Defiende MINISTRO la INDEPENDENCIA JUDICIAL

Le recuerdan al presidente López Obrador el precepto del Benemérito de las Américas: Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho

Una de las más importantes coincidencias que tenemos con usted, es el precepto juarista que norma nuestra vida constitucional: Nada por la fuerza, todo por la razón y por el derecho, dijo el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al jefe del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, durante la presentación de su informe de labores.

En su último informe, el también presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) afirmó que los poderes de la Unión deben trabajar articulados, en armonía y concordancia. Lo anterior, en un momento en el cual existen confrontaciones con el Congreso y el Poder Ejecutivo por los altos salarios de los integrantes de la SCJN, los juzgados y los tribunales, además de su oposición a que se reforme la manera en que se selecciona y adscribe a los impartidores de justicia.

Durante la ceremonia realizada en la sede de la SCJN se vivieron momentos de tensión debido a que el ministro sufrió un mareo que provocó una pausa de unos tres minutos. Aguilar Morales aspiró aire, suspendió la lectura de su discurso y se recargó en el atril. López Obrador se levantó de su asiento y se colocó en posición de auxiliar al presidente de la Suprema Corte.

  • Fue una ceremonia con muchos momentos atípicos: el Presidente de la República no ingresó por la puerta principal, sino por un acceso lateral debido a una manifestación en contra de los integrantes del Poder Judicial de la Federación.
  • La transmisión que realizó el Canal Judicial sólo difundió tomas cerradas de Aguilar Morales e hizo un paneo cuando el presidente de la Corte se mareó, y el presidente López Obrador no participó en la tradicional comida que se ofrece al término de un informe de labores en la SCJN.
  • El mareo de Aguilar Morales se presentó cuando estaba por leer la parte política de su discurso. Tras recuperarse, afirmó: “Queremos trabajar en conjunto por un México mejor, resolviendo las controversias conforme a las leyes que expide el Congreso de la Unión, acordes con la Constitución, protegiendo los derechos de todos.
  • “Queremos, en fin, como todo buen mexicano quiere, lograr, en la medida de nuestras competencias, un país más fuerte, más democrático, más libre, sin corrupción y sin simulación, y con la justicia que corresponde, como derecho inalienable, al pueblo de nuestra nación.
  • Esto no es obstáculo para el desarrollo y la legítima transformación del país. Sino la condición necesaria para alcanzar estos objetivos democráticamente. Hagamos realidad, juntos, señor Presidente, señores legisladores, el anhelo de los próceres constitucionalistas de nuestra patria para ser grandes, justos y respetados entre los demás pueblos de la Tierra. Nada, ni nadie sobre la Constitución.

Argumentó: En estos momentos en los que el país se plantea construir los caminos para la paz, la equidad y la prosperidad, es preciso destacar que estas condiciones son, como ha dicho usted, Presidente, frutos de la justicia. Por tanto, es menester fortalecer a las instituciones que imparten justicia. Lo que mantiene la regularidad de la República, es el derecho y el respeto.

Fue un mensaje constructivo

La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, consideró que fue un mensaje constructivo, conciliador, muy positivo para todos los poderes. El informe me encantó, ya que fue de respaldo a la independencia de los jueces.

Señaló que ella puede ser un vaso comunicante en este momento en que se vive una confrontación entre los poderes Legislativo y Ejecutivo con el Judicial, y también lo será para todos los poderes del Estado, los presidentes municipales, los gobernadores y los congresos locales.

Crónica, desborda multitud la precaria seguridad de AMLO

Al parecer suprimidas como elemento para contener multitudes, las vallas verdes metálicas brillaron por su ausencia y la multitud se agolpó al paso del presidente Andrés Manuel López Obrador en el breve recorrido que hizo de Palacio Nacional a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para escuchar el informe del ministro Luis María Aguilar Morales.

Fue de unos 30 metros la distancia salvada entre las puertas laterales de ambos inmuebles en la calle Corregidora. Y la gente, los reporteros y camarógrafos dejaron en calidad de presencias testimoniales a los cuatro policías militares, a los elementos de la ayudantía del mandatario y a algunos uniformados capitalinos en el esfuerzo para tratar de poner orden tanto a la ida como al regreso.

Incluso en su retorno, luego de permanecer 80 minutos en el edificio de la Suprema Corte, los toreros (vendedores ambulantes) de esa calle se prestaron de forma espontánea para abrir espacio. Fue inútil.

Con tal de verlo así fuera durante dos minutos, la muchedumbre aguantó empujones, codazos, zapes y pisotones. Y dio rienda suelta a los gritos de ¡Obrador, Obrador! y ¡Presidente, presidente!, en la primera ocasión en que, en un acto solemne, en los alrededores de los históricos edificios de la avenida Pino Suárez no fueron bloqueadas las manifestaciones ni la circulación de automotores. /CANAL JUDICIAL- PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.