AMLO controla a 4 de 11 MINISTROS de la SCJN

En un año de Gobierno, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, logró posicionar a tres ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

El Senado de la República eligió a Margarita Ríos-Farjat como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia.

La abogada y doctora en Política Pública por el Tecnológico de Monterrey obtuvo 94 votos a favor de su postulación; más que suficientes para alcanzar la mayoría calificada.

Sin embargo, llegará al máximo tribunal del país con la sombra de su cercanía con el presidente López Obrador.

Nueva “ministra carnal”

Antes de rendir protesta como ministra Margarita Ríos-Farjat era titular del Servicio de Administración Tributaria, órgano dependiente de la Secretaría de Hacienda. Es decir; formaba parte del gobierno de la 4T. O dicho de otro modo, era una subordinada del jefe del Ejecutivo.

  • Lo anterior pone en duda su imparcialidad en la Suprema Corte.
  • Por si fuera poco, la llegada de Ríos Farjat a la SCJN está precedida por un escándalo: la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora.
  • Cabe recordar que Medina Mora renunció a su cargo en octubre. Además, previo a su dimisión, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda congeló sus cuentas y las de 11 personas físicas y morales relacionadas con él.

La renuncia de Medina Mora permitió al presidente López Obrador proponer la Suprema Corte a tres perfiles afines para ocupar la vacante.

AMLO controla más de un tercio de la corte

Ríos Farjat, quien finalmente resultó seleccionada, es la tercera ministra que llega a la Corte a propuesta de López Obrador.

  • El primero fue Juan Luis González Alcántara Carrancá; mientras que la segunda fue la ministra Yasmín Esquivel Mossa, esposa del contratista favorito de AMLO, José María Rioboó.
  • Asimismo, el presidente López Obrador y su gabinete son cercanos al ministro Arturo Zaldívar; amigo personal de la titular de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

Con estos cuatro perfiles afines a la 4T, AMLO ya controla más de una tercera parte de la Suprema Corte, que está compuesta por 11 ministros.

Expertos advierten pérdida de autonomía

En un año de Gobierno, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, logró posicionar a tres ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN): Jazmín Esquivel, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Margarita Ríos-Farjat, por lo que se encendieron las señales de alarma sobre un control inminente en el Poder Judicial.

En ello coincidieron expertos en política consultados por ContraRéplica, quienes destacaron que el ministro Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN, aunque fue propuesto por Felipe Calderón ha demostrado tener afinidad con el Gobierno del Presidente López Obrador, por lo que con la reciente designación de Margarita Ríos-Farjat cuenta con los cuatro votos necesarios para detener cualquier controversia constitucional.

  • En entrevista con este diario, el historiador y analista, José Antonio Crespo dijo que en otros tiempos los cargos en el poder se repartían por cuotas entre partidos “ahora todo lo que vemos es que los cargos, todas las vacantes que van surgiendo en los órganos de control y en las instituciones autónomas, en este caso la Suprema Corte, pues los nombra el Presidente a través del Congreso, pero el Congreso nombra a quienes el Presidente quiere y ésto es una forma de quitar la autonomía a estas instituciones”, añadió.
  • “La nueva ministra que entre estará pegada con el Presidente López Obrador, por lo que con Zaldívar, ya tendrá cuatro de 11 votos requeridos y ya puede echar abajo cualquier acto de controversia constitucionalidad”, explicó.

“Aunque hay que ver su desempeño, no lo demos por sentado, aunque todo apunta hacia allá, pero con estos cuatro incondicionales, la Corte ya pierde la autonomía suficiente para contradecir al Presidente. Por ejemplo, las acciones de inconstitucionalidad que son las que le importarían a López Obrador, pues no pasarían”, dijo.

  • El historiador ejemplificó el caso de la controversia emitida contra la denominada Ley Bonilla, que amplía de dos a cinco años el mandato del actual gobernador de Baja California. “Por ejemplo, llega a la Corte como acción de inconstitucionalidad, entonces los cuatro de López Obrador dicen: pues no proceden o si es válido lo que hicieron en Baja California, pues ya estuvo”.

Mientras que para el jurista Diego Valadés, aunque sí representa un riesgo los tres nombramientos hechos ya por el Presidente en el Poder Judicial, hay que esperar y confiar en la calidad de las figuras que están cómo ministros, pues aunque hayan sido propuestos por el Ejecutivo Federal, eso no implica que habrá un sometimiento, o que tengan que ser “sirvientes”.

“Por ejemplo, el actual Presidente de la Corte, Arturo Záldivar fue maestro en la escuela de Derecho de Felipe Calderón y lo designó por reconocimiento, pero cuando tuvo que votar algunas sentencias en las que el expresidente Calderón tenía un interés pues resulta que no votó a favor. A lo mejor pudiera suceder lo mismo”, puntualizó./CONTRA PESO-CONTRAREPLICA-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.