrada en vigor del Tratado trilateral, es urgente una interlocución al más alto nivel para aplicar de manera efectiva las disposiciones sobre temas sindicales, condiciones de trabajo y paneles de solución de controversias.
  • En las consideraciones del punto de acuerdo presentado, destacaron que el tema del medio ambiente no se debe descuidar “para que no nos lleven a tribunales, pues eso es lo último que queremos”.

Combustibles fósiles, un riesgo

Explicaron que a partir del 1 de julio surgieron elementos en materia laboral que pueden representar un riesgo en caso de incumplimiento por parte de México, como son la libertad de asociación y derecho a la negociación colectiva; la abolición del trabajo infantil; la eliminación de discriminación y las condiciones aceptables de trabajo, entre otros.

Las senadoras detallaron que con el nuevo esquema para el panel de controversias, los Gobiernos analizarán las posibles violaciones recurrentes a los derechos laborales que afecten a todo un sector o industria y se podrán establecer represalias como la imposición de aranceles o multas, e incluso, el embargo.

  • Advirtieron que al regresar al uso de los combustibles fósiles, nuestro país daría marcha atrás al compromiso asumido en la Ley General de Cambio Climático y en la Ley de Transición Energética, en la que México se comprometió a generar al menos 35% de energía eléctrica a base de energías limpias para 2024.

Además se podría afectar el compromiso en el Acuerdo de París, para que en 2030 las emisiones de gas de efecto invernadero disminuyan 22 % en México./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.