En la CENTRAL de ABASTOS de la CDMX inauguran PLANTA de BIODIÉSEL

Autoridades de la Ciudad de México inauguraron una planta de biodiesel en la Central de Abastos (CEDA), la cual generará combustible amigable con el ambiente a partir del tratamiento de aceite usado en cocinas, restaurantes y fábricas de alimentos.

  • La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, detalló que el líquido producido en esta planta tendrá que ser combinado en 10% con el diésel que proviene del petróleo para que así pueda ser usado en camiones de transporte o carga, los cuales emitirán menos contaminantes.
  • El director general de la CEDA, Héctor Ulises García Nieto, indicó que la inversión total fue de aproximadamente 4,500 millones de pesos (mdp), de los cuales 4,000 mdp fueron otorgados por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) de la CDMX.

En conferencia de prensa, abundó que están en fases de prueba para que el biodiésel sea usado en los camiones de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), por lo que dicho organismo podría ser un comprador interesado, aunque hay diferentes alternativas para la comercialización del combustible.

  • En ese sentido, Shienbaum señaló que RTP podría adquirir biodiésel a un menor precio al del mercado, se reducirían las emisiones contaminantes y la planta de la CEDA podría continuar con su operación.

Indicó que dicha fábrica tiene la capacidad para producir 3,000 litros diarios de biodiésel, aunque esta cantidad puede ampliarse.

“Si consideramos que se puede usar en un 10% de mezcal con el diseño (de petróleo), funcionaría para 200 autobuses diarios u otro vehículo como un camión de basura o de transporte de carga”, acotó.

Por su parte, la técnica responsable del laboratorio de Bioenergía de la CEDA e investigadora del Instituto Politécnico Nacional, Violeta Mena Cervantes, abundó que el precio de este combustible podría ser 15% más barato del que se comercializa comúnmente, aunque esto depende de varios factores, como el precio mundial del petróleo y el aceite reutilizado.

“Un cuello de botella es el costo el aceite residual que puede ser de hasta 60% del costo, nos movemos a partir del precio del costo residual, los últimos precios que hacemos rondan entre los 9 y 10 pesos por litro, abría que sumar el (costo del) procedimiento”, añadió.

  • Sobre la generación de empleos, la académica del IPN indicó que hay un alto grado de automatización en la planta, por lo que de manera directa se necesitaría de tres a cuatro empleados de alta especialidad, pero conforme vaya creciendo el proyecto se podrían necesitar más especialistas.

Sin embargo, reiteró que se podrían generar trabajos indirectos a partir de la puesta en operación del laboratorio.

Planta solar en la mira

La titular del Ejecutivo local indicó que también tienen en mente otros proyectos de energía para la capital, como una planta de energía fotovoltaica en los techos de la CEDA, para la cual ya están en pláticas con la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para el financiamiento.

“La idea es que la inversión sea pública, una parte la vamos a hacer con uno de los fondo de la Sener, que son fondo de apoyo a las energía renovable y otra parte con el gobierno de la ciudad”, refirió.

  • El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Fadlala Akabani, adelantó que ya están en contacto con varias empresas interesadas en el proyecto, puesto que no sólo tienen pensado realizar de este tipo en la CEDA, sino también en los techos de los edificios públicos.
  • “Durante sexenio tenemos planeado alrededor de 200 edificios públicos que son propiedad del gobierno de la ciudad que tienen paneles fotovoltaicos en sus edificios. Estamos haciendo el análisis en cada uno de ellos si es viable o no colocar los paneles”, sostuvo.

Bajo este panorama, indicó que mantuvo mesa de diálogo con alrededor de 80 empresas interesadas en este proyecto, por lo que más adelante darán a conocer las información al respecto.

El responsable de la Central de Abastos indicó que este centro económico tiene un consumo anual de 85 gigawatts, por lo que el proyecto pretende instalar paneles solares sobre una superficie de 510,000 metros cuadrados, los cuales generarían 52.7 gigawatts al año.

“Por cada mega megawatt suministrado por las celdas de la ceda se dejarían de demandar 0.78 megawatts que usa la central de combustible fósiles”.

Enfatizó que con ello se dejarían de generar 27,700 toneladas de dióxido de carbono al año, así como 70,000 barriles de petróleo al año.

Además, calculó que la vida de las celdas es de 30 años, por lo que durante toda su vida útil dejarían de emitir 810,000 toneladas de gases de efecto invernadero./FORBES-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.